Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador

 Secciones
Palabras iniciales
Suscripción gratis
Artículos
Opiniones
Lecturas para el profesor
Cursos y eventos
Experiencias / Sugerencias didácticas
Reseñas y novedades editoriales
Actividades para clases
Enlaces (links)
Noticias generales
Anécdotas
Cartas de lectores
¿Quieres ser corresponsal?
Publique su artículo
Sobre el autor

E/LE Brasil

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Noticias generales >>  La lengua española, un asunto de Estado: Labastida
 
La lengua española, un asunto de Estado: Labastida
 

12-02-2011. Recién nombrado director de la Academia Mexicana de la Lengua, el poeta y filósofo se pronunció por impulsar los esfuerzos para dar mayor presencia al español mexicano, ya que nuestro país es el que cuenta con más hablantes.

La lengua española, un asunto de Estado: Labastida
Recién nombrado director de la Academia Mexicana de la Lengua, el poeta y filósofo se pronunció por impulsar los esfuerzos para dar mayor presencia al español mexicano, ya que nuestro país es el que cuenta con más hablantes.

Uno de cada cuatro hablantes de español es mexicano: existen más de 100 millones de hablantes en nuestro territorio y, sin embargo, ni la Academia Mexicana de la Lengua ni México mismo ha visto en la lengua española lo que debe ser: “No le damos la importancia que tiene y debe ser considerada como un asunto de Estado, no es un asunto trivial”, a decir del poeta Jaime Labastida, recién nombrado director de la Academia Mexicana de la Lengua, en sustitución de José G. Moreno de Alba.

En entrevista, el también director de Siglo XXI Editores aseguró que la Academia no ha logrado más por carecer de recursos, de ahí su llamado a que el gobierno mexicano y la sociedad asuman la responsabilidad de la difusión y conservación de la lengua.

“El único presidente que ha visto a la Academia con visión de estadista ha sido Miguel Alemán, pues gracias a él y a la Academia Mexicana de la Lengua se dio la formación de la Asociación de Academias de la Lengua Española; además, mientras la Real Academia hace mucho desde el punto de vista de investigación y de trabajos, la academia colombiana hizo mucho en su época, en México no se ha hecho lo suficiente.”

Desde esa perspectiva, al tiempo de reconocer los esfuerzos del Instituto Cervantes en la enseñanza y difusión del español en distintos países del mundo, Jaime Labastida señaló que llegó el momento de pensar en un organismo que cumpla con esa función desde la parte mexicana, mediante la creación del Instituto Alfonso Reyes.

“Qué tristeza que nosotros no podamos enseñar el español mexicano o su variante en Estados Unidos, mientras el Instituto Cervantes está enseñándoles a los descendientes de mexicanos a hablar como peninsulares. Creo que la Academia Mexicana debe jugar ahí un papel y, junto con otras instituciones, tratar de crear el Instituto Alfonso Reyes en Estados Unidos y en Brasil.”

Honor y responsabilidad

Jaime Labastida nació en Los Mochis, Sinaloa, el 15 de junio de 1939; fue elegido académico numerario en noviembre de 1997 y en sesión desarrollada el pasado jueves nombrado director de la Academia Mexicana de la Lengua, cargo que ocupará a partir del 24 de febrero, por un periodo de cuatro años. El escritor Ignacio Padilla y el literato colombiano Belisario Betancour fueron aceptados como nuevos miembros de esta institución.

“Si no el más alto honor que he recibido, posiblemente sea uno de los más altos. Estoy al mismo tiempo de contento —es la culminación de muchos años de trabajo—, pero la asumo como una responsabilidad, porque se trata del cuerpo de una enorme tradición que ha hecho mucho por la defensa y el desarrollo de la lengua española,” comentó el poeta.

El escritor reconoce los retos que enfrentará como director de la Academia, si bien está consciente de que se trata de una verdadera corporación, en la que no se puede hacer nada sin el concurso de todos sus miembros, siendo el director “una persona que canaliza todos los esfuerzos.

“Aquí lo importante no solamente es saber que los más grandes escritores de México han formado parte de la academia y que grandes historiadores y científicos han sido parte de la misma, sino el trabajo de la academia como corporación: qué es lo que yo quisiera que la Academia asumiera como suyo, la responsabilidad de contribuir a que la sociedad perciba la lengua española como parte de su vida cotidiana y de su vida misma.”

Doctor en filosofía por la UNAM, Jaime Labastida formó parte del grupo literario La espiga amotinada, autor de títulos como Animal de silencios, Elogios de la luz y de la sombra o La sal me sabría a polvo.

Como parte de sus esfuerzos, el filósofo buscará que haya una participación mayor de la sociedad en los esfuerzos de la Academia y ejemplifica con la Fundación del Español Urgente Fundeu, creada en España con el impulso director de la agencia EFE y una institución bancaria, mientras en México surgió por las aportaciones de entidades españolas, aunque ya cuenta con el apoyo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y la agencia Notimex.

“No me parece correcto, porque es un esfuerzo que debe emprender la sociedad mexicana y debemos tener los recursos para que la Fundeu funcione a plenitud bajo los auspicios de la Academia Mexicana de la Lengua.”

En la misma sesión en que la que fue elegido Jaime Labastida como nuevo director de la academia, se eligió a Ignacio Padilla como académico correspondiente en Querétaro y a Belisario Betancur como académico correspondiente en Bogotá, Colombia.

Esfuerzos panhispánicos

De los esfuerzos recientes de la Academia Mexicana de la Lengua resaltan la publicación del Diccionario de Mexicanismos, coordinado por Concepción Company, y el Diccionario Escolar, bajo la dirección de José G. Moreno de Alba y que se anunció como una de las aportaciones de la institución a los festejos por los centenarios de la independencia y de la revolución.

“Es la primera vez que un diccionario escolar que va a tener un carácter panhispánico, va a servir de base para lo que hagan suyo las restantes academias de la lengua española y tiene su origen en México”, a decir de Jaime Labastida, porque casi “todos los trabajos académicos tienen como origen la Real Academia Española”.

El diccionario pretende ser entregado a los estudiantes de secundaria en el país y sólo se está a la espera de que se le destinen los recursos a Conaliteg para que se imprima, siendo, además, otro de los ejemplos de la manera en que debe insertarse la academia mexicana en los trabajos que se desarrollen en el ámbito de lengua hispana.
Fuente: Milenio online, sección Cultura
autor: Jesús Alejo
Fecha: 12-02-2011,
URL:
http://impreso.milenio.com/node/8910626

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337