Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador

 Secciones
Palabras iniciales
Suscripción gratis
Artículos
Opiniones
Lecturas para el profesor
Cursos y eventos
Experiencias / Sugerencias didácticas
Reseñas y novedades editoriales
Actividades para clases
Enlaces (links)
Noticias generales
Anécdotas
Cartas de lectores
¿Quieres ser corresponsal?
Publique su artículo
Sobre el autor

E/LE Brasil

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Noticias generales >>  Cada idioma ocupa un lugar diferente en el cerebro
 
Cada idioma ocupa un lugar diferente en el cerebro
 

09-07-2004. Entrevista al neurolingüista Josef Grodzinsky.
Según Grodzinsky, también las preguntas y las respuestas se crean en áreas distintas.

A los 50 años, el profesor en Neurolingüística Josef Grodzinsky piensa en retirarse a algún lugar frente al mar. "Pero aún no me he dado permiso", dice. Nació en la ciudad israelí de Haifa, pero vive en Quebec, Canadá. Lleva toda la vida investigando cómo pasamos del pensamiento al habla en el cerebro, ahora en la McGill University y también en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Grodzinsky abre la charla relatando el caso de un paciente que hablaba con elocuencia, pero se bloqueaba cuando le hacían cualquier pregunta. Y enseguida explica que eso sucede porque las preguntas y las respuestas son gestionadas por áreas diferentes del cerebro. "Es mucho más fácil declarar que responder y más cuando está usted bajo presión", apunta.

—Por eso responder un interrogatorio es más desagradable que dar una conferencia.

—Sí, y el señor sin respuestas sufría una afasia, consecuencia de un ataque cardíaco que había afectado la zona de las respuestas en el cerebro, pero eso no le impedía ser brillante emitiendo largas sentencias. También he visto pacientes capaces de decir: "María toca a Pepe" pero incapaces de formular: "María es tocada por Pepe".

—Curioso.

—Lógico, porque la voz activa y la pasiva son gestionadas por diferentes sectores del área cerebral de Broca, donde se localiza el lenguaje. A este paciente un ataque le había dañado el punto de la voz pasiva, pero la de la activa funcionaba bien.

—¿Por qué le interesan esos pacientes?

—Mi trabajo es hacer ingeniería inversa con esos afásicos, del mismo modo que esos ingenieros que, a partir de una sola pieza estropeada, deducen cómo funciona un motor.

—¿Hay otros modos de saber cómo hablamos?

—El más espectacular es la resonancia magnética funcional (fMRI), que nos permite obtener imágenes del cerebro en actividad, mientras piensa, mira, oye, calcula, habla o lee.

—¿Sabemos qué pasa por la mente cada momento?

—Sí. Algunos científicos creen que pronto llegaremos a la neurología inversa, es decir que podremos predecir el comportamiento viendo esas imágenes del cerebro en actuación. Ya sabemos, al ver esas resonancias, que cada idioma ocupa una zona diferente del cerebro.

—¿Y los bilingües?

—Conforman un uso del cerebro diferente y a la larga un cerebro distinto. Un hablante inglés, por ejemplo, utiliza zonas de la corteza frontal, mientras que un hablante italiano emplea áreas del lóbulo temporal, cuando lee un texto en su idioma nativo.

—¿Todos los cerebros tienen el mismo modo de funcionar?

—A mí me interesan las diferencias individuales en el modo de hablar. Cuando encuentro a alguien que pronuncia mal las rr, por ejemplo, intento caracterizar el error y saber si es relevante.

—¿Hasta dónde quiere llegar?

—Primero quiero demostrar que los neurólogos y los lingüistas tienen que trabajar juntos si quieren entender cómo piensa y habla un ser humano y el segundo objetivo es trazar el mapa de la sintaxis en el cerebro.

—¿Dónde están el verbo, sujeto, predicado...?

—Exacto. Sabemos, al haber estudiado a esos afásicos, que cada función tiene su lugar en el cerebro. Si supiéramos localizarlo, descubriríamos el misterio de la formación de una frase. Así sabríamos si nacemos con la capacidad de hablar o la aprendemos. Creo que comprender la relación pensamiento—lengua es la próxima gran frontera de la ciencia.

fuente: El Clarín
fecha: 09 de julio de 2004.

 


 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337