Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador

 Secciones
Palabras iniciales
Suscripción gratis
Artículos
Opiniones
Lecturas para el profesor
Cursos y eventos
Experiencias / Sugerencias didácticas
Reseñas y novedades editoriales
Actividades para clases
Enlaces (links)
Noticias generales
Anécdotas
Cartas de lectores
¿Quieres ser corresponsal?
Publique su artículo
Sobre el autor

E/LE Brasil

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Noticias generales >>  La nueva traducción anima a los lectores
 
La nueva traducción anima a los lectores
 

06-01-2004. Cervantes resucita en EEUU de la mano de Grossman.

La nueva traducción al inglés del clásico de la literatura universal 'El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha', de Miguel de Cervantes, realizada por la traductora estadounidense Edith Grossman, ha recibido excelentes críticas en el ámbito literario desde su lanzamiento el mes pasado. Grossman, que ha traducido a respetados autores latinoamericanos contemporáneos, entre ellos los colombianos Gabriel García Márquez y Alvaro Mutis y el peruano Mario Vargas Llosa, es considerada una de las mejores traductoras literarias de Estados Unidos.

Una traducción maestra

Su traducción de la novela de Miguel de Cervantes y Saavedra (Alcalá de Henares, 1547-Madrid, 1616), publicada por Ecco/HarperCollins, ha sido calificada por el escritor mexicano Carlos Fuentes como "realmente maestra", y ha sido descrita por el prestigioso semanario especializado Publishers Weekly como "honesta, robusta y reveladora".

En la introducción de la nueva edición, el escritor y crítico literario neoyorquino Harold Bloom elogia la "calidad extraordinariamente alta de la prosa de Grossman". "La atmósfera espiritual de una España ya en brusco declive puede sentirse (en esta traducción), gracias a la destacada calidad de la dicción de Grossman", apunta Bloom, profesor universitario y autor de más de veinte libros de crítica.

El sueño de todo traductor

Según Daniel Halpern, director editorial de Ecco/HarperCollins, Grossman "es la mejor de los mejores". "Todos los traductores no son iguales, y ella es la menos igual a todos los que he leído", señaló a la prensa local el editor, quien asegura que si Grossman no hubiese aceptado este importante encargo, Ecco/HarperCollins no se hubiera embarcado en el proyecto.

"Recuerdo haberle dicho que no podía realmente sentir que su vida como traductora sería completa hasta que tradujera Don Quijote, y a mí me parecía
que ella era la única persona que podía hacerlo", dijo. Al principio, Grossman dudó en asumir el proyecto, ya que siempre había trabajado con autores contemporáneos, pero pensó que "Don Quijote es el sueño de todo traductor" y que "un clásico puede ser traducido muchas veces, dejando siempre algo nuevo para el lector".

"La traducción siempre añade algo nuevo. Cada traducción atrae lectores nuevos y diferentes o vuelve a capturar a los viejos lectores que no han leído el libro en muchos años", indicó. Traduciendo el "Quijote", Grossman, de 67 años, dice haber vivido "los años más difíciles y satisfactorios" de su carrera profesional.

Cervantes en inglés contemporáneo

El proyecto, asegura, era abrumador, tanto por los "cuatrocientos años de erudición que hay detrás del libro" como por "la inmensa responsabilidad que implica traducir un libro de esta estatura" y "la influencia que toda traducción tiene en los lectores". La primera consideración de Grossman fue decidir qué tipo de voz narrativa utilizar, pues "la prosa de Cervantes no es arcaica, sino muy creativa y original". Grossman optó por un inglés contemporáneo, en lugar del tono poco natural del inglés del siglo XVII.

"La diferencia entre el lenguaje ordinario de Don Quijote y el lenguaje ordinario de Sancho (Panza) es enorme. El Quijote es un hombre muy bien educado, y Sancho es analfabeto, así que sus niveles de lenguaje son diferentes", dijo Grossman en una entrevista con el canal de televisión pública PBS. "Cervantes deja muy claro que ambos personajes son diferentes, y lo que traté de hacer fue recrear esa diferencia en inglés", agregó.

La pasión de Grossman por el idioma español nació durante sus años de estudiante de secundaria en Filadelfia, lo que sumado a su capacidad de lectora voraz la llevaron a estudiar la lengua y literatura españolas, primero en EEUU y después, en 1963, en España, bajo el auspicio de una beca Fulbright. Luego obtuvo un doctorado en literatura latinoamericana por la Universidad de Nueva York y poco después se estableció como profesora universitaria.

autora: Alejandra Villasmil
fuente: El Mundo
fecha: 6 de enero de 2004.
URL: http://elmundolibro.elmundo.es/elmundolibro/2004/01/05/narrativa_espanyol/1073300243.html 
 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337