Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador

 Secciones
Palabras iniciales
Suscripción gratis
Artículos
Opiniones
Lecturas para el profesor
Cursos y eventos
Experiencias / Sugerencias didácticas
Reseñas y novedades editoriales
Actividades para clases
Enlaces (links)
Noticias generales
Anécdotas
Cartas de lectores
¿Quieres ser corresponsal?
Publique su artículo
Sobre el autor

E/LE Brasil

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Noticias generales >>  Dominar la lengua es una cuestión de identidad
 
Dominar la lengua es una cuestión de identidad
 

23-10-2003. Entrevista con el director de la Real Academia Española Víctor García de la Concha
En una época en que todos usan jeans y toman Coca-Cola, en una época en que el inglés se ha convertido en la lengua dominante y otras están en vías de desaparecer, la cuestión de la identidad lingüística no es una cuestión menor.
 
"El dominio de la lengua no es erudición ni adorno: es una cuestión de identidad, una cuestión de ser", dice con entusiasmo militante Víctor García de la Concha, director de la Real Academia Española y presidente de la Asociación de Academias de la Lengua Española, que ha venido a la Argentina para definir detalles de la organización del Tercer Congreso de la Lengua Española, que se realizará dentro de un año en Rosario.
 
Y, aunque en su propio país los jóvenes utilizan un español "absolutamente zarrapastroso", empieza a reconocer los signos de una nueva conciencia. "La lengua la hacen los hablantes y cada nueva generación es responsable de lo que hace con la lengua -sostiene-. Y, como dice Pedro Salinas, es necesario que al morir dejemos a nuestros hijos el patrimonio lingüístico enriquecido."
 
"Se nos llena la boca con la expansión del español, con los 400 millones de hispanohablantes -continúa-, y es verdad, pero es una verdad a medias. No es una cuestión solamente cuantitativa o demográfica, sino también de calidad. La globalización está haciendo que vayan a quedar pocas lenguas de comunicación universal. Una lengua, para ser una lengua de comunicación universal, necesita cuatro cosas: muchos hablantes, estructura trabada, presencia importante en las nuevas tecnologías y en el mundo de las comunicaciones científicas, y alto reconocimiento en los medios diplomáticos."
 
El español cumple las primeras dos condiciones, pero no las otras dos. "A fines del siglo XVI -observa García de la Concha- se hizo un gran esfuerzo para colocar el español en esa posición de lengua de comunicación universal. En aquel tiempo los temas importantes de filosofía, de teología y de ciencia se escribían en latín. Fray Luis de León tuvo que salir a defender la posibilidad de escribir en español una obra como "De los nombres de Cristo". Y hubo en aquella época tratados de arquitectura, obras científicas que se escribieron en español. Aquellos hombres fueron conscientes de lo importante que era, e hicieron el esfuerzo."
 
La riqueza de la lectura
 
En una civilización predominantemente audiovisual y pasiva no se enriquece el uso lingüístico.
 
"Lo enriquecemos cuando leemos, cuando escribimos, cuando reflexionamos -dice García de la Concha-. Es necesario volver a aquellos ejercicios que se hacían en la escuela, de leer en voz alta, de escribir. El dominio lingüístico es una cuestión de identidad, de ser. Uno es más si tiene mayor dominio lingüístico. Uno es más libre, uno tiene mayor capacidad de comprensión del mundo, uno disfruta más de la vida. Nadie le robará a usted el ser persona si usted tiene la lengua. Sin personas lingüísticamente formadas no hay buen ciudadano posible. Un hombre que no está lingüísticamente formado está sometido, sin capacidad de discernir."
 
Con el nuevo fenómeno de la unión de las academias, con la nueva política panhispánica, todas las obras son obras de todas las academias. Y como ejemplo de la nueva política académica García de la Concha se refiere con orgullo al "Diccionario panhispánico de dudas", "que ha quedado tan bien".
 
De esta obra, que será presentada próximamente, ya se conoce un anticipo, publicado en el sitio de la RAE en Internet ( www.rae.es ). El director de la RAE espera que este material tan útil se incorpore a los manuales de estilo de los medios de todo el mundo hispanohablante.
 
En todo el mundo, y de esto no se salva siquiera el dominante inglés, hay preocupación por el estado de las lenguas. En España, cuenta García de la Concha, se da una situación paradójica. Las generaciones jóvenes utilizan un español "absolutamente zarrapastroso", difícilmente llegan a construir una oración simple de sujeto y predicado. "Lenguaje tartamudeante", lo llama el director de la Academia.
 
Sin embargo, en los últimos años la corporación recibe cada vez más consultas (40.000 el año pasado); el sitio de la RAE en Internet tiene medio millón de visitas mensuales, y de la última edición del "Diccionario" se vendió un millón de ejemplares.
 
"Esto indica que hay una conciencia de que por ese camino vamos mal, que necesitamos lo que decía Salinas, que al morir dejemos a la nueva generación el patrimonio de la lengua enriquecido."
 
autor: Lucila Castro
fecha: 23-10-2003
fuente: La Nación line, p. 13, Cultura.
URL: http://www.lanacion.com.ar/Archivo/Nota.asp?nota_id=538224&aplicacion_id=4 
 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337