Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador

 Secciones
Palabras iniciales
Suscripción gratis
Artículos
Opiniones
Lecturas para el profesor
Cursos y eventos
Experiencias / Sugerencias didácticas
Reseñas y novedades editoriales
Actividades para clases
Enlaces (links)
Noticias generales
Anécdotas
Cartas de lectores
¿Quieres ser corresponsal?
Publique su artículo
Sobre el autor

E/LE Brasil

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Noticias generales >>  El argentino que enseña español con música en las escuelas de EE.UU
 
El argentino que enseña español con música en las escuelas de EE.UU
 

27-08-2003. A los 26 años, Justo Lamas ofrece conciertos y los chicos estudian sus canciones.
Sus temas ya están incluidos en los manuales de textos. En tres años dio 130 recitales y recorrió 40 Estados. Los docentes trabajan con sus letras.
http://www.lanacion.com.ar/03/08/27/dq_522369.asp

Desde hace tres años, 120 escuelas norteamericanas cuentan con un nuevo docente: el cantautor argentino Justo Lamas, de 26 años que, micrófono en mano, cantando y bailando, promueve la enseñanza del español entre los adolescentes.

De pelo rubio, ojos celestes y un singular parecido con el jugador Gabriel Batistuta, ofrece conciertos en vivo en los colegios secundarios para que los alumnos refuercen sus conocimientos de español, lengua cuyo aprendizaje está en auge en los Estados Unidos.

Al ritmo de La Bamba y Macarena , además de su vasta producción personal -un estilo pop latino-, los alumnos mueven sus caderas y siguen al cantante con un español muy básico cuando comienza con: "Para bailar la bamba se necesita un poquito de gracia ..."

El boom Lamas descolló en 2000, cuando él y su mujer Evangelina -que lo acompaña con gracia en el escenario-, se radicaron en EE.UU. al comprobar que cada vez más escuelas solicitaban sus shows para reforzar la enseñanza del español.

Proveniente de una familia baptista practicante de Quilmes, Lamas admiró en sus padres la vocación por el canto. A los 19 años firmó un convenio con la discográfica BMG y editó su primer disco. En 1997, una maestra norteamericana de Dallas, amiga de su padre, se entusiasmó con sus discos y los llevó para utilizar en sus clases de español en el Holton High School de Dallas. El disco hizo furor entre los alumnos y el Club de Español, del colegio, lo invitó a cantar en vivo.

Hoy ofrece 130 conciertos por año en las salas de actos de escuelas públicas. Se calcula que su música llegó a unos 600.000 alumnos de 40 Estados diferentes. En cada recital se juntan durante una hora y media unos 800 a 1000 adolescentes.

A principios de septiembre, con el nuevo ciclo escolar, su carrera cobrará otro impulso, ya que sus canciones serán incluidas en los manuales de estudios. La editorial Mc Graw Hill, una de las más importantes en el rubro de textos escolares, lanzará al mercado siete millones de ejemplares en los próximos cinco años. Por medio de las canciones de Lamas se pretende reforzar el estudio de las distintas expresiones del idioma y costumbres latinas.

Canciones en el aula

Cada manual contiene canciones denominadas "Canta con Justo" que incluyen una lección y un pentagrama para que las letras de los temas musicales puedan ser aprendidas e interpretadas por los chicos.

"Es básico que ellos trabajen las canciones antes de asistir al concierto. Lo disfrutan más", comentó Lamas, en diálogo con LA NACION. Para el cantante, aprender un idioma debe ser una aventura y no una tortura. "Para incorporar una lengua es fundamental vivenciarla -afirma- y la música llega donde no pueden llegar las palabras."

Lamas atribuye su éxito a que los alumnos quieren buscar referentes musicales más contemporáneos que clásicos como Julio Iglesias.

-¿Qué sacan en limpio los chicos de tus recitales?

-Aprenden un idioma de manera natural. Amplían su vocabulario, incorporan estructuras gramaticales nuevas, mejoran la pronunciación y se enriquecen con la interacción con un nativo del castellano. Estudiar un idioma es mucho más que aprender la gramática y el vocabulario. Es entrar en contacto con una cultura y una historia distinta a la propia. Cuando doy un show llevo folletos de nuestro país que me proporciona la Secretaría de Turismo de la Nación. Muchos adolescentes, al finalizar los conciertos, dialogan conmigo y quieren aprender más sobre el tango y el mate, temas que aparecen en mis canciones.

-¿Cómo es el público norteamericano, receptivo o frío?

-Mi mujer y yo nos sorprendemos de la fascinación que tienen por lo latino. Quieren aprender a mover las caderas, a tener más gracia. Y es increíble su calidez y su entusiasmo. No escatiman aplausos.

- ¿Qué mensaje transmitís en tus canciones?

-Mis letras y mensajes refuerzan el valor de la familia y advierten sobre los riesgos de consumir drogas y alcohol. Trato de transmitirles que vale la pena tener un objetivo y luchar por ideales. EE.UU. tiene uno de los índices de suicidio y depresión adolescentes más altos del mundo. Me llegan cientos de mails de jóvenes que no encuentran sentido a sus vidas. Sus padres están fuera del hogar todo el día, muy ausentes. Por eso compuse la canción "No hay camino sin salida", donde digo que uno puede pedir ayuda y encontrar soluciones para todo. El primer camino para salir de los problemas es buscar a Dios.

 

autora: Agustina Lanusse

fuente: La Nación line

fecha: 27 de agosto de 2003

URL: http://www.lanacion.com.ar/03/08/27/dq_522369.asp

 

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337