Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador

 Secciones
Palabras iniciales
Suscripción gratis
Artículos
Opiniones
Lecturas para el profesor
Cursos y eventos
Experiencias / Sugerencias didácticas
Reseñas y novedades editoriales
Actividades para clases
Enlaces (links)
Noticias generales
Anécdotas
Cartas de lectores
¿Quieres ser corresponsal?
Publique su artículo
Sobre el autor

E/LE Brasil

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Noticias generales >>  La música como vehículo para enseñar una lengua
 
La música como vehículo para enseñar una lengua
 

27-04-2003.
Experiencias Educativas: Una metodología no tradicional en cursos de idiomas extranjeros.
Según el especialista brasileño Júlio Diniz, se trata de una herramienta didáctica que suele resultar tan eficaz como los libros, el cine o el teatro.
Clarín. http://old.clarin.com/diario/2003/04/27/s-05015.htm
La enseñanza de una lengua extranjera no puede estar separada de la cultura. La música popular brasileña es una herramienta de una gran riqueza para estudiar portugués y aprender la cultura de Brasil, con sus transformaciones históricas." El que habla es el profesor brasileño Júlio Diniz, músico y doctor en Letras, quien visitó Buenos Aires esta semana para dar una charla sobre el lugar de la música como una nueva fuente para la enseñanza y la investigación. "La Música Popular Brasileira (MPB) es una de las expresiones más vastas de la cultura. Siempre fue hecha por el pueblo y tiene una penetración enorme en la sociedad, desde el analfabeto hasta el intelectual. Es una de las mayores fuerzas del imaginario brasileño. La literatura, en cambio, llega a un público más restringido", sostiene este hombre de 46 años, remera blanca y sonrisa enorme, quien se doctoró en Letras en la Universidad Católica de Río de Janeiro con una tesis sobre las relaciones entre música y literatura en la cultura de su país. Invitado por el Centro de Estudos Brasileiros, Diniz habló en el marco de unas jornadas de actualización docente para profesores de portugués. Su intención: mostrar la importancia de "comprender la música desde la sociología, la antropología y la historia", para dar cuenta de la inmensa diversidad cultural de Brasil. "Para enseñar una lengua hay que usar herramientas didácticas como los libros, revistas y también la música, el cine, el teatro", opina. Y justifica: "Hay una enseñanza para la comprensión de la lectura. Yo, por ejemplo, puedo leer alemán bastante bien, pero no sé hablar. Otra cosa es preparar a un alumno para su inmersión en la cultura". Esta es la meta de Diniz, quien enseña portugués para extranjeros en Río de Janeiro. "Para alguien que no conoce Brasil ni su idioma, la música da un retrato muy bien acabado de las contradicciones, de las paradojas de la cultura brasileña. Algunas canciones hablan de amor, de felicidad; otras de tristeza, de muerte. Hablan de las playas de Copacabana y de Ipanema, y también de las favelas" (villas). Diniz no ignora que, para mucha gente en distintos países, música brasileña es sinónimo de samba, de carnaval, "de colas de mulatas bailando, de grandes escotes y colores". Pero la MPB es tan variada como la cultura de cada uno de los estados de ese país, como las expresiones y formas de hablar de cada región o estrato social. "Me rehúso a rotular a Brasil a través de un género solo y a decir que los brasileños son todos alegres", dispara. "La lengua vive en la cultura. Hay que pensarla como la formación de un imaginario cultural. Existe una gramática normativa y una forma brasileña de ejercitarla —explica este profesor, que también dio clases en la Universidad de Salamanca, en España—. Hay un registro escrito erudito, otro más informal, y está el registro del habla. Aquí se dan diferencias sintácticas marcadas, hay expresiones que tienen significados muy distintos del literal. Y la MPB incorpora todas estas variaciones." Diniz sabe de qué habla: junto con investigadores de la Universidad Católica de Rio, creó un Diccionario de la Música Popular Brasileira, que se puede consultar por Internet (www.dicionariomp.com.br). Allí figuran más de 5.000 ítem, de A a Z, con información sobre compositores, cantantes, instrumentos, discos. Su propuesta, aclara, está centrada en enseñar el portugués que se habla en Brasil, con sus expresiones y su pronunciación, que es muy distinta de la de Portugal y otros países donde se habla este idioma. "La lengua brasileña tiene una musicalidad, se apoya mucho en las vocales. En Portugal, en cambio, se marcan mucho más las consonantes, es una pronunciación más cerrada", detalla. Para Diniz, la música no es sólo una herramienta para la enseñanza de la lengua. Es además "un vehículo de la sociedad de la ética, de la tolerancia, porque trabaja cuestiones de etnia o de género, por ejemplo. Plantea los grandes relatos, como las guerras, el odio, las pasiones, y los microrrelatos. Una canción que habla de un tiroteo en una favela es tan importante como una que habla de la dictadura militar". Por eso no usa manuales para enseñar su idioma. "Prefiero trabajar con el cine, la música, el teatro. Por supuesto, el aprendizaje debe tener un soporte formal. No hay que dejar de lado la gramática normativa. Pero no me gustan los manuales porque en general repiten estereotipos. ¿Por qué la familia que aparece es blanca? ¿Por qué no es negra o indígena?", se pregunta. "Mi lucha es contra los universales", asegura. ¿Todos pueden aprender portugués de este modo, aun los que no saben ni una palabra de ese idioma? Diniz duda un instante. "Es una metodología que rompe con lo tradicional —admite—. Pero creo que funciona para todos." Autora: Carolina Brunstein Fuente: Clarín http://old.clarin.com/diario/2003/04/27/s-05015.htm Fecha: 27 de abril de 2003.
 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337