Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Lecturas >>  Homo Sampler
 
Homo Sampler
 

Homo Sampler
Tiempo y consumo en la Era Afterpop
Eloy Fernández Porta
Editorial Anagrama

(Buenos Aires)

 

La era de la implosión mediática demanda un nuevo modelo de ensayo que combine el fundamento de la investigación universitaria con el dinamismo de una revista de tendencias. Es así como Homo Sampler aborda un tema central: el tiempo en la sociedad de consumo. A lo largo de tres apasionados discursos creativos se exploran la huella de lo atávico en el pop, la importancia creciente del desecho en los paisajes eléctricos y las respuestas subjetivas a la «cronología objetiva» impuesta por el mercado. Tiempo regresivo, temporalidad en bucle y aceleración cronológica: el texto central de este tratado articula esos tres pasos por medio de un esquema minuciosamente estructurado: una verdadera «reconstrucción del día» en veinticuatro sustanciosas viñetas. Un libro que se lee como un ameno álbum razonado de la cultura contemporánea y que tiene el orden y el calado de una iluminadora teoría.

 

 

 

 

 

 

Fragmentos:

 

El UrPop

 

El UrPop se define como la emergencia inesperada de figuras, valores o emociones primitivos en un espacio ultramoderno. “¿Lo primitivo, dice?” “¿Ese constructo eurocentrista-occidentalista-progresivista que dio lugar a un arte pseudoautèntico, hecho de máscaras falsificadas y aspavientos tribalistas? ¿Acaso ese término, y la ideología que comporta, no fueron recursados ya por el posestructuralismo, la antropología, la crítica cultural y aun el sentido común? En efecto: a diferencias de primitivistas creyentes como – digamos – Paul Klee o Pablo Picasso , nosotros nos vemos obligados a hablar de la aparición espectral y la presencia fantasmal de lo primitivo después de su recusación teórica y en la era de su vorágine comercial. A la anulación conceptual del término en el ámbito académico le corresponde una fructífera segunda vida en la sociedad de consumo. Por ello lo usamos aquí como la idea más general, la más amplia, dentro de un conjunto de manifestaciones que apuntan a “lo anterior a la civilización, lo incivilizable” y que incluyen modalidades tales como lo mítico y lo atávico, pero también lo Fol., lo rural, lo no urbanizado. La venida de lo primitivo adquiere formas como el simulacro, el trauma o la irrisión. En algunos casos se nos aparece como tecnológicamente producido y, por ende, integrado en el infotainment; en otros, parece tomar la forma de retorno del pasado. El anuncio comentado muestra cómo la cultura comercial está enfrascada en una batalla por la tenencia y explotación de lo primitivo…”.

 

El arte del falso Folk.

 

“…Canceladas las viejas ilusiones de “naturaleza” y “creatividad”, el antiguo Homo Faber se ha convertido, en el vocabulario de Momus, en Homo Faker: el sujeto como falsificador exquisito. El Homo Faker no es sólo un trilero; es un esteta de lo inauténtico. En cuanto tal, su arte y sus maneras combinan el virtuosismo del maestro imitador de pintura con la sapiencia pop del coolhunter. Si el Homo Faker se inscribe en una larga estirpe de artistas que sitúan la técnica y el artificio por delante de la autenticidad – empezando por Zeuxis y los sofistas – su antecedente más próximo podría muy bien ser el protagonista de la clásica película de Orson Wells Fake. La obra de Welles presenta a un genio de la imitación pictórica que, con sus fraudes inmaculados, desencadena una miasma de sospecha. La autoría de las obras, la veracidad de las biografías, la certeza de la firma, la elocuencia de las imágenes …, todo ello se vuelve inverosímil; la última pieza sin caer es la credibilidad del género documental, que la película desmantela pieza por pieza, inaugurando la hoy tan concurrida vía del fake documentary. No por azar, de entre todos los artistas que pudieran dar pábulo a una falsificación, Welles escogió a Picasso, y en particular algunos de sus retratos femeninos más Ur: Welles ve en el autor de Las señoritas de Aviñón una suma compulsiva de “autenticidades de la creación” – el genio moderno, la deriva primitiva, la ruptura con el realismo y hacia la abstracción, etc. – que piden a los gritos un farol…¡rigurosísimo…”…

 

 

 

Sobre el autor:

Eloy Fernández Porta (Barcelona, 1974) es profesor en la Universidad Pompeu Fabra. Autor de los libros de relatos Los minutos de la basura y Caras B, ha editado, con Vicente Muñoz Álvarez, la antología Golpes. Su ensayo Afterpop, escogido Libro del Año 2007 por Quimera,acuñó un término que ya ha pasado a formar parte del vocabulario de la estética actual: "Uno de los mejores ensayos de los últimos años. Muy bien escrito, con abundante manejo transversal de los géneros al servicio de una profunda reflexión, veteada con parodias hilarantes" (José Luis Molinuevo); "Un lúcido ensayo con una apabullante erudición underground a tres bandas (musical, comiquera, novelera)" (Juan Cueto, El País); "Un libro decisivo; lo tengo como libro de cabecera" (Enrique Vila-Matas).

 

(c) Archivos del Sur

publicado el 18-5-2009

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337