Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Lecturas >>  Nuevos poetas italianos - Paradiso ediciones
 
Nuevos poetas italianos - Paradiso ediciones
 

Nuevos poetas italianos
Franco Loi (compilador)
Rocco Carbone (Traducción, introducción y notas)
Paradiso ediciones
(Buenos Aires) Araceli Otamendi

 

 

La compilación de Nuevos poetas italianos realizada por Franco Loi y traducción de Rocco Carbone  presenta una bellísima edición – empezando por el diseño de la tapa -.

Conocer a estos poetas de distintas regiones de Italia traducidos al “español del Río de la Plata” o bien como dice el traductor, Rocco Carbone, al castellano en su “variante porteña” es un verdadero hallazgo.

“Este libro tiene una pretensión: brindarle al lector hispanohablante – y al argentino en particular – un acercamiento ya no a una realidad lingüística presentida como única – la italiana - , sino a una pluralidad de manifestaciones fragmentarias que la acompañan y en alguna medida la conforman. En este sentido, el espíritu de esta traducción quiere hacer eco a esas palabras que Pasolini expresó en Pasión e ideología: “La polémica contra la centralización del Estado fascista coincida con la polémica contra el centralismo lingüístico, la unidad lingüística y por lo tanto la tradición”. Y a pesar de estar lejos del Estado fascita (clásico: sobre el final contexturaré este énfasis), considero estimulante recuperar esta polémica en defensa de una producción poética que mucho tiene en común con la risa bajtiniana, ya que como aquélla no impone prohibiciones sino restricciones: el poder, la violencia, la autoridad no usan nunca el lenguaje de la risa.

Ampliando: los poemas que integran el libro han sido traducidos a la variante porteña del castellano y para cada uno de ellos, en una primera nota a pie de página, se ha mantenido el texto dialectal para que el lector tuviera un acercamiento gráfico directo al código lingüístico original. Dos: una segunda línea de notas al pie es ocupada por un aparato paratextual en el que situé paráfrasis de palabras dialectales que no tuvieran un correspondiente directo en castellano (éstas hubieran dificultado la lectura, de ocupar el cuerpo principal del texto) y aclaraciones suplementarias para contextuar los poemas o algunas situaciones mencionadas en los mismos. Y tres: la traducción en sí. En algunos casos la satisfacción relativa a la traducción fue máxima: sobre todo en el caso de los poemas escritos en los dialectos centro-meridionales; en otros, y penso en los que integran el grupo de los dialectos septentrionales, la versión castellana se me antoja simple, pero misteriosa y oscura. En términos generales, la traducción constituyó un compromiso más o menos feliz entre elementos distintos, y quizá inconciliables. Y desde aquí, en más, nexando.

 

Rocco Carbone

 

 

Según palabras de Franco Loi:

 

“…Como acontece en estos tipos de elecciones, me doy cuenta de haber excluido poetas de parejo valor y omitido regiones importantes. Pienso en la Cerdeña de Masala, Lobina, Leonardo Sole, en la Puglia de Granatiero y Angiuli, y en la Calabria de Stefano Marino. Pero no me cansaré nunca de repetir que esto es sólo un libro de revelaciones y señalamientos, no una consagración literaria que, por otra parte, sólo el tiempo podrá concretar.

Siendo ésta la intención me pareció oportuno excluir también a esos poetas que, habiendo publicado por lo menos una vez sus libros en grandes editoriales y habiendo adquirido notoriedad por otras razones (cine, televisión, premios literarios prestigiosos), no necesitan ulteriores testimonios. Entonces, están incluidos sólo idealmente autores como Raffaelo Baldini, Tonino Guerra, Franca Grisoni, Paolo Bertolani, Andrea Zanzotto, Elio Bartoloni…”.

 

 

 

 

Los poetas que participan de esta antología son:

 

Tolmino Baldassari

Luigi Bressan

Nino De Vita

Bianca Dorato

Asunta Finiguerra

Amedeo Giacomini

Roberto Giannoni

Achille Serrao

Cristianzano Serricchio

Vito Trombetta

Ida Vallerugo

 

Algunos poemas:

 

Tolmino Baldassari

Nacio en Castiglione di Cervia (Rabean) en 1927. Vive en Cannuzo di Cervia.

 

Aquella linterna que andaba por el mundo

 

A veces me despierto de noche y me parece sentir

como una vez cuando era chico que afuera

mi viejo y mi vieja están atando

los dos caballos a la carreta y me parece

oír todavía la voz de ella

que dice: “Sé bueno, Gino, pobrecito, sé bueno,

Bruno”. Son Bruno y Gino los caballos.

Y entonces viene a la memoria cuando oía

las ruedas de la carreta rodar sobre la carretera

pisando las piedritas y se perdía

en el negro fondo de la noche tragándose

a mi viejo, la carreta y los caballos que

quedaban sólo ellos con la linterna

hamacada debajo de la carrera,

una linterna que iba por el mundo,

que echaba un poco de luz

 a la miseria.

 

 

Luigi Bressan

 

Nació en 1941 en Agna (Padova) y vive en Codroipo (Udine).

 

Extranjeros

 

“Ese hijo que corre

en los descampados es mi hijo”

es necesario que lo repita a los gritos,

porque todos somos extranjeros,

una vez o muchas,

y nos llamamos para reencontrarnos,

especialmente cuando,

como hoy,

las hojarascas atormentan,

se chocan con el viento,

y un lago de azul,

nos mira y nos espanta.

 

 

 

Assunta Finiguerra

 

Es de San Fele (Potenza)

 

 

Cuando el viento se esconde en las madrigueras

 

Cuando el viento se esconde en las madrigueras

no tiene paz la hoja amargada

y desde el nido no sale, porque aturdido,

el pájaro enferma por la estación.

 

Cuando el viento se yergue frente a la puerta

y golpea con las manos y espera

que te acose la muerte entre los dientes

no existes porque ya no tienes cuerpo.

 

 

 

------------------------

© Araceli Otamendi


publicado el 24-1-2009
 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337