Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Lecturas >>  Googléame, la segunda misión de Estados Unidos por Reinaldo E. Marchant
 
Googléame, la segunda misión de Estados Unidos por Reinaldo E. Marchant
 

Googléame, la segunda misión de Estados Unidos
Bárbara Cassin
Fondo de Cultura Económica -
Ediciones Biblioteca Nacional
(Santiago de Chile) Reinaldo E. Marchant


Barbara Cassin, de origen francés, es filósofa e investigadora en filología, desde esa sabiduría indagó sobre el popular buscador de Internet, resultado: un excelente libro llamado “Googléame, la segunda misión de Estados Unidos”. La obra fue publicada durante el 2008 y generó gran impacto en la opinión mundial.

La autora, claramente, señala que la “primera misión es Bush”, con sus políticas teledirigidas por todo el universo. Y luego aparece el Dios Google, que no sólo tendría por finalidad preservar toneladas de informaciones de todos los ciudadanos de la tierra, sino que la empresa que lo rige administra, “Google es campeón de la democracia cultural, pero sin cultura ni democracia…”, declara la autora.

La filósofa francesa coloca el motor de este buscador en el centro de su reflexión y analiza sus alcances políticos, económicos y culturales. Plantea que este fenómeno de Internet se ha convertido en un imperio del saber y del comercio a escala planetaria.

La escritora, también examina las prácticas sobre las cuales se ha desarrollado el poder, la moralidad implícita, la detallada descripción acerca de los estudiantes universitarios de Estados Unidos, que mientras aspiraban a un doctorado crearon el Google, dando inicio a una estruendosa entrada en la Bolsa en 2004.

El libro contiene una temática interesante, fresca, útil, que da pistas y señales de este famoso buscador que cada día utilizamos, sin saber ni imaginar el trasfondo que contiene: dudas como estas el texto las aclara.

Según la autora, mucho tienen en común el sombrío Presidente George W. Bush con los brillantes jóvenes que crearon el Google: por la ideologización agazapada que persigue.

Internet, comparada por expertos con la borgeana Biblioteca de Babel, ha venido a ser una especie de biblioteca infinita, donde sólo es accesible una cantidad finita de textos e informaciones.

Lo realmente certero es que, cual más cual menos, todos – o casi- estamos metidos a la fuerza en ese espacio virtual, para bien o mal. Poco, por no decir nada, de nuestra intimidad prevalece en nuestra esencia. Ya no somos puramente de “nosotros”, nuestra identidad y nuestros derechos han sido ”ocupados” y estacionados a modo de revelación a través de Google y demás espacios virtuales, sin permiso ni autorización. Incluso nuestros cuentos y artículo los echan a correr sin haber recibido jamás una carta de cortesía para difundirlo.

Los entendidos afirman que esto recién comienza.

Hace unos años Google anunció el ambicioso proyecto de digitalizar los contenidos de los textos conservados en las más relevantes bibliotecas de Estados Unidos, con la finalidad de colocarlos en la web para su divulgación gratuita.

Sin duda esta información despertó reacciones ambivalentes, por una parte se podía entender como un paso para la concreción de la vieja utopía de una gran biblioteca universal, aunque los detractores plantaron rápidamente los peligros encubiertos. Para el Presidente de la Biblioteca Nacional de Francia, Jean – Noel Jeanneney, el asunto no sólo olía mal sino que publicó el libro “El día que Gooogle desafíó a Europa”, que es una postura tajante de rechazo: señala que el planteamiento de Google se basa en la digitalización de textos sin un adecuado criterio de selección, y la mayoría de ellos en inglés… Que, lejos de preservar la herencia cultural de la humanidad, esto buscaría someter al predominio de la cultura yanqui. Todo aquello, sin considerar que el sistema de Google tiene una clara orientación comercial – venta de publicidad-. Finalmente, este autor llama la atención sobre la urgencia de cautelar los bienes artísticos de la humanidad, en su diversidad y pureza.

Este tema, como muchos otros relevantes que suceden en el mundo, en Chile no ha tenido la debida discusión. Sorprende cuando las autoridades y parlamentarios afirman que la igualdad, crecimiento y calidad educacional llega a los más lejanos rincones del país. Lo indican como un logro. Y muestran Internet y casas de estudios masivas como ejemplos. Quienes impartimos clase en universidades e institutos sabemos de la precariedad intelectual insólita que acosan a los jóvenes: pueden googlear, chatear y participar de estudios superiores, sin embargo escriben muy mal, distorsionando el lenguaje, leen escasamente y, lo peor, lo hacen sin entender.

Es probable que los temas del futuro sea el medio ambiente, la preservación de las especies y legados artísticos, el cuidado de las aguas, los derechos humanos- sí, por supuesto-, y los espacios de navegación virtual, que están penetrando en el alma y conducta de las personas sin normas ni límites establecidos.

He ahí la vitalidad de Googléame. Un libro para leer cansinamente, para meditar, discutir y analizar este nuevo y misterioso fenómeno creado en la Casa Blanca, cuyos alcances sólo ellos conocen.

(c) Reinaldo E. Marchant

publicado el 5-1-2009

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337