Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Lecturas >>  La ciencia de Leonardo- Fritjof Capra
 
La ciencia de Leonardo- Fritjof Capra
 

La ciencia de Leonardo
La naturaleza profunda de la mente del gran genio del Renacimiento
Fritjof Capra
Editorial Anagrama
Traducción Marco Aurelio Galmarini

 

(Buenos Aires)

Fritjof Capra, doctor en física teórica de la Universidad de Viena y autor de libros como El Tao de la física, El punto crucial, Sabiduría insólita y Pertenecer al universo - con David Steindl-Rast- investigó acerca del más grande de los pintores y genios del Renacimieto, Leonardo da Vinci, para realizar una exposición coherente del método y los logros científicos de este genio.

Para Fritjof Capra, Leonardo es el primer científico moderno, mucho antes de Galileo, Bacon y Newton.

En la historia intelectual de Occidente, el Renacimiento - que se extiende de comienzo del siglo XV a finales del XVI - caracteriza el período de transición de la Edad Media al mundo moderno. En la década de 1460, cuando el joven Leonardo da Vinci recibía en Florencia su formación de pintor, escultor e ingeniero, la visión del mundo de sus contemporáneos se entremezclaba con el pensamiento medieval. La ciencia en sentido moderno, como método empírico y sistemático para obtener conocimiento del mundo natural, no existía. El conocimiento acerca de los fenómenos naturales, a veces acertado, a veces erróneo, era el que habían legado Aristóteles y otros filósofos de la antigüedad y que los teóricos escolásticos fusionaron luego con la doctrina cristiana y presentaron como credo oficialmente autorizado. Las autoridades condenaban los experimentos científicos como subversivos, pues cualquier crítica a la ciencia de Aristóteles era para ellas un ataque a la Iglesia.

Leonardo da Vinci rompió con esta tradición. Cien años antes que Galileo y Bacon, desarrolló por sí solo un nuevo enfoque empírico de la ciencia, que implicaba la observación sistemática de la naturaleza, el razonamiento lógico y ciertas formulaciones matemáticas: precisamente las características principales de lo que hoy se conoce como método científico. Advirtió claramente que estaba abriendo un nuevo campo...".

Capra estudió los escritos de Leonardo, sus extensos cuadernos de notas. El impulso a hacerlo le llegó cuando a mediados de los años novente, vio una gran exposición de dibujos de Leonardo en la Queen`s Gallery del palacio de Buckingham, en Londres.

Dice el autor:

"...Cuando en esos magníficos dibujos contemplé la yuxtaposición, a menudo en la misma página, de arquitectura y anatomía humana, agua turbulenta y aire turbulento, remolinos de agua, el movimiento del cabello y los patrones de crecimiento de las hierbas, me di cuenta de que los estudios sistemáticos de Leonardo acerca de las formas vivas y las inertes equivalían a la ciencia de la cualidad y la totalidad, fundamentalmente distinta de la ciencia mecanicista de Galileo y de Newton. Tenía la impresión de que en el corazón mismo de sus investigaciones había una persistente exploración de modelos que establecía relaciones entre fenómenos pertenecientes a un amplio espectro de campos.

Tras explorar en varios de mis libros anteriores las equivalencias modernas del enfoque de Leonardo, conocidas hoy como teoría de la complejidad y teoría de sistemas, sentí que me había llegado el momento de estudiar en serio los cuadernos de notas de Leonardo y evaluar su pensamiento científico desde la perspectiva de los avances más recientes de la ciencia moderna.

Aunque Leonardo, en palabras del Kenneth Clark, el eminente erudito en el Renacimiento, nos dejó "uno de los registros más voluminosos y completos del funcionamiento de una mente que hayan llegado hasta nuestros días", rara vez sus cuadernos de notas nos dan indicios del carácter y la personalidad del autor. Leonardo pareció cultivar, tanto en sus pinturas como en su vida, cierto sentido del misterio. Debido a esta aura de misterio y a sus extraordinarios talentos, Leonardo da Vinci llegó a ser una figura legendaria incluso en vida, y su leyenda se vio enriquecida con diferentes variaciones a lo largo de los siglos posteriores a su muerte...".

La lectura del libro resulta apasionante para descubrir a Leonardo da Vinci, tanto artista como hombre de ciencia.

(c) María Valdés - Archivos del Sur

1-12-2008

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337