Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Lecturas >>  Simbología mapuche en territorio tehuelche -Alejandro Eduardo Fiadone
 
Simbología mapuche en territorio tehuelche -Alejandro Eduardo Fiadone
 

Simbología mapuche en territorio tehuelche
Alejandro Eduardo Fiadone
Maizal Ediciones

(Buenos Aires)

El investigador argentino Alejandro Eduardo Fiadone realiza en este libro una investigación, documentación y rescate de la simbología mapuche en territorio tehuelche. Fiadone ha trabajado y publicado libros recopilando sistemáticamente la simbología de pueblos originarios de la Argentina.

"El territorio conformado por la Pampa y la Patagonia estuvo poblado desde tiempos muy tempranos. Las primeras manifestaciones conocidas son del sitio Los Toldos, provincia de Santa Cruz, al sur del río Deseado, y datan de hace aproximadamente 12.000 años (Augusto Cardich y Nora Flegenheimer: 1978). Dentro de este vasto panaorama que comprende llanura, mesetas, valles, montañas, ríos, lagos y lagunas, se desarrollaron distintos niveles culturales hasta llegar a la denominada cultura patagoniense, antecesora directa de los tehuelches históricos, cuyos primeros rastros surgieron hace unos 4.000 años (61:36)..."

"Pueblos nómades, que circulaban por las enormes extensiones moviéndose al ritmo de las estaciones climáticas, los tehuelches conformaron dos grandes grupos: uno septentrional y otro meridional. El primero, de habla guenaken, pobló las llanuras pampeanas y las regiones cordilleranas hasta la zona media de la actual provincia del Chubut; los indígenas conocidos como pampas y querandíes pertenecieron a este grupo. El segundo, de habla chóneca y aonikén, habitó la zona media del sur de la provincia mencionada y Santa Cruz...".

"...Los tehuelches originales elaboraron una cultura basada sobre la caza, la recolección y el trabajo del cuero. Su vida fue armoniosa y aislada de otras comunidades del sur del continente, aunque mantuvieron algún contacto en la región cordillerana con los pehuenches y con los mapuches de Chile y en la provincia de Buenos Aires y en el extremo sur de Santa Cruz con grupos litoraleños.

Con la penetración de los incas en el norte de Chile y hasta su parte media, los mapuches, habitantes de esas regiones, comenzaron a ver reducidos sus territorios, lo que al poco tiempo se vio agravado por la llegada de los españoles, que empezaron a presionar desde el oriente. Estos dos puntos fueron los que generaron la "pinza" que poco a poco fue encerrando a los tehuelches y los obligó a cambiar costumbres, territorios y relaciones. Los meridionales pudieron permanecer aislados por más tiempo, pero no ajenos a los cambios. Los septentrionales, obligados a compartir su territorio, se vieron en la necesidad de mezclarse entre ellos y, con los nuevos actores, se generaron los grupos que, durante varios años vivieron inmersos en guerras, tráfico de ganado y contiendas políticas.

Para entonces, el escenario estaba comprendido por todas las actuales provincias de Pampa y Patagonia, partiendo de un límite norte que abarcaba la mitad sur de Mendoza, el extremo sur de las provincias de San Luis, Córdoba y Santa Fe y el norte de la provincia de Buenos Aires.

La cultura mapuche atravesó la Cordillera durante el siglo XVII.

Los araucanos (sus portadores) comenzaron a penetrar en territorio argentino, por el sur del Neuquén y Río Negro, (a fines del XVIII y principios del XIX e influenciaron a todos los habitantes de la Patagonia septentrional y la Pampa. Pero fue a principios del siglo XIX que grupos araucanos (los voroganos) se establecieron en la región, y comenzaron un intercambio étnico y cultural cuya consecuencia fue la denominada "araucanización" (76:244 y 253)) adoptaron los pueblos locales parte de lo trasandino, lo combinaron con lo propio y lo adaptaron a sus necesidades, generándose un proceso de hibridación cultural entre lo mapuche y los grupos preexistentes...".

El libro indaga y rescata a la vez símbolos que perduran pero que por el momento es imposible conocer en su integridad los códigos que dieron origen a los símbolos adoptados en la Pampa y en la Patagonia.

En la actualidad y siguiendo un comportamiento repetido en el tiempo desde la imposición forzada de nuevos parámetros culturales, la producción artesanal sostenida, manteniendo caracteres y simbología re-significada para adaptarse a la vida moderna, sirve como mecanismo para sostener la identidad étnica o regional a través de una imagen que remarca la individualidad.

Según Ruth Corcuera, Doctora en Historia por la Universidad Católica de Lima y Miembro de Número de la Academia Nacional de Bellas Artes:

"Todo pone de manifiesto la riqueza del arte textil mapuche y su inserción, adaptación y perduración entre las culturas de nuestro sur".

(c) Archivos del Sur

1-12-2008

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337