Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Premios- Distinciones >>  Hachas agobiadas - Víctor Hugo Valledor
 
Hachas agobiadas - Víctor Hugo Valledor
 

El cuento Hachas agobiadas de Víctor Hugo Valledor mereció el Primer Premio en el Segundo Concurso literario convocado por la Revista Archivos del Sur.
El Primer Premio está compartido con Claudio Araya Villalonga, de Chile por su cuento Una linda fiesta.

Hachas agobiadas

La población extremadamente pequeña se extiende por una sola calle. Se recuesta sobre dos palafitos fundacionales: la tierra colorada y el verde intenso.

Apenas cinco casas conforman la población estable. Los jóvenes se marcharon hacia la ciudad y sólo quedan ancianas y niños, extremos de un mismo destino.

En los montes cercanos aún pueden observarse resabios portentosos de lo que fuera la naturaleza en su potencial extremo. Gigantes de pie que se sostienen atados a un cielo de tormenta. Ellos necesitan de esas conflagraciones naturales para asirse con más fuerza al suelo y de ese modo desarrollar sus raíces con la vigorosa consecuencia de la vida.

La tarde se presenta tediosa y agobia con su temperatura. Una gran masa nubosa se acerca desde el oeste. Presupone viento o tormenta eléctrica o quizás lluvia por una semana.

Doña Ité sale de su casa y observa el cielo. Parece no preocuparse demasiado; entra a la casa y sale casi de inmediato. Se dirige a casa de doña Alfonsa y luego las dos juntas a casa de doña Irene.

Las tres se reúnen en la pequeña galería de la casa de esta última. Deliberan como si estuvieran previendo la última función del mundo en su estrategia de sobre - vida.

Doña Ité, que es la más decidida, convoca a los niños a sentarse debajo de un gran timbó que se yergue hacia la última corona de estrellas.

Una vez que los niños se han ubicado en la platea estelar, las tres mujeres salen de sus casas cada una con un hacha en la mano.

La tormenta se aproxima rápidamente. Los pájaros se entremezclan entre gritos y vuelos desordenados. La brisa crece en intensidad y se convierte en viento, la tierra colorada levanta su pollera estremecida y rodea el ámbito en su totalidad.

Las tres figuras se pierden en la tierra y sus rostros se tiñen del color de la sangre, mientras sus hachas giran y giran, dando rienda suelta a la danza que cortará la tormenta en mil pedazos y no le posibilitará dañar al pequeño mundo de las tres danzarinas.

Los niños observan atónitos. La tormenta se ha instalado con su furia. Las hachas giran y giran, se chocan entre sí, despiden luces, un trueno rompe el espacio del paisaje. Gruesas gotas como ojos de Dios se desploman sobre las tres mujeres.

De pronto caen exhaustas. La lluvia arrecia. La tierra se deposita sobre sus cuerpos, los niños no se mueven. El timbó cruje. Doña Ité mira hacia el cielo y levanta su hacha, las otras dos mujeres repiten el mismo movimiento.

Se mantienen de este modo durante un espacio de tiempo en donde una voz responde al pedido de las tres danzarinas diciendo: - Hachas agobiadas de tantas tormentas, ya es hora de dejar el paso abierto a las nuevas generaciones danzantes. Nuevas hachas serán talladas por los rayos celestiales.

Tres niños se levantan. Toman las hachas agobiadas. Danzan. La tormenta se disipa. El sol reemplaza al cansancio y el paisaje se ordena según las formas de la Vida.

 

 

(c) Vìctor Hugo Valledor

Sobre Víctor Hugo Valledor:

Nació en Berisso, Pcia de Buenos Aires, República Argentina, el 4 de abril de 1950. En la actualidad reside en la ciudad de Posadas, Provincia de Misiones, República Argentina. Es poeta y músico. Coordinador de Talleres Literarios en Berisso, La Plata, Posadas y Puerto Esperanza (Misiones). Libros editados: Los Búhos (cuentos), La botella de los hilvanes (poesía), El gesto del mito (poesía), Arcos de luna (cuentos), Geometría encantada (poesía), Esculturas poéticas (poesía), Cuentos eslabonados. Luz de mérito incondicional (poesía), El lenguaje, lo propio (ensayo en colaboración) y otros (todos de manera artesanal). Colaboró en numerosas antologías.

 

publicado 12-11-2008


imagen: Antonio Berni (muestra Quinquela entre Fader y Berni, MUNTREF)
 

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337