Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Ensayos - Crónicas >>  Crónicas de Buenos Aires -Hacer el asado- Araceli Otamendi
 
Crónicas de Buenos Aires -Hacer el asado- Araceli Otamendi
 

Parece raro ¿no? hacer un asado en Buenos Aires. A falta de casa con jardín, alguien que nació y se crió en la provincia - cosa que a mi me ocurrió - a veces se puede hacer un asado en la capital, en esta ciudad de Buenos Aires. Pero no se trata de hacerlo en el balcón o en el lavadero, no, la cosa es hacer el asado en el club.

Crónicas de Buenos Aires- Hacer el asado

 

Parece raro ¿no? hacer un asado en Buenos Aires. A falta de casa con jardín, alguien que nació y se crió en la provincia - cosa que a mi me ocurrió - a veces se puede hacer un asado en la capital, en esta gran ciudad de Buenos Aires. Pero no se trata de hacerlo en el balcón o en el lavadero, no, la cosa es hacer el asado en el club.

Hacer un asado tiene que ver con cierto rito de encender el fuego: buscar maderitas secas - generalmente las hay en el suelo debajo de los árboles -, procurarse papel de diario, carbón, son los elementos básicos para el asado. Esto tiene un ritmo, no se pueden echar todos esos elementos juntos y enseguida prenderles fuego. Tiene un ritmo y tiene pausas: mientras se pueden mirar los pájaros, los árboles, las flores - si es primavera o verano -. Entretenerse hablando con los amigos. Además hay que acomodar primero las maderitas, los bollos de papel y después el carbón.

Pero en la gran ciudad, se nota, las personas están apuradas, tanto que también lo están para hacer un asado. Y muchos ni bien llegan al club, se acomodan y enseguida empiezan a poner los elementos del asado en la parrilla como si estuvieran amontonando una pila de trastos viejos. Ni siquiera se molestan en buscar maderitas: directamente unas maderas y la bolsa de carbón con nylon y todo encima y prenden el fuego. Y digo las maderas por no decir un cajón de frutas porque a veces directamente es eso y la bolsa de carbón. ¡Qué poca artesanía para cocinar!

¡Qué apuro para comer! y hablando de apuro también qué apuro para manejar el auto y correr, porque todavía no se aprendió que los peatones tienen prioridad, sí, peatones, las personas de a pie. Y digo lo que vi cuando viajé a Alemania y justamente es un país donde no viviría, no me acostumbraría al sistema de horarios rígidos y otras rigideces, pero hay que reconocer que los peatones tenían prioridad para cruzar y hasta que no terminaba de cruzar el último peatón los autos no se movían aunque el peatón cruzara mal, lo hiciera a destiempo, se equivocara con las luces del semáforo. ¿Y por qué hay que correr tanto con el auto y no respetar al que va cruzando la calle? ¿Y por qué no tomarse un tiempo para hacer un asado bien hecho y no ese mamarracho de maderas y carbón todo junto que ni siquiera despide olor a asado sino a quemado? Es que ni siquiera distinguen lo que es un asado bien hecho - que algo tiene de olor a las maderas que se queman - y un asado que es poco menos que carne quemada al carbón. Tampoco, seguramente distinguen cuando viene la lluvia por el olor a tierra mojada mucho antes de que empiece a llover.

¿Y por qué no sentarse a mirar los pájaros, los cardenales, los pájaros carpinteros, los horneros, los jilgueros en vez de poner la música a todo lo que da?

No entiendo en qué cultura vivimos que todo hay que hacerlo rápido, hasta el asado.

(c) Araceli Otamendi - octubre de 2008

 

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337