Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Ensayos - Crónicas >>  Árboles de extraños frutos - Marco Aurelio Rodríguez
 
Árboles de extraños frutos - Marco Aurelio Rodríguez
 

el texto pertenece al libro El árbol parlante del autor chileno Marco Aurelio Rodríguez

 

Árboles de extraños frutos

 

 

 

Los árboles tienen dos edades, una necesaria y otra prodigiosa. En una de ellas nacen los bosques sagrados y divinos, los baobabs, las encinas mágicas, los árboles parlantes, los templos naturales de las hadas y los duendes. Pero las brujas sobreviven en la imaginación infidente, son las mejor adaptadas a ese escape febril.

 

 

 

¿Quién no recuerda las tempestades de los bosques shakespeareanos, o el oráculo de los árboles celtas, o los cuentos de Perrault con Caperucitas y lobos, y con princesas extraviadas en sus sueños como en una muerte simbólica?

 

La niñez es malévola. El Paraíso, inconsistente.

 

¿Cómo habrá sido el Árbol del Bien y del Mal? ¿Dónde empezaba lo Bueno y dónde lo Malo? La imagen más recia es la manzana: esplendorosa por fuera, no se sabe cuándo guarda su gusano. Tal vez por eso fue sindicada como la fruta del escándalo, fruto prohibido que, según origen hebreo del texto bíblico, podría haber correspondido a un higo o a una granada. La manzana de la discordia, la de Blancanieves. Confusiones.

 

Las figuras de árboles. La imagen de las serpientes como ramas en vez de cabellos. Las gorgonas —¡cómo no!— eran mujeres atroces con alas en la espalda (ángeles putrefactos). Poseían la facultad de convertir en piedras a quienes las miraban.

 

La imagen pervertida.

 

En el pueblo italiano de Massa Marittima, en la región italiana de Toscana, en el norte de Italia, hay un mural que data del siglo XIII y que representa un árbol de falos. “Hay 25 de ellos en total, todos de diferentes formas y tamaños, completos con testículos. Cuelgan desde las extremidades del árbol, como hojas que revolotean al viento”. El fresco sería una pieza de propaganda política con la cual una facción toscana pretendía mancillar la reputación de sus oponentes. “Es un mensaje de los Güelfos diciéndole a la gente que si a los Gibelinos les daban el poder traerían con ello la herejía, la perversión sexual, disputas civiles y la brujería”, dice George Ferzoco, un experto de la Universidad de Leicester. Sabemos que los Güelfos y Gibelinos eran dos facciones que pelearon por el poder en Toscana durante décadas en la Edad Media, y quizás la víctima más famosa de sus enfrentamientos fue Dante, el poeta y humanista expulsado de su nativa Florencia en 1302 después de que un grupo rival de los Güelfos, el partido de la limpia honradez, tomara el poder.

 

El comentarista se basa —para su interpretación de envés político— en el afán alegórico y críptico del hombre medieval, quien, por lo demás, relacionaba herejía con sodomía. Por eso también, las mujeres con hábitos que aguardan bajo el árbol de penes del mural, representarían las maldiciones que los Gibelinos traerían al pueblo. La pintura sería uno de los retratos de brujas más antiguos conocidos en el arte occidental.

 

Y la imagen final, la que concluye intrigas:

 

Diógenes El Cínico, que detestaba a las mujeres, habiendo visto una vez a varias mujeres ahorcadas en un olivo, dijo: “¡Ojalá todos los árboles tuvieran semejantes frutos!”.

 

 (c) Marco Aurelio Rodríguez - octubre de 2008

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337