Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Premios- Distinciones >>  Premio Iberoamericano de cuentos Julio Cortázar por L¡liana Heer
 
Premio Iberoamericano de cuentos Julio Cortázar por L¡liana Heer
 

El Premio Iberoamericano de cuentos Julio Cortázar fue creado por la escritora y traductora Ugné Karvelis - segunda esposa - del gran escritor argentino y se otorgó recientemente en La Habana a Polina Martínez Shviétsova por su cuento Skisein (Decálogo del año cero). El escritor argentino Oliverio Coelho recibió una mención por su cuento Sun - Woo

fotografía:César lópez, L.Heer, Alberto Guerra Naranjo y Basilia Papastamatiú
(izquierda a derecha)

 

fotografía: César lópez, L.Heer, Alberto Guerra Naranjo y Basilia Papastamatiú

(Buenos Aires) Liliana Heer

Premio Iberoamericano de cuentos JULIO CORTÁZAR

 

Creado por la escritora y traductora Ugné Karvelis con el objetivo de estimular a los narradores de Iberoamérica y homenajear al gran escritor argentino, fue convocado como todos los años por el Instituto Cubano del Libro, la Casa de las Américas y la Fundación ALIA, bajo la Presidencia de honor de Miguel Barnet y la Coordinación general de Basilia Papastamatíu.

 

 

 

ACTA de Premiación

 

Ciudad de La Habana. Frente al mar. En 27 de de agosto del año 2008.

 

El jurado del VII Premio Iberoamericano del Cuento Julio Cortázar 2008, integrado por los escritores Liliana Heer de Argentina, Alberto Guerra Naranjo y César López de Cuba, luego de la lectura y discusión de los más de trescientos trabajos presentados al Concurso toman, por unanimidad, las decisiones siguientes:

 

Teniendo en cuenta la gran figura de nuestras letras que otorga el nombre a este Premio y sus características de avanzada, ruptura, e innovación, otorgar las distinciones correspondientes.

 

Menciones a:

 

La Diabla en Paris de Patricia Jiménez López. (Cuba)

Por lo sugerente de su desarrollo textual y el equilibrio misterioso del ámbito latinoamericano y parisino.

 

Un lunes cualquiera de Carlos Alberto Costa. (Argentina)

Cuento en el que la realidad perdida en la memoria se transforma en válido argumento para  la narración.

 

Isla a mediodía de Anisley Negrin. (Cuba)

Donde a partir de una cita del propio Julio Cortázar se desarrolla una peripecia alrededor del erotismo con elementos actuales y postmodernos, tanto simbólicos como cotidianos.

 

Primera mención:

 

Sun-Woo de Oliverio Coelho. (Argentina)

Aventura viajera de la posible frustración de un escritor latinoamericano, desde luego pasando por Paris, va a encontrar refugio y contradictoria solución en una lejana y exótica peripecia erótica asiática fugaz o definitiva para iluminar u oscurecer inteligentemente el destino de la criatura protagonista.

 

El premio a:

 

Skizein (Decálogo del año cero) de Polina Martínez Shviétsova. (Cuba-Rusia)

Con la declaración inquietante de Federico Nietzsche “Cada uno es el ser más distante de sí mismo” la autora desarrolla la fórmula del misterio que para ella es la locura. Así desenvuelve una historia progresiva en diez secciones en las cuales la realidad no lastra la imaginación y permite que el relato toque los diferentes aspectos de culturas que a la vez que se entrelazan se separan y finalmente constituyen la vida “clara confusa”, de los protagonistas. Aquí la problemática actual del argumento no limita en modo alguno la pericia, imaginación y gracia de la escritura.

 

El jurado quiere subrayar la calidad sostenida de la generalidad de los trabajos presentados y a su vez señalar la amplitud territorial que ha alcanzado este concurso en el que compitieron múltiples autores de Argentina, Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, México, España y Cuba.

 

Finalmente los miembros del jurado felicitan tanto a los concursantes como a los organizadores de este VII Premio Iberoamericano del Cuento Julio Cortázar.

 

LEGADO CORTÁZAR *         Liliana Heer

 

“Nunca sabré cómo contar esto…” -es la primera frase de “Las babas del diablo”- a la que adhiero afirmando: Nunca sabré cómo contar la experiencia de lectura siendo jurado del Premio Iberoamericano de Cuento Julio Cortázar.

Si pudiera, enunciaría un pronombre que contenga todos los nombres y a la vez fragmente las sílabas hasta construir un sonido familiar e inaudito, absolutamente nuevo, tan cercano a la música como al furor de la trama.

Transmitir la experiencia de lectura es cruzar el funcionamiento de un cuerpo y el de una usina; nervios, músculos, poleas, cintas avanzan entre  pigmentos videntes de imaginación superlativa.

Por qué acepté con alegría esta invitación y por qué los buenos cuentos piden ser recontados, leídos, galardonados, no tiene respuesta, es un hecho de facto, mejor dejar afuera los interrogantes. Mejor contar la acción de la piedra o la araña en el zapato, contar para que el estómago -ese órgano que Flaubert en Bouvard et Pecuchet describía como causante del aburrimiento- nos contente.

 

Voy a poner cierto orden. Soy quien soy y simultáneamente soy el espíritu mismo de Cortázar -a quien leí y releí con entusiasmo creciente desde mi juventud. Bajo esa condición, pasando por algún estado o por varios a la vez, recorrimos juntos las páginas de todos los cuentos escritos para este certamen de La Habana 2008. ¿Será solamente mi verdad? No, estoy segura, somos varios los que compartimos esta pasión. Sin embargo, mientras cuento la experiencia, estoy / estamos solos.

 

He visto pasar historias sorprendentes, aperturas, desenlaces, devenires. Nubes reptando cielos. Vientos sobre el Río de la Plata, sobre el Sena y sobre las aguas que circundan la isla de las islas del Caribe.

Llovería despacio el tiempo de escoger.

 

 

 

 

Cortázar es escribir el equívoco, una manera de ingresar a los acontecimientos con máximo compromiso de subjetividad. Estimulados los sentidos, esas veletas de cobre que apuntan a la bifurcación entre la vigilia y el sueño, el mirar y lo mirado, la realidad una y las otras.

 

Cortázar es escribir el humor y la poesía. Un aprendizaje metafísico, trágico, cómico, esotérico, lúdico. En las etapas de iniciación permanente hay siempre listo un manual.

Repetir una consigna endulza la soledad.

Alternar la mesura con la vocación de belleza.

Abrirse paso al mundo

Llorar con ingenio,

oír el paisaje del canto,

temer al recelo y al desasosiego,

entender los signos del bien y del mal.

Aniquilar el hábito,

destruir las formas tradicionales en afán de construir.

Contra la clasificación y la impostura, vuelto el tiempo latido, tentación comestible, palco al absurdo.

 

El legado de Cortázar es extraordinario. Su biografía literaria, política, filosófica, condensada en acciones, imágenes, libros, cuerpos, personajes está diseminada en el presente y en los tiempos que vendrán.

 

 

* Texto leído durante la ceremonia de Premiación

 

 

 (c) Liliana Heer

sobre Liliana Heer: ver espacio de autor

 

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337