Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Lecturas >>  Martín Fierro - José Hernández
 
Martín Fierro - José Hernández
 

Martín Fierro

José Hernández

Editorial Claridad

(Buenos Aires) Araceli Otamendi

Una nueva edición de un clásico de la literatura argentina, Martín Fierro de José Hernández publicó la editorial Claridad.

Según la Nota del editor esta edición corresponde a los dos poemas: El gaucho Martín Fierro editado originariamente en 1872 por la imprenta de La Pampa y La vuelta de Martín Fierro, publicado en 1879 editado por la Librería del Plata e impresa por Pablo E. Coni.

Otra aclaración de la misma nota es que esta edición transcribe los dos poemas citados siguiendo las primeras ediciones: el primero de ellos con las correcciones manuscritas por Hernández tomadas del ejemplar dedicado a Mariano A. Pelliza que se encuentra en la Biblioteca Nacional. Los dos textos se reproducen manteniendo la grafía original y algunas erratas sin importancia que el autor no corrigió.

En El gaucho Martín Fierro, Hernández le escribe al Señor D. José Zoilo Miguens:

"Querido amigo:

Al fin me he decidido a que mi pobre MARTIN FIERRO, que me ha ayudado algunos momentos a alejar el fastidio de la vida del Hotel, salga a conocer el mundo, y allá va acogido al amparo de su nombre.

No le niegue su protección, ud. que conoce bien todos los abusos y todas las desgracias de que es víctima esa clase desheredada de nuestro país.

Es un pobre gaucho con todas las imperfecciones de forma que el arte tiene todavía entre ellos; y con toda la falta de enlace en sus ideas, en la que no existe siempre una sucesión lógica, descubriéndose frecuentemente entre ellas, apenas una relación oculta y remota...".

Jorge Luis Borges habla en su ensayo El escritor argentino y la tradición, del Martín Fierro.

Borges rechazaba la idea de que la tradición literaria argentina ya existía en la poesía gauchesca y explicaba las razones. Borges aludía a que esta solución, propuesta por Leopoldo Lugones, quien en El payador, dice que los argentinos poseemos un poema clásico, el Martín Fierro, y que ese poema debe ser para nosotros los argentinos, lo que los poemas homéricos fueron para los griegos. Parece difícil contradecir esta opinión, dice Borges sin menoscabo del Martín Fierro. Según palabras de Borges:

"Creo que el Martín Fierro es la obra más perdurable que hemos escrito los argentinos; y creo con la misma intensidad que no podemos suponer que el Martín Fierro es, como algunas veces se ha dicho, nuestra obra canónica". Borges, para seguir argumentando cita a Ricardo Rojas, quien también recomendaba la canonización del Martín Fierro. Pero Borges, advierte astucia en algo que Rojas escribe. Porque Rojas estudia la poesía de los gauchescos, es decir la poesía de Hidalgo, Ascasubi, Estanislao del Campo y José Hernández y la deriva de la poesía de los payadores, de la espontánea poesía de los gauchos. Hace notar entonces que el metro de la poesía popular es el octosílabo y que los autores de la poesía gauchesca manejan ese metro, y acaba por considerar la poesía de los gauchescos como una continuación o magnificación de la poesía de los payadores. Borges dice: "Sospecho que hay un grave error en esta afirmación" porque Rojas, para dar raíz popular a la poesía de los gauchescos, que empieza en Hidalgo y termina en Hernández, la presenta como una continuación y derivación de la de los gauchos y así Hidalgo es, no el Homero de esta poesía como dijo Mitre, sino un eslabón.

Borges sigue diferenciando la poesía de los gauchos de la poesía gauchesca. Advierte que son cosas distintas. Los poetas populares del campo y del suburbio, dice, versifican sobre temas generales: las penas del amor y de la ausencia, el dolor del amor, y lo hacen en un léxico muy general también; en cmbio los poetas gauchescos cultivan un lenguaje deliberadamente popular que los poetas populares no ensayan.

La poesía gauchesca, deja asentado Borges, es un género literario tan artificial como cualquier otro.

Este ensayo de Borges se refiere a la construcción de la literatura gauchesca. Pero ello no quita que Martín Fierro sea un bellísimo poema argentino, representante de nuestra idiosincrasia, que vale la pena leer y releer.

---------

Algunas estrofas de El Gaucho Martín Fierro

..........

Soy gaucho, y entiéndanló

como mi lengua lo explica:

para mí la tierra es chica

y pudiera ser mayor;

ni la víbora me pica

ni quema mi frente al sol.

...........

Mi gloria es vivir tan libre

como el pájaro del cielo;

no hago nido en este suelo

ande hay tanto que sufrir,

y naides me ha de seguir

cuando yo remuento el vuelo.

...............

Viene el hombre ciego al mundo

Cuartiándolo la esperanza,

Ya poco andar ya lo alcanzan

Las desgracias a empujones;

La pucha que trae liciones

El tiempo con sus mudanzas!

Yo he conocido esta tierra

En que el paisano vivía

Y su ranchito tenía

Y sus hijos y su mujer...

Era una delicia el ver

Cómo pasaba sus días.

Entonces... cuando el lucero

Brillaba en el cielo santo,

Y los gallos con su canto

Nos decían que el día llegaba,

A la cocina rumbiaba

El gaucho ... que era un encanto.

............

Estrofas de La Vuelta de Martín Fierro

................

El que sabe ser buen hijo

A los suyos se parece;

Y aquel que a su lado crece

Y a su padre no hace honor

Como castigo merece

De la desdicha el rigor

Con un empeño costante

Mis faltas supe enmendar-

Todo conseguí olvidar,

Pero por desgracia mía,

El nombre de Picardía

No me lo pude quitar.

.............

Andube a mi voluntad

Como moro sin señor-

Ese fué el tiempo mejor

Que yo he pasado tal vez-

De miedo de otro tutor.-

Ni aporté por lo del Juez.-

..........

Vos siempre andás de florcita,

no tenés renta ni oficio;

No has hecho ningún servicio,

No has votado ni una ves-

Marchá... para que dejés

De andar haciendo perjuicio.

..........

bibliografía: Jorge Luis Borges, Obras completas I, Editorial Emecé

José Hernández, Martín Fierro, Centro Editor de América Latina

José Hernández, Martín Fierro, Eudeba

(c) Araceli Otamendi- Archivos del Sur - 2008

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337