Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Lecturas >>  Los perros de Tesalónica - Kjell Askildsen
 
Los perros de Tesalónica - Kjell Askildsen
 

Los perros de Tesalónica
Kjell Askildsen
Editorial Lengua de Trapo
Traducción de Kirsti Baggethun y Asunción Lorenzo



(Buenos Aires) Araceli Otamendi

Escribir sobre las relaciones entre hombres y mujeres y especialmente acerca de las parejas y la convivencia es un tema recurrente de la literatura.

Edward Albee escribió la obra de teatro ¿Quién le teme a Virginia Wolf? dónde los gastados códigos de comunicación de Marta y de Jorge, protagonistas de la obra no se han renovado después de un largo matrimonio. Esto es motivo para que los personajes se enfrenten comunicándose con una ironía superlativa. De otra manera, el escritor noruego Kjell Askildsen, maestro del cuento escribe también sobre las relaciones entre hombres y mujeres, parejas y relaciones familiares con estilo minimalista y en un tono completamente distinto al de la citada obra de Albee.

El cuento que da título al libro, Los perros de Tesalónica es la historia de un matrimonio que se observa a sí mismo, donde los personajes se espían atentamente el uno al otro. La rutina ha asfixiado a estos personajes y los ha alienado en su convivencia y esto no sería un tema nuevo para contar un cuento, pero el autor utiliza el cinismo y los pequeños detalles y acontecimientos aparentemente insignificantes para lograr el efecto buscado y lo hace con maestría.

Como en ¿Quién le teme a Virginia Wolf? los códigos de comunicación de este matrimonio de Los perros de Tesalónica no se han renovado y los personajes ya no interpretan los gestos del otro:

…”Entré en el salón con el fin de quitar de allí el bastón; no quería que Beate viera que lo había roto. Ella estaba sentada en el sofá. Me miró. Buenos días, saludó. Le devolví el saludo con un movimiento de cabeza. Ella seguía mirándome. ¿Estamos enfadados?, preguntó. No, contesté. Su mirada seguía clavada en mí, era incapaz de interpretarla….”

Las actitudes de los personajes de Askilsen son distintas a los personajes de Albee: es más lo que se callan que lo que dicen.

En la obra de Albee hay un mito que sostiene a los personajes y sostiene la obra hasta el final. En los cuentos de Askildsen no se sabe qué mito sostiene a la relación de los personajes.

En los cuentos de Askildsen el lector no sabe por qué los personajes han llegado a la situación narrada, el autor muestra, presenta a sus criaturas, las pone en escena para que el lector imagine.

Tampoco las relaciones familiares que describe el autor son de color de rosa, como ocurre en el cuento Elizabeth, donde Frank, el narrador personaje va a la casa de su hermano Daniel, casado con Elizabeth. Elizabeth es también tema de conversación entre Frank y su madre, quien no aprueba a la mujer casada con Daniel: : “… ninguna es suficientemente buena para Daniel, señalé…”. Tampoco es buena la relación entre Frank y su madre: …”Llevaba dos años sin verla; el tiempo y la distancia me habían hecho reprimir mi aversión hacia ella, pero ahora volvió a aparecer. No has cambiado, dijo ella. No, contesté, lo hecho, hecho está…”.

Narrados de una manera que atrapa al lector, el cinismo de la época se hace carne en los personajes de este autor noruego para quien fueron clave Ernest Hemingway y Alain Robbe Grillet y Claude Simon, quien le inspiró la novela Entorno, que merece ser considerado como uno de los maestros del relato corto dentro de la narrativa escandinava y europea actual.

© Araceli Otamendi-2008

Bibliografía:

Entrevista de Winston Manrique Sabogal publicada en el Suplemento Babelia Diario El País, 10-5-2008

Más sobre el autor y nota relacionada:

Publicada en Archivos del Sur- Lecturas

Últimas notas de Thomas F. para la humanidad Últimas notas de Thomas F. para la humanidad KJELL ASKILDSEN Editorial Lengua de Trapo 128 págs. Traducción: Kirsti Baggethum y Asunción Lorenzo "... perdone pero ya casi sólo me quedan las palabras. Perdone...". Y ésta es en mi opinión una frase clave de todo el libro...




© Araceli Otamendi

Bibliografía:

Entrevista de Winston Manrique Sabogal publicada en el Suplemento Babelia Diario El País, 10-5-2008

Nota relacionada:

Publicada en Archivos del Sur- Lecturas

Últimas notas de Thomas F. para la humanidad Últimas notas de Thomas F. para la humanidad KJELL ASKILDSEN Editorial Lengua de Trapo 128 págs. Traducción: Kirsti Baggethum y Asunción Lorenzo "... perdone pero ya casi sólo me quedan las palabra. Perdone...". Y ésta es en mi opinión una frase clave de todo el libro...


 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337