Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Lecturas >>  La casa de los encuentros - Martin Amis
 
La casa de los encuentros - Martin Amis
 

La casa de los encuentros
Martin Amis
Editorial Anagrama

(Buenos Aires)Araceli Otamendi

Se podría enmarcar esta nueva novela del escritor inglés Martin Amis dentro de la tradición novelística de la que participa el escritor ruso y Premio Nobel de Literatura Alexander Solschenizyn con su célebre novela Archipiélago Gulag publicada en 1973. Faltaban entonces dieciseis años para la caída del Muro de Berlín. El Gulag – sigla de Glavnoye Uplavlenie Laguerei o Dirección General de Campos de Concentración, era, según Solyenitzin un asombroso país fraccionado en archipiélagos por la geografía pero fundido, por la psicología en un continente, un país casi invisible, casi impalpable, poblado por los zekos. Los zekos eran los presos. “No me atrevo a escribir la historia del Archipiélago, dice Solschenizyn, no tuve ocasión de leer sus documentos. Pero ...¿tendrá alguien esa ocasión?, se pregunta. “Después de haber pasado allí once años; después de haber vivido aquel mundo deforme, pero no como una ignominia, no como una pesadilla maldita, sino casi con cariño, ahora, convertido, por un giro feliz, en depositario de muchos relatos y cartas posteriores, ¿podré revitalizarlo, convertirlo en algo de carne y hueso, de carne viva? ...” se pregunta el novelista ruso.

Archipiélago Gulag es una novela dura, con un lenguaje frío, casi de guía turística, acerado e hiriente, a través de un via crucis de campos de concentración, de momentos de aplastamiento de los derechos humanos y de desprecio por la justicia.

La novela de Martin Amis recientemente publicada por Anagrama, La Casa de los encuentros, narra la historia de dos hermanos encarcelados en la Unión Soviética por irrisorias, imaginarias transgresiones políticas y los dos acaban encarcelados en el mismo campo de trabajo de Siberia. Uno de los hermanos llamado Lev, es un poeta, pacífico y pacifista. El otro, es el narrador sin nombre, el superviviente y el protector y rival de su hermano, un endurecido veterano de guerra para quien la violencia siempre ha sido un arma neutra. Con esa violencia se abrió paso por los territorios que luego serían Alemania Oriental. Los hermanos llegan al mismo tiempo a Norlag, el campo de esclavos, un lugar asociado metafóricamente con el zoológico: ahí están los cerdos, las víboras, las sanguijuelas, las langostas y los comemierdas. En el tiempo que media entre la detención de uno y otro Lev se casa con Zoya, la joven judía por la que competían y amarán toda la vida. Entre los barracones del campo que albergan a los esclavos hay una Casa de los Encuentros, que permite en el gulag las visitas conyugales.

El narrador cuenta la historia del triángulo amoroso y el encuentro entre Lev y zoya que tiene lugar en 1956 cuando las reglas del campo comienzan a relajarse y no está muy lejos ya la liberación de los hermanos. El superviviente, ya octogenario emigrado a América, vuelve a Rusia como turista o tal vez a suicidarse, y rinde cuentas a una hijastra fantasmal, de la Historia y de su historia.

Narrada con maestría, el lenguaje por momentos se torna violento, las situaciones asfixian.

En el principio, el narrador en segunda persona se dirige a “Venus”: “estás tan preparada como cualquier joven occidental podría soñar estarlo”, dice y sigue diciendo:

“y no te falta nada: una buena dieta, un generoso seguro médico, dos licenciaturas, viajes internacionales, idiomas, ortodoncia, psicoterapia y capital. Y tu piel es de un color precioso....”. El narrador se anticipa y anticipa el objetivo: ser un escritor estajanovista o “de choque” que está diciendo la verdad. Y también “su fantasma” espera censura de su lectora, Venus, pero una censura personal, dice.

Se trata de una novela magistral, otra del escritor que fue “niño prodigio” de las letras inglesas, autor además de novelas como Dinero, El libro de Rachel – ganadora del Premio Somerset Maugham, el mismo que ganó su padre, el celebrado novelista inglés Kingsley Amis, El Tren de la noche, Campos de Londres y el libro de relatos Agua pesada, entre otros.

(c) Araceli Otamendi

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337