Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  cartas >>  Día Internacional de la mujer - Ana María Manceda
 
Día Internacional de la mujer - Ana María Manceda
 

Desde San Martín de los Andes, Argentina
Querida Araceli:

Reflexivas e inteligentes tus palabras, te agradezco y te deseo un "Feliz porvenir" como mujer.
Te envío unas reflexiones mías que le envíe a amigas de mi edad, tu eres mucho más joven pero sé que las valorarás con todo cariño y agradecimiento por tu generosidad para con los escritores te saludo cordialmente.

Ana maría Manceda



Las mujeres de mi edad por Ana María Manceda


Nacimos en el siglo pasado cuando la radio unía a la familia y las comilonas de los domingos enfrentaban a los parientes por cuestiones de fútbol y política.
Pero estábamos acompañadas, los roles familiares eran definidos, los abuelos, los tíos, los padres, los hermanos, los primos.
La eduación, la salud, la moral eran prioritarios. Ante una emergencia estaban ahí todos los peleados para ayudar en lo que fuera. Cumpleaños, casamientos, velorios, toda una comunidad familiar unida, aun con el dejo de hipocresía inherente a las sociedades humanas.
Ahora, nuestros hijos trajeron la nueva comunidad, los tuyos, los míos, los nuestros, los padres separados, solos.
Si alguien muere los hijos no llegan, están muy lejos o los padres cobijan a sus hijos, no alcanza el presupuesto para su independencia, no tienen esposas sino compañeras, ellos los llaman por su nombre, no son papá y mamá. Algún nieto encuentra la felicidad con una pareja del mismo sexo y lo que en nuestra juventud nos guió la filosofía existencialista o en la mayoría de los casos la Santa Madre Iglesia, hoy es el posmodernismo. La hipocresía se desdibuja en brutales verdades, autoanálisis y pánico general, quizás haya un miedo a la libertad y nosotras aún fuertes, aún vigentes, aún pensantes, y por qué no, aún hermosas, nadando entre dos siglos, varias generaciones y miles de cambios, debemos afrontar la enfermedad y la muerte de nuestros viejos, la virtual independencia de nuestros hijos, la nueva sexualidad de nuestros nietos, nuestra propia existencia de antioxidantes, antiinflamatorios y angustias ancestrales.
Aquí seguimos estoicas, adaptándonos a todo, porque somos mujeres de ésas que tuvimos el privilegio de una educación de excelencia, un amor de comida caliente, médico de familia, retos morales, ropa limpia por el esfuerzo estoico de nuestras madres, libros comprados con mucho sacrificio y abuelos presentes con arrugas sin botox, y la mirada marcada por una ardua vida. Pero por algún misterio bioquímico nuestro cerebro viaja vertiginoso para afrontar lo que nos queda de vida y en eso no vamos a claudicar.
Con afecto, para todas las mujeres de mi edad.

Ana María Manceda

San Martín de los Andes
8-3-2008


 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337