Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Lecturas >>  Las partículas elementales - Michel Houellebecq
 
Las partículas elementales - Michel Houellebecq
 

Las partículas elementales
Michel Houellebecq
Editorial Anagrama

(Buenos Aires) Araceli Otamendi

Las partículas elementales, segunda novela del escritor francés Michel Houellebecq, ha sido reeditada ahora por Anagrama. En la novela hay dos personajes principales que son hermanastros: Michel, un científico prestigioso, investigador en biología y Bruno, un profesor de literatura.

Los dos son hijos de la misma madre, una mujer que en los años `60 los abandona para irse con una comunidad hippie en el sur de California. No es extraño que esta novela de Michel Houellebecq haya alcanzado altísimas cifras de venta y resonantes comentarios en la prensa: se trata de una novela que refleja una época, y como dice Tom Wolfe, el padre del nuevo periodismo, para que las artes sobrevivan, en este caso la novela, la revolución del siglo XXI habrá de tener un nombre al que será difícil añadir un ismo: se llamará satisfacción, se llamará vida, realidad, el pulso de la bestia humana.

Hay varios temas además en Las partículas elementales: el descreimiento de la generación del 60 y de todo lo que ella creía o descreía. La madre de los personajes, Michel y Bruno, está más interesada en no envejecer que en criar a los dos hijos. Pero eso lo reconoce Michel, al final de la novela,cuando la madre muere. Michel es el personaje más racional, en cambio Bruno, internado después en un neuropsiquiátrico no llega a racionalizar el odio a la madre, que le ha provocado el abandono sufrido en la época más temprana de su vida. Como antecedente literario de madres como las de Bruno y Michel se puede citar a La Maga, personaje de Julio Cortázar en Rayuela, la insensata madre de Rocamadur.

Hay otros temas que cruzan la novela: los nuevos descubrimientos de la ciencia y la manipulaciòn genética, es uno. Particularmente creo que se trata de una idea más bien eurocéntrica, puesta en boca de uno de los personajes: ...Hubczejak contestaba que no se trataba de reproducir la especie humana hasta en sus menores características, sino de crear una nueva especie racional, y que acabar con la sexualidad como modo de reproducción no significaba en absoluto - muy al contrario - acabar con el placer sexual....

En el siglo XIX, los empresarios circenses llevaban de gira a gente de las colonias, que exhibían en los parques zoológicos. Un grupo de ashantis causó sensación entre los madrileños en 1897, dice una nota publicada en la revista española La aventura de la Historia. La nota se titula: Zoos humanos en El Retiro de Madrid. Desde esa concepción del ser humano que mira desde Europa, desde el norte, al resto de la humanidad, la idea de una manipulación genética que permita que todos los individuos tengan el mismo código genético no parece descabellada. Sin embargo, desde el resto del mundo, que también usa tecnologías, se comunica con el otro resto del mundo, piensa, escribe e investiga, estas teorías dejan mucho que desear.

El amor y el sexo, placer y deseo son los temas que se encarnan en los personajes.

Hay también una visión desencantada de la vida que parece de Cioran:

...pero la vida siempre nos rompe el corazón. Por mucho valor, sangre fría y humor que uno acumule a lo largo de su vida, siempre acaba con el corazón destrozado. Y entonces uno deja de reírse. A fin de cuentas ya sólo quedan la soledad, el frío y el silencio. A fin de cuentas, sólo queda la muerte....

Las mujeres de la novela terminan mal. No les va mejor a los personajes masculinos.

Michel Houellebecq es un gran novelista: ha reflejado en Las partículas elementales una época: el cinismo y desencanto del fin del milenio.

(c) Araceli Otamendi

bibliografía:

Tom Wolfe, El periodismo canalla y otros artículos, Ediciones B

Zoos humanos en El Retiro de Madrid, nota de Arturo Arnalte publicada en la revista La aventura de la Historia, edición Nro. 99 (España)

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337