Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Lecturas >>  Benjamin y Brecht-Historia de una amistad
 
Benjamin y Brecht-Historia de una amistad
 

Benjamin y Brecht

Historia de una amistad

Erdmut Wizisla

Editorial Paidós

(Buenos Aires) Araceli Otamendi

Según Hannah Arendt la amistad entre Walter Benjamin y Bertolt Brecht "es única porque en ella el mayor poeta alemán vivo se encontró con el crítico más importante de la época". Hannah Arendt llamó a Benjamin un homme de lettres cuya morada estaba constituida por la biblioteca, reunida con gran pasión y sumo cuidado. Era un coleccionista que durante años no había tenido necesidad de asegurar su existencia con la escritura. Pese a una serie de conflictos manifiestos, el padre, que había alcanzado un muy buen pasar como subastador y socio de la casa de antigüedades Lepke, en el oeste de Berlín, le había financiado el estudio, el doctorado y el trabajo de investigación.

Brecht involucraba a Benjamin - como a muchos de sus amigos y conocidos- en su trabajo, le facilitaba manuscritos pidiendo que los criticara y le enviaba variantes de textos para que privilegiara una de ellas.

Es cierto que el interés de Brecht en Benjamin como crítico tenía rasgos egoístas. En principio obedecía a la estrategia de influir sobre la recepción y puesta en escena de sus textos, pero no se agotaba allí.

A partir de numerosos documentos inéditos, Erdmut Wizisla - director del Archivo Bertolt Brecht y del Archivo Walter Benjamin en Berlín - escribió este libro analizando incluso las actas de las conversaciones de la revista Krise and Kritik (1930-1931), revista que proyectaban los dos intelectuales entre otros y que nunca llegó a editarse.

Temas como la literatura policial, el pensamiento como intervención, la escritura en el exiliio, Trotsky y Stalin, Kafka, Baudelaire, ocupaban el intercambio y la amistad de estos dos intelectuales.

Según Susan Sontag "...Benjamin era lo que los franceses llaman un triste. En su juventud parecía marcado por "una profunda tristeza", escribió Scholem. Se consideraba a sí mismo un melancólico, desdeñando las modernas etiquetas psicológicas e invocando la tradicional etiqueta astrológica: "Yo vine al mundo bajo el signo de Saturno: el astro de revolución más lenta, el planeta de las desviaciones y las demoras...".

También según Sontag, "...En una fotografía tomada durante el verano de 1938, en la última de las visitas que hizo a Brecht exiliado en Dinamarca después de 1933, aparece de pie frente a la casa de Brecht, a los cuarenta y seis años es un hombre viejo con camisa blanca, corbata, pantalones con cadena de reloj: una figura suelta y corpulenta que mira en forma truculenta a la cámara...".

En cuanto a la revista que planeaban Brecht y Benjamin y que tendría el nombre "Krise and Kritik" en lo formal sería más científica, más académica que periodística, tendría colaboradores de izquierda y prácticamente no necesitaría un editor sino que Franz Hessel se limitaría a ocuparse del armado de los números.

Desde el comienzo del exilio tanto Brecht como Benjamin participaron del desarrollo de proyectos cuya meta era aunar fuerzas contra el fascismo alemán. Pero en las condiciones del exilio, fue poco lo que pudieron llevar a cabo. En el camino quedó el plan de Brecht de formar en París, en 1933, un grupo de discusión goncourtiano, del que Benjamin tomó conocimiento por Wilhelm Speyer. Y tampoco salió de la fase de planificación el proyecto de una Sociedad Diderot, que Brecht trató de concretar en la primavera de 1937.

A medida que se avanza en la lectura del libro, resulta apasionante encontrarse con el intercambio de ideas entre los dos amigos, una amistad no siempre bien comprendida por sus contemporáneos.

(c) Araceli Otamendi

 

bibliografía: Susan Sontag, Bajo el signo de Saturno, Edhasa

enlaces-sitios web relacionados

http://es.wikipedia.org/wiki/Walter_Benjamin

http://es.wikipedia.org/wiki/Bertolt_Brecht

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337