Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Ensayos - Crónicas >>  Enigmas y misterios de la II Guerra Mundial por Fermín Castro
 
Enigmas y misterios de la II Guerra Mundial por Fermín Castro
 

Desde España

Enigmas y Misterios de la II Guerra Mundial

(Madrid) Fermín Castro

 

Esta semana asomo a estos parajes con un libro bajo el brazo, Enigmas y Misterios de la II Guerra Mundial de Jesús Hernández editado por Nowtilus. La primera reacción fue- ¡Oh no! otro libro sobre misterios de la II Guerra Mundial- motivada esta reticencia por ser numerosos los libros que con titulo semejante adormecen en mi biblioteca, libros que se plagian unos a otros y que llevan aireando los mismos sucesos una y otra vez sin aportar nada nuevo. Gracias a Dios este no es de ese tipo de libros, los enigmas que plantea recogen las ultimas investigaciones realizadas hasta 2005, incluso da por terminado más de un expediente de misterio al encontrarse recientemente la solución al caso. La segunda reflexión me arrastra a aquellos terribles años de muerte, la "locura" de Hitler, la cobardía de Chamberlain, la avaricia de Estados Unidos, el mal entendido honor japonés, la inclinación asesina de Stalin y el espectáculo circense de Mussolini remaron todos juntos y en "armonía" hacia el holocausto de 60 millones de almas. La cifra es sólo eso, un número, la conciencia humana no es capaz de imaginar 60 millones de personas muertas, se produce un bloqueo en nuestra mente, Dios es misericordioso.

El colofón a esta orgía infernal lo puso el canalla de Truman al ordenar el bombardeo con bombas atómicas de las ciudades de Hiroshima y Nagasaki. La era atómica daba comienzo y el mundo se sumía en la paranoia de la Guerra Fría.

Sin perder nunca esta perspectiva, sin olvidar nunca el horror y el dolor se puede abordar la lectura de libros sobre misterios y enigmas de esta contienda. Es evidente que en una guerra de tal magnitud, las situaciones inexplicables y siempre extrañas se producen con asiduidad.

Dentro de los enigmas de la II Guerra Mundial, los relativos a desapariciones son los que me provocan mayor desazón. El caso del Lady be Good es estremecedor: en abril de 1943 un b-24 Liberator desaparecía tras realizar un raid en Nápoles. La misión estaba a cargo del 376 Grupo de Bombardeos de Ataque con base en el aeródromo libio de Soluck. Hacia poco tiempo que habían ingresado en este grupo una tripulación de jóvenes voluntariosos y patriotas, unos novatos. Todos eran inexpertos, su navegante también y esto sería determinante para el trágico final que les aguardaba. Confiaban en los aviones guía para seguir el rumbo correcto, pero estos debieron regresar antes de finalizar la misión, aquellos chicos siguieron adelante…y desaparecieron. Lo que ocurrió se ha sabido con los años, de regreso a Libia pasaron de largo el aeródromo y se adentraron en el desierto hasta quedarse sin combustible, desorientados acabaron saltando del avión cuando este agotó sus reservas. No puedo imaginar la angustia de aquellos muchachos escudriñando el cielo, buscando una luz que les señalará la base y la salvación. La pesadilla acababa de empezar, saltaron en paracaídas pero con la precipitación y haciendo gala de inexperiencia no recogieron provisiones ni agua. De los nueve tripulantes ocho sobrevivieron al salto. Se reunieron y empezaron una maratón hacia la muerte. Anduvieron 130 kilómetros, allí rendidos cinco se dejaron caer, otros tres siguieron esperanzados en encontrar ayuda, 20 kilómetros después ya eran solo dos los que caminaban…el último encontrado fue a 200kilometros! La lucha por la vida, el peso del último hombre debió ser abrumador, el era la ultima esperanza para todos. La inexperiencia los mató. Se ha podido reconstruir lo que sucedió gracias al encuentro casual de los restos del avión por un equipo de prospección petrolífera en el desierto en 1959. Desde entonces y hasta hace poco uno tras otro de los tripulantes han ido apareciendo, a veces con diarios personales narrando aquellos últimos días del la tripulación del Lady be Good.

Hoy en día hay una Davincimania, bodrios como el Código da Vinci o novelas más afortunadas como la Cena Secreta de Javier Sierra han puesto de rabiosa actualidad a Leonardo y a su pintura mural La Ultima Cena. La verdad es que sufrimos esta moda por puro milagro. Corría el 15 de agosto de 1943 cuando un grupo de bombarderos pesados aliados, los Halifax, atacaron la zona industrial de la populosa Milán. La puntería de los aliados dejó mucho que desear en aquella ocasión y soltaron sus bombas sobre el barrio antiguo de la ciudad aniquilando a toda la población civil que no tuvo tiempo de encontrar refugio. Una bomba cayó en la puerta del convento de los dominicos Santa Maria de la Grazie, el lugar que como todo el mundo sabe atesora la famosa obra de Leonardo. Parte del convento se vino abajo, el resto quedó en difícil equilibrio y con enormes grietas. Uno de los dos muros que quedo en pie fue el que tenía el mural de Leonardo. Tras las bombas de ruptura llegaron las bombas incendiarias, una cayo en la sacristía y todo lo consumió. Todo no, el mural sobrevivió. Los religiosos no podían más que afirmar que aquello fue un milagro, que coincidía por cierto, con el Día de la Asunción de la Virgen. Una intervención divina. A veces Dios es incomprensible, yo como simple y vulgar humano hubiera hecho un milagro para salvar a los que murieron en ese bombardeo y además nos hubiéramos librado de soportar a los cutres dambrownianos.

(c) Fermín Castro

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337