Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Cuentos, poemas, relatos >>  Tu lugar alguna vez por Alfredo Ariel Carrió de la Vandera
 
Tu lugar alguna vez por Alfredo Ariel Carrió de la Vandera
 

Desde Aldea Brasilera, Entre Ríos, República Argentina

...Naturalmente no hay lugar en el mundo
ni para la abuela de la inocencia
que se escapa al colegio
donde aprenden un estribillo por nada...





 

 

Cuando tu lugar en el mundo era el mundo


qué hacés allí durmiendo el desengaño


como una vieja carta


No es cuestión


de mirar las películas


y mover las caderas


.


Con el uniforme de una luna achacada


y las ventanas golpeando



En todo caso dejemos


que corra una gota en la curva de la espalda


Y retratemos todos los consuelos que guradas


en el aparador de tu vieja casa.


Naturalmente no hay lugar en el mundo


Ni para la abuela de la inocencia


que se escapa al colegio


donde aprenden un estribillo por nada


guardan su edad


para que nunca lleguemos,



se me hace que tu última enagua


se la bebió el viento.


Eso de la bofetada gris que nunca imaginabas



Y que se arruga en los diarios con


noticias lontanas.


Te dije que me avisó el gerente de


las brujas


que no te pedirán pasaporte para


soportar


los extravíos del aire libre


Y las gruñonas miradas de los que agradecieron rabias. 


Sin hacer lo que se hace.


Sin sentir lo que se siente.


Sin masticar los buenos aires de


palmadas.


Sin brindar con la boca


Una santa invitación de alegrías


descalzas.


No le pidas un porcentaje de callada


a la vida que saluda


con sus carros repletos


de canastas.


En la basílica de los pobres


Se prepara la limosna de las lágrimas.


Mientras a orilla del reloj


cada minuto te despide


de tu lugar en el mundo en que andas.


 


Tal vez alguna vez


llegues tarde a la nave


al aparador de tu vieja casa.


(c) Alfredo Ariel Carrió de la Vandera


 


 


 


 


 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337