Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Cuentos, poemas, relatos >>  Reverencia al adiós por Alfredo Ariel Carrió de la Vandera
 
Reverencia al adiós por Alfredo Ariel Carrió de la Vandera
 

Desde Aldea Brasilera, Provincia de Entre Ríos, Argentina

Compadre :

no hay palabras de piedras en la clave de sol

ni en las contradicciones de los almácigos

No es conveniente animarse a decir adiós.

Ya hemos sumado las mordidas que envejecen

y merecemos descansar de los jadeos

urgentes.

En la sala de espera de la noche

Una tarde de lluvia dije buenos días.

Así uno nace al revés de los andrajos

y se apuesta una lucha,

y se hincha de luchas

todas llenas de lluvia, de noche,

de soledades en astucia en uay

que te comen hasta el despertar.

 

No defino el final del adiós,

Tengo un amigo en San Antonio,

una hija aún sin decapitar

y dos perras que le ladran al réquiem

 para envejecer juntos.

Esta tardecita de enero

están buenos los pimientos de Calahorra

y el Este con su tormenta que amaga

una mirada de quizás.

Aún tengo viajes pendientes

a la caricatura de la rabia,

donde tomaré café

y algo más

con el verdugo de los tiempos perdidos.

La vida es zarandanga para que te toque aquel

y te lleve éste.

En la próxima risa soltaré tamboriles sin rutina

y me beberé toda el agua que dejaron los ahogados.

Los que partieron no de muerte natural.

Esas cicatrices que dejaron los compadres.

cuando se ponen corbata

y se peinan y depilan los adioses

y se olvidan que algún día juntos

amamos la revolución en alza.

Estoy vinculado con las palomas de los entretechos

para decir adiós a los que visitan el festín de

los dueños.

(c) Alfredo Ariel Carrió de la Vandera

 

 

 

 

 

 

 

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337