Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Lecturas >>  Acerca de Los demonios familiares de Alejandro Sosa Dias por Héctor Lastra
 
Acerca de Los demonios familiares de Alejandro Sosa Dias por Héctor Lastra
 

...La poesía que hace Sosa Dias es la de alguien que no rechaza usar su inteligencia (y apelar a la del lector) y que, al mismo tiempo, sabe expresar la experiencia vital. Ese es su hallazgo: la constante creación de puentes que permiten rescatar el espesor de la experiencia, de los sucesos y del tiempo sin dejar que esto se convierta en un vitalismo superficial, inmediato y sin sabor.
Unidimensional. en resumen...

 

(Buenos Aires) Héctor Lastra


 


Este libro es una buena noticia. En un género en el que es difícil escribir de modo personal, Alejandro Sosa Días lo logra. Y con medios literariamente legítimos: con frases bellas y raras, con una concepción del verso muy particular y eficaz, con una escenificación del tiempo que hace aparecer el instante, la demora y la finitud.


La buena poesía sin más. La que atrae la atención del lector y que le provoca una reflexión sin caer en recursos puramente ensayísticos. La que nos produce la comprensión de un instante, o de lo eterno, sin estafar la emoción (en las varias acepciones que podamos encontrarle a esta palabra o concepto). En parte, por razones como éstas Los demonios familiares es un libro en el que todo lector de poesía debería interesarse.


La que poesía que  hace Sosa Dias es la de alguien que no rechaza usar su inteligencia (y apelar a la del lector) y que, al mismo tiempo, sabe expresar la experiencia vital. Ese es su hallazgo: la constante creación de puentes que permiten rescatar el espesor de la experiencia, de los sucesos y del tiempo sin dejar que esto se convierta en un vitalismo superficial, inmediato y sin sabor.


Unidimensional. en resumen.


La ciudad, los suburbios, las mujeres son elementos frecuentes en los poemas de Sosa Dias pero, al revés de la poesía prestablecida, nunca se limitan a ser solamente ciudad, suburbio o mujeres. Este efecto es logrado a veces por un uso de la alusión, de un decir lateralizado que oculta tanto como revela. Cosa a la que están acostumbrados los verdaderos lectores de poesía, ya que en ella la luz que enceguece es también la que ilumina. Algunas alusiones se materializan en citas (a veces ligeramente variadas) de letras de tango, pero más habitualmente hay que buscarlas en las hendiduras del cuerpo textual, en el que se advierten referencias de diversas fuentes. Por ejemplo en el último poema del libro, si se busca, se encuentran claras referncias cinematográficas  - Que viva México de Eisenstein- ,  literarias - Under vulcano de Lowry . y filosóficas - Anaximandro -.


A primera vista podría pensarse que Los demonios familiares son descriptos por la célebre frase de Leopardi: "No me propongo narrar más que las cosas de mi espíritu". Y algo de eso hay.


Sin embargo, a pesar que no diríamos una mentira, sería dejar  demasiado en la sombra ese recurso a lo alusivo y, por lo tanto, de creación poética, de hacer aparecer algo que no estaba y que obliga a que lo sintamos necesario.


Este libro de Alejandro Sosa Días busca hacerle un lugar al poema. Lugar tantas veces borrado en la cultura de hoy. A veces por los imperativos mercantiles (cosa ampliamente conocida y criticada), y en otras por las ambigüedades y confusiones que existen en el propio ámbito poético. Una de éstas, quizás la más importante, enunciada por Henri Meschonnic, es que se confunden las palabras que están en el poema con el poema. Y no son las palabras las que hacen el poema, es el poema el que hace las palabras".


Hacer lugar al poema, pensar sus condiciones de posibililidad y eludir las visiones y versiones más standarizadas de la escritura poética. Delimitar el terreno para una escritura de este tipo es uno de los logros del libro.


Los demonios familiares exige entrega del lector a un ritmo sostenido, a veces bifurcado, donde la forma y el contenido se funden luego de pesar de la ficción a la realidad (y viceversa) hasta poner en discusión esas categorías como precarias y devolver al lector, no a otra visión de lo cotidiano sino a otro modo de escucharlo. El libro propone una travesía por espacios y acontecimientos, a primera vista conocidos, pero a los que el autor les hace ejecutar una música que, generalmente, sorprende. Una música que suena a veces en voz baja y en otras de manera extremada. Alejandro Sosa Dias deja a la vista una lírica personal alejada de todo énfasis, un estilo vital que se alcanza en cada palabra y se reinventa en cada ritmo.


 


(c) Héctor Lastra









 


 


 

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  Edita Centre d'Estudis Vall de Segó Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337