Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Premios- Distinciones >>  Premios Fundación Aerolíneas Argerntinas
 
Premios Fundación Aerolíneas Argerntinas
 

Un jurado internacional convocado por el Centro de Arte y Comunicación ­ CAYC- ha discernido los galardonados de la cuarta edición de los Premios Fundación Aerolíneas Argentinas.

(Buenos Aires)

Un jurado internacional convocado por el Centro de Arte y Comunicación ­ CAYC- ha discernido los galardonados de la cuarta edición de los Premios Fundación Aerolíneas Argentinas.
Integraron el jurado Antonio Mata (Presidente de la Fundación Aerolíneas Argentinas), Andrés Duprat (crítico de arte), Patricia Kolesnicov (escritora y periodista), Lilian Llañes (Directora de siete ediciones de la Bienal de La Habana), Ricardo Popovsky (Rector de la Universidad de Palermo), Rosa María Ravera (Presidente de la Academia Nacional de Bellas Artes) y Carlos Sallaberry (Miembro del Directorio del Centro de Arte y Comunicación). También participaron tres arquitectos reconocidos internacionalmente que vinieron a Buenos Aires invitados por Aerolíneas como jurados en este certamen y como conferencistas en la X Bienal de Arquitectura. César Pelli, tucumano-norteamericano famoso por las Petronas en Kuala Lampur, el Aeropuerto de Washington,  Telefónica, el Banco Boston en Argentina, y su actual proyecto para la Torre Repsol. Oriol Bohigas, escritor, arquitecto, decano de la Facultad de Arquitectura catalana, autor de más de treinta plazas, ex director de la Fundación Joan Miró y asesor en arquitectura y urbanismo del Gobierno Español de Felipe González y del Alcalde de Barcelona Pascual Maragall; y Mario Bellini de Milán, diseñador pionero de la firma Olivetti, autor de grandes obras como la Biblioteca de Turín y cuatro torres en Yokoham, así como reciente ganador de la ampliación para el arte islámico del Museo del Louvre, en París.
Estos premios a las artes visuales se han convertido en los más importantes del año, no sólo por los montos sino por estas brillantes personalidades del exterior que participaron: arquitectos involucrados en sus países y en el exterior con el mundo de la pintura, lo que implica una recuperación nueva positiva de la ideología renacentista en la que los maestros eran conocedores de todas las artes y los creadores y conocían la pintura, la escultura y la arquitectura.
El Primer Premio (u$s 10.000.-) fue otorgado a Diana Dowek por Des-ocupados, una tela parte de la obra Larga marcha.
Hace dos años había obtenido uno de los premios accésit por Pausa, otra de esta serie, en la que los personajes remitían a la parábola de nuestra época: la humillación de los débiles,  los imperativos sociales y  la violencia. Con una imagen contundente, casi realista estos trabajos inician una nueva representación que por supuesto coincide con los presupuestos ideológicos de toda su obra anterior, como la serie de edificios e instituciones quebradas (1994-2001), que estuvo representada en los tres Premios Costantini llevados a cabo en Bellas Artes, su muestra individual en ese Museo en el 2001.
Trabaja a partir de imágenes que documentan cuerpos cansados, agotados: fotos dramáticas, muy fuertes (por eso utiliza el blanco y negro). Si bien aparentemente coincide con la práctica de los figurativos e hiperrealistas, Dowek reelabora las fotos, agregando y sacando cuerpos de espacios neutros que va descontextualizando. Ella materializa la corriente de  la Post-figuración.
El Segundo Premio (u$s 5.000.-) a la pintora y arquitecta Laura Messing fue votado por su obra 8,66 entre medianeras. Vinculada a la investigación de la construcción social, la imagen está tomada de una calle del centro de Buenos Aires. Muestra la relación entre pasado y futuro: la estructura de tubos (acrow) entre viejas medianeras que sirve para comenzar un nuevo edificio, es el primer gesto de esta nueva obra.
Le interesó presentar el espacio vacío (rojo vivo) más que los pocos personajes (obreros): un vacío donde después surgirá la obra.
Se votaron también diez distinciones de u$s 1.500.- Una de ellas fue para Sueño de una rosa blanca de Alicia Carletti
Hace varios años, retomó el tema de Alicia en el país de las maravillas. Toda su obra estuvo siempre relacionada con Lewis Carroll y su primer ilustrador,  John Tenniel de la era victoriana (1860), caricaturista de la revista Punch.
Los grabados pequeños de esa época han sido ampliados y modificados. Sueño de una rosa tiene una mirada femenina porque Alicia es una pre-adolescente que tenía relaciones ambiguas. La rosa es el símbolo de lo artificial hecho por el hombre, las niñas están como en un bosque amenazante donde lo amoroso y lo sexual están siempre latentes: los zapatos, la ropa, el maquillaje.  La rosa es blanca pero sangra pintura roja: un camino que va del blanco de la niñez al rojo de la pubertad.
Con 26 de junio de 2002 o Los fusilados (homenaje a Goya), obra distinguida en el Premio Fundación Banco Ciudad (dirigida entonces por Aníbal Jozami), Tomás Espina abordaba la temática de la violencia y el horror en la  sociedad argentina, recuperando referencias conocidas, como las de Caravaggio, Delacroix y Edward Munch  Imágenes fugaces tomadas de los medios de comunicación que hacían alusión a una obra reconocida de la historia del arte. Preocupado por el material a utilizar en su alegato, optó por reemplazar el pomo de pintura por la pólvora, y recurrió a los artificios del op-art.
Ahora en Liquid Screen, la pólvora copia las imágenes en degradé. Antes utilizaba la pólvora de un solo color, en este caso tiene un aspecto pictórico (azufre, potasio y carbón activado). Producida como por los viejos alquimistas, al ser encendida, la mezcla genera los distintos tonos que ahora se reflejan en la tela.
Uno siempre intenta volver a casa", plantea Mariano Sapia en otro de los trabajos premiados. En esta obra ha pasado de sus imágenes pobladas con muchos personajes y objetos a  pinturas más despojadas.
La figura humana está casi desdibujada en el centro de un espacio abierto donde lo más importante es el clima y la luz: el discurso melancólico de la "pampa abierta",  que refleja la relación campo y ciudad.  
Árbol-vida  continúa la propuesta conceptual de Marie Orensanz, en obras parcialmente descifrables y decididamente herméticas, como lo es, por otro lado, toda escritura.
La capacidad de pensar y  transformar se integra a  una retórica dinámica. Es uno de los efectos buscados por esta argentina que vive en París: el vaivén de una visión inicialmente minimalista, frente a un universo rico y simbólico que lleva a una lectura repetida de distintos signos.
La exhibición de los doce premios y sesenta y tres artistas seleccionados por su calidad entre setecientos cincuenta participantes,  será inaugurada en el Centro Borges, el 17 de octubre, a las 19.

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337