Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Lecturas >>  La palabra viva por Hugo Mancuso
 
La palabra viva por Hugo Mancuso
 

La palabra viva
Teoría verbal y discursiva de Michail M. Bachtin

(Buenos Aires) Araceli Otamendi

La genealogía de "La palabra viva" dedicada a la Teoría verbal y discursiva del pensador ruso Michail M. Bachtin puede ser considerada en dos perspectivas complementarias: una inmediata, en su corta duración y otra más lejana y distante, en su larga duración.

Hugo Mancuso, el autor, licenciado en Letras por la Universidad de Buenos Aires y doctor en Letras por la Universidad de Roma I "La Sapienza", profesor de la Universidad de Buenos Aires, investigador del CONICET y del IIRS (Roma), partió del dictado de dos seminarios, uno de grado en el ámbito del Departamento de Artes de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires en 2002 y otro de doctorado y maestría, en la misma facultad en 2003. El autor reconoce también que una frase que le fuera dicha en 1978 por el profesor Ferruccio Rossi-Landi puede ser leída hoy como la causa más remota de este ensayo. En dicha oportunidad, el profesor Rossi-Landi, le explicó que él siempre había sostenido que durante el primer cuarto del siglo XX se habían sentado las bases teóricas de una ciencia unificada en lo social, en clave sígnica, que hubiese madurado naturalmente si hubiesen confluido en un único corpus teórico la tradición del empirismo lógico, la crítica croceano-gramsciana, el pragmatismo norteamericano y el materialismo histórico.

Esta hipótesis, dice Mancuso, fue concebida inmediatamente por mí, por muchas y variadas razones, como una hipótesis clave para releer no sólo la teoría sino también las más destacadas prácticas sociales del siglo XX.

Michail Michailovich Bachtin es, posiblemente, el intelectual ruso más importante del siglo XX, afirma Mancuso.Tal afirmación es válida a pesar de haber sido durante la casi totalidad de su vida un outsider, tanto antes como después de la Revolución de Octubre. Marginal durante el zarismo, incipiente durante el bolcheviquismo, perseguido durante el estalinismo. Opositor, prisionero, exiliado, sobreviviente. Aun reconociendo estos sucesivos - alternativos o complementarios - matices, una característica es constante: Bachtin nunca fue - ni quiso ser cuando pudo, al final de su vida, durante el breve interregno de Jurij V. Andropov- una pieza importante de la academia científica soviética. Eso le dio a su escritura una característica de insobornable libertad y de absoluta honestidad autotélica. El precio de semejante odisea fue altísimo, dice Mancuso: décadas de prisión, deportación, confinamiento en campos de prisioneros, detención en algún Gulag siberiano. Pasó sus últimos días exiliado ¿o autoexiliado? en algún remoto paraje de los Urales, enseñando literatura rusa en una escuela secundaria y normal. Ese Bachtin es el mismo que luego, a partir de los años sesenta, comenzará a ser reconocido en Occidente como uno de los más grandes teóricos del lenguaje y de la literatura del siglo XX, cuando en su patria los mismos académicos de Moscú, Tartu o Leningrado lo creían muerto o desaparecido durante las purgas de los años treinta.

El caso Bachtin dice el autor, resulta una de las más trágicas y notables persecuciones a intelectuales del siglo XX, de la cual sobrevivió, no obstante, su pensamiento y su escritura. Bachtin no es más que un personaje notorio en un medio intelectual particularmente destacable. Éste era un medio sociocultural plagado de grupos intelectuales, de algunos de los cuales Bachtin sería su líder y de otros, su ilustre contemporáneo. El autor menciona entre esos intelectuales a Roman Jacobson, Boris Tomashevskjj, Alexandr A. Malinovski o Jurij Tynyanov. Este círculo se desarrolló en ciudades y academias que convivían con autores como Lev S. Vigotski o Wassily Kandinsky. Y a pesar de sus múltiples y evidentes diferencias, todos ellos poseen un punto en común: fueron exiliados o masacrados o encarcelados de por vida o sobornados y finalmente acallados sin excepción por los pogromo y por las tremendas purgas de los años ´30.

En la Leningrado de los años veinte hay dos autores importantes, afirma Mancuso: Michail M. Bachtin y Vladimir I. Vernadskij, un biólogo hoy totalmente desconocido, salvo para los especialista. Ambos - junto a otros autores de distintas especialidades, muchos de ellos hoy olvidados - conforman un círculo científico que pretende, entre otras cosas, borrar toda distinción remanente entre las ciencias, rémora indeseada del analiticismo cartesiano, y afirmar la consecuente unidad epistemológica del pensamiento, así como su carácter autorreflexivo. Bachtin y Vernadskij en los años veinte comienzan a utilizar el término "biosfera" para referirse precisamente a la esfera total de la vida sobre la tierra, incluso el pensamiento. Para ellos, todo lo existente tiene puntos de contacto, análogos e incluso homólogos y no se puede distinguir más que operatoriamente, entre naturaleza y pensamiento.

Siguiendo esta tradición, dice Mancuso, Jurij Lotman y la Escuela Semiótica de Tartu llevarán hasta las últimas consecuencias esta tesis y crearán el término "semiosfera" para referirse a la esfera total y absoluta de los signos que emerge de lo existente. El corolario inevitable es la afirmación de que todo lo que existe es sígnico o puede ser entendido como tal. El autor aclara qeu Lotman sintetiza su pensamiento en su artículo "Acerca de la semiosfera" (1994-1996), el cual plantea hipótesis aún inexploradas o no debidamente aprovechadas.

Este tema y otros son abordados por Mancuso en este libro dedicado a uno de los pensadores y teóricos más relevantes del siglo XX.

(c) Araceli Otamendi- Todos los derechos reservados

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337