Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Lecturas >>  Un placer inconfesable o la idea de clase social, P.N. Furbank
 
Un placer inconfesable o la idea de clase social, P.N. Furbank
 

Un placer inconfesable o la idea de clase social
P.N. Furbank
Editorial Paidós

Buenos Aires) Hernán Díaz

Philip Nicholas Furbank, ensayista, académico y crítico de origen inglés, es profesor emérito de la Open University - Gran Bretaña-Ha escrito biografías significativas, como E.M.Forster: A Life y Diderot, por la cual obtuvo el Truman Capote Award. Ha editado también los trabajos de Daniel Defoe y la obra de Alan Turing. Sus trabajos sobre Mallarmé, Poussin e Italo Svevo lo confirman como uno de los ensayistas culturales más agudos de la actualidad.

Utilizar la categoría de "clase" supone un conjunto de presupuestos que, a poco de andar, revelan una superficie resbaladiza. Cuando una persona le asigna a otra la pertenencia a la "clase media" o "clase superior", es difícil dar cuenta a ciencia cierta de lo que significa esa atribución. Por su afinidad con el mundo de las clasificaciones y las estratificaciones, el término "clase" parece remitir a una realidad objetiva, existente, dada, a la manera de las entidades de la naturaleza. Sin embargo, postula Furbank, cualquier comentario o reflexión sobre la "clase" o las "clases" es, antes que nada, una evaluación social, un juicio, y como tal se inserta en la arena de los intercambios discursivos y de las posiciones ideológicas.

Entre los textos más provechosos escritos sobre la "clase" y "el lenguaje de la clase" se cuentan los artículos de Raymond Wiliams sobre la "clase", el "burgués", etcétera, reunidos en su Palabras clave (1976). Wiliams ofrece sólidos comentarios de la estructura de las ideas de clase; sin embargo, a lo largo de esos artículos, se observa una nota casi de lamento por la ambigüedad, la "dificultad" y la "confusión" que presenta el empleo de esas palabras. Para el autor, por lo que esto deja traslucir, Wiliams erró en su búsqueda. Para él, dice, el "lenguaje de clase" inglés exhibe vestigios de dos concepciones o modelos en conflicto. Por un lado, existía el modelo de las clases superior/media/inferior. Y por el otro, el modelo saintsimoniano, de acuerdo con el cual "tanto las clases medias, muy conscientes de sí mismas, como aquellas personas de un sector por completo diferente que, al final del período, podían describirse como pertenecientes a las clases trabajadors, adoptaron la expresión más descriptiva de clases útiles o productivas para distinguirse de las clases privilegiadas u ociosas y en oposición a ellas. Y este uso, dice Wiliams, se une extraordinariamente con el otro modelo de las clases superior, media y alta, con lo cual "los dos continúan siendo importantes y confusos".

Furbank dice que debemos desechar toda idea de que las clases "realmente" existen. No son cosas reales, sino ficciones o marcos imaginarios que las personas proyectan sobre los demás y cuya necesidad diferirá según la persona que haga la proyección y las razones que la impulsen a hacerla. Además, dice, las mismas personas construirán esos marcos de modos diferentes en distintos contextos y según la presión que ejerzan sobre ellas las diferentes circunstancias.

Para el autor, lo esencial en asignarle a una persona la pertenencia a la "clase media" o a la "clase obrera" o a la "clase superior" es un juicio y una especulación que estarán inevitablemente teñidos por la persona que juzgue y especule y por los motivos que la impulsen.

Sin duda este es un libro que provocará polémicas y por la forma en que el autor lo ha escrito, en diálogo con Wiliams, E.P. Thompson y otros sociólogos de la cultura de la escuela inglesa, abre un campo de debate para todas las disciplinas que han hallado en la categoría de "clase" un término fecundo para pensar su objeto.

(c) Hernán Díaz

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337