Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Lecturas >>  El 8° hábito - De la efectividad a la grandeza por Stephen R. Covey
 
El 8° hábito - De la efectividad a la grandeza por Stephen R. Covey
 

El libro apunta más allá de cómo organizar una empresa o cómo liderar una organización, sino más bien al crecimiento personal. Por primera vez, dice citando a Peter Drucker, hay muchísimas personas que pueden elegir y su número crece con rapidez. Por primera vez tendrán que gestionarse a sí mismas.
Y la sociedad no está preparada para ello...

(Buenos Aires) Clara González

Stephen R. Covey, el autor de "El 8° hábito, De la efectividad a la grandeza" es cofundador y vicepresidente de la Franklin Covey Company, empresa líder en servicios profesionales con oficinas en 123 países.

Uno de los temas principales de esta época es el trabajo. El mundo ha cambiado profundamente desde la publicación de Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva en 1989, dice Covey, quien también es autor de ese libro. Los retos y las complejidades en nuestra vida y en nuestras relaciones personales, en nuestra familia, en la vida profesional y en nuestras organizaciones pertenecen a otro orden de magnitud.

En realidad, para muchas personas, el año 1989 -cuando presenciamos la caída del muro de Berlín- marca el inicio de la era de la información, el nacimiento de una nueva realidad, un cambio radical de capital importancia: el verdadero inicio de una nueva era.

Muchos me han preguntado, dice Covey, si los siete hábitos siguen siendo válidos en la nueva realidad de hoy. Mi respuesta es siempre la misma: cuando mayor es el cambio y cuanto más difíciles son los retos, más válidos son. Y es que los siete hábitos se refieren a ser altamente efectivos. Representan una completa estructura de principios universales y eternos del carácter y la efectividad del ser humano.

El autor sostiene que ser efectivos como individuos y como organizaciones ya no es una elección en el mundo de hoy: es imprescindible para entrar en el terreno de juego. Pero sobrevivir; prosperar; innovar; sobresalir y liderar en esta nueva realidad nos exigirá aumentar la efectividad e ir más allá de ella. Esta nueva era exige y necesita grandeza. Exige y necesita realización, un desempeño apasionado y una contribución importante que se encuentran en un plano o una dimensión diferente, afirma. Son de una clase diferente, de la misma forma que la importancia difiere del éxito en calidad, no en cantidad. Aprovechar los niveles más elevados del genio y de la motivación del ser humano - lo que podríamos llamar voz- exige un nuevo esquema mental, un nuevo esquema de habilidades, un nuevo conjunto de herramientas... un nuevo hábito mental.

Para Covey, el octavo hábito no es una mera adición a los otros siete, un hábito que de algún modo, se hubiera pasado por alto. Se trata de ver y aprovechar el poder de una tercera dimensión de los siete hábitos que responde al principal desafío de la nueva era del trabajador del conocimiento. El octavo hábito consiste en encontrar su voz e inspirar a los demás para que encuentren la suya.

Voz es relevancia personal única, una relevancia que se manifiesta cuando nos enfrentamos a nuestros mayores desafíos y que nos hace estar a su altura.

Covey pone como ejemplo la explosión revolucionaria y exponencial de Internet como un símbolo perfecto del nuevo mundo, dice, y de la economía de la información , de los trabajadores del conocimiento y de los drásticos cambios que se han producido.

"Todos estamos volviendo a encontrar nuestras voces. Aprendiendo a hablarnos los unos a los otros

(...) En el interior, se está desarrollando una conversación que hace cinco años no se daba y que no se había visto mucho desde los inicios de la Revolución industrial. Ahora, abarcando todo el planeta por medio de la internet y de la World Wide Web, esta conversación es tan vasta y multifacética que es inútil intentar averiguar sobre qué versa. Versa sobre mil millones de años de esperanzas, de temores y de sueños reprimidos codificados en hélices dobles que serpentean, sobre el flashback y el dejá vu colectivo de nuestra y desconcertante especie. Es algo muy antiguo, elemental y sagrado, algo muy extraño que se ha liberado en las tuberías y en los cables del siglo XXI..."(1)

(1) del libro Cluetrain Manifesto, publicado en 1999, Locke, Searls y Weinberger

Para ilustrar la voz el autor recurre al ejemplo de Muhammad Yunus, fundador del Grameen Bank, creado con el objetivo de extender los microcréditos hasta las gentes más pobres de Bangladesh. La visión de Yunus de un mundo sin pobreza se puso en marcha tras un suceso que se produjo en las calles de Bangladesh, cuando mientras él era profesor -recién doctorado por una universidad estadounidense - el país se encontraba en plena hambruna y conoció a una mujer que fabricaba taburetes de bambú y ganaba dos centavos de dólar al día.

El libro apunta más allá de cómo organizar una empresa o cómo liderar una organización, sino más bien al crecimiento personal. Por primera vez, dice citando a Peter Drucker, hay muchísimas personas que pueden elegir y su número crece con rapidez. Por primera vez tendrán que gestionarse a sí mismas.

Y la sociedad no está preparada para ello.

Citando las cinco eras de la voz de la civilización enumera: la era del cazador-recolector, la era de la agricultura, la era industrial, la era del trabajador del conocimiento y de la información y por último la incipiente era de la sabiduría.

Para el autor la era del trabajador del conocimiento y de la información en la que estamos entrando producirá cincuenta veces más que la era industrial. También cita al historiador Arnold Toynbee cuando dice "Nada fracasa tanto como el éxito", porque cuando nos enfrentamos a un reto y nuestra respuesta está a la altura de ese reto, hablamos de éxito. Pero cuando nos enfrentamos a un nuevo desafío, la antigua respuesta que tuvo antes éxito ya no sirve. La mentalidad de la era industrial que todavía hoy predomina, dice, ya no sirve porque estamos en la era del trabajador del conocimiento y en una nueva economía.

Por otra parte, en un libro de reciente aparición, Trabajo y subjetividad, también de editorial Paidós, se trata el tema del trabajo en esta nueva era de la información. Si la salud psíquica reside en la capacidad para unir el pensar con el sentir en el hacer, es necesario también indagar acerca de lo que piensan los sujetos de la situación. Esta obra destaca la importancia de que las organizaciones sean productoras y no vaciadoras de sentido, que sean significativas en sí mismas, sentidas y no padecidas, lo cual supone afirmar que otra forma de trabajar es posible.

En síntesis, el libro de Covey enfoca el problema del hombre y su inserción en el mundo, en la sociedad que exige cambios y desafíos para el mundo de hoy y su principal desafío: hallar nuestra voz e inspirar a los demás para que hallen la suya.

(c) Clara González - Todos los derechos reservados

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337