Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Lecturas >>  Los profetas de la felicidad por Alain Minc
 
Los profetas de la felicidad por Alain Minc
 

Los profetas de la felicidad
Alain Minc
Editorial Paidós
207 páginas

 

(Buenos Aires)

El ensayista francés Alain Minc presenta en este libro un recorrido por el pensamiento de distintos economistas. En resumen es una historia personal del pensamiento económico. ¿Cómo no percibir la inferioridad de la economía en relación con las ciencias duras pero también en relación con la filosofía o la historia? Desde Kant o Hegel hasta Kierkegaard o Heidegger, una verdadera epopeya del espíritu se desarrolla ante nuestros ojos: abstrusa, difícil, esotérica, pero noble e impresionante. Del mismo modo, la historia suscita admiración con sus géneros tan diferentes: del romanticismo a la Michelet a la racionalidad de Taine; del arte del detalle en Le Goff o Duby hasta el fresco braudeliano; del militantismo de un Soboul o un Mathiez hasta la revisión saludable de Furet. Es una disciplina rica, en perpetua renovación, a la vez poética y realista. El pensamiento económico es en comparación seco y rígido. Es la materia, se objetará, la que lo exige. No estoy seguro, dice Minc. Sólo escapan, a esta fatalidad las obras que mezclan de manera indisociable la sociedad y la economía, y que ponen a la par los movimientos de una manera de demostrar que la economía, y que ponen a la par los movimientos de una y los flujos de la otra. ¿No es, acaso, una manera de demostrar que la economía, tal como ella se ha erigido en disciplina, es renga y tuerta, y que no constituye de hecho sino el compartimento cifrado de una ciencia de la sociedad que hoy está en el limbo? se pregunta.

Puesto que la economía se ha convertido en la matriz de la sociedad moderna, la ciencia económica debería ser polimorfa y procurarse los medios de abordar la realidad en su complejidad. Con ese ánimo debería caminar sobre las huellas de la sociología, de la historia, de la etnografía y del psicoanálisis, en lugar de tratarlos con el desprecio de las ciencias exactas hacia las ciencias humanas.

¿Por qué Marx sigue siendo monumental, pese al fracaso del comunismo? se pregunta el autor. Porque es el único que quiso captar los movimientos indisolubles de la sociedad y de la economía y porque no ponía ningún límite a priori a su ejercicio de elucidación de la realidad. Pero es una excepción más que una anticipación: cuanto más adentramos en la ciencia económica contemporánea, más especializada -y, por lo tanto, más incompleta, se vuelve. La ambición globalizante ya no está de moda, dice.

Algunos economistas de los que se ocupa Minc son: Adam Smith, Malthus, Say, Ricardo, Marx, Pareto, Weber, Schumpeter, Keynes, Kondratiev, Hayek, Milton Friedman, Rawls, Braudel, Alain Peyrefitte.

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337