Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Lecturas >>  Mitología cristiana, Fiestas, ritos y mitos de la Edad Media
 
Mitología cristiana, Fiestas, ritos y mitos de la Edad Media
 

Mitología cristiana, Fiestas, ritos y mitos de la Edad Media

Philippe Walter
Editorial Paidós
204 páginas

 

(Buenos Aires)

 

Philippe Walter es profesor de literatura francesa de la Edad Media

en la Universidad de Grenoble III y autor de varias obras sobre este período.

A partir de leyendas, creencias, costumbres el autor ha relacionado

la cristianización con los mitos preexistentes en un campo de investigación

apenas explorado.

Así, por ejemplo, asocia al Carnaval con la Manekine, una novela escrita a mediados del siglo XIII por Phillipe de Remy. A continuación hacemos una sintesis del argumento que presenta Walter.

El rey quiere casarse con su hija, una mujer muy bella porque su mujer ha muerto y le ha encomendado que se case con una mujer semejante a ella.

Pero Joie, la hija del rey, no quiere. El rey le concede a la hija un respiro hasta la Candelaria. Para evitar ese matrimonio Joie se mutila el puño izquierdo y lo tira al río, el rey la condena a la hoguera.

El día de la Candelaria, el senescal de la casa real se apiada de Joie, la deposita en una embarcación sin timón y la abandona a las olas. Navegando a la deriva Joie llega el "domingo de piñata" o primer domingo de Cuaresma al castillo del rey de Escocia que la recibe y la llama inmediatamente Manekine.

El rey se enamora de Joie a pesar de la hostilidad de su madre que se angustia al ver a su hijo enamorado de una muchacha tullida.

La reina madre proyecta una venganza.

El matrimonio entre Joie y el rey de Escocia se realiza, y Joie descubre que está embarazada. El rey debe partir de viaje y no puede asistir al parto de su mujer. La Manekine quiere hacer llegar la noticia del nacimiento al rey que está en Francia pero la madre del rey intercepta la carta y la reemplaza por otra que dice que la Manekine alumbró un monstruo. El rey de Escocia le pide a su familia que cuide a la Manekine y al niño, pero la suegra intercepta nuevamente la carta y la reemplaza por otra donde el rey les pide a los escoceses que quemen a la Manekine y al niño. En el relato todo esto transcurre durante los últimos días de Carnaval en la proximidad de la Cuaresma.

Apesadumbrado por esto, el mayordomo de la casa real reemplaza a la Manekine y a su hijo por dos simulacros de madera que harán creer que la Manekine y el hijo fueron efectivamente quemados.

En realidad el senescal introduce secretamente a los condenados en una barca que flotará a la deriva hasta llegar a Roma, donde el domingo de Ramos tendrá lugar el reencuentro de la pareja y la Manekine hallará su mano el día de Pascua.

Los principales ritos y mitos del período se concentran alrededor de la hoguera del Carnaval, dice el autor, y el hecho de prestar atención a los ritos carnavalescos impone una relectura ilustrada de toda la tradición legendaria y folclórica de la Edad Media.

 

En otra parte del libro el autor asocia el rito de hacer sonar las campanas de las iglesias con viejos ritos de espantar espíritus o duendes mediante sonidos de matracas.

 

Muchos de los santos y santas también, según Phillipe Walter pueden asociarse a diversas leyendas existentes.

El libro no se plantea si el cristianismo es o  no una mitología sino que trata de definir los marcos mitológicos precristianos, totalmente ajenos a la Biblia, en los cuales el cristianismo se insertó.

En la periferia del cristianismo bíblico existe una memoria arcaica de las tradiciones, de supersticiones y de leyendas que forman una auténtica mitología y que no poseen ninguna justificación bíblica. En la Edad Media, esos ritos y esas creencias constituían el lenguaje natural de un pueblo que no leía la Biblia.

Integraban el marco que le permitía concebir el mundo y lo sagrado, dice el autor.

Es un libro destinado a investigadores que se interesen por estos temas y también para el público en general.
 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337