Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Muestras/Arte >>  América viva, esculturas de Marina Dogliotti en el Museo Sívori
 
América viva, esculturas de Marina Dogliotti en el Museo Sívori
 

Hasta el 12 de diciembre se puede ver la muestra de esculturas de Marina Dogliotti en el Museo Sívori de la Ciudad de Buenos Aires
Av. Infanta Isabel 555 (Frente al Rosedal)1425
Buenos Aires. Argentina

 

(Buenos Aires) Isabel Suárez Valdés 

El escritor Guillermo Enrique Hudson, nacido en Quilmes, Provincia de Buenos Aires, autor de numerosos libros supo escribir páginas de un verismo admirable donde retrató la tierra argentina. Hudson fue un escritor que convivió con los gauchos, su observación de la naturaleza y de los seres que poblaban estas tierras constituyen obras incomparables. Escribió en inglés, se estableció en Londres en 1874 y en 1900 obtuvo la nacionalidad británica. Murió en Londres en 1922.

Al ver las esculturas de Marina Dogliotti, expuestas en la muestra "América viva" en el Museo Sívori lo primero que se me ocurrió pensar fue en una novela de Hudson "Marta Riquelme".

"Marta Riquelme" narra una historia trágica, la del personaje que da nombre al libro. La novela transcurre en Jujuy, una provincia del norte de la Argentina, que Hudson describe así:

"Los habitantes de esta región tienen pocas necesidades; no ambicionan progresar, y nunca han variado su manera de vivir. Los españoles tardaron largo tiempo en conquistarlos; y hoy día después de tres siglos de dominación cristiana, todavía hablan el quichua y se alimentan en gran parte con patay, una especie de pasta dulce confeccionada del fruto del algarrobo; emplean, asimismo, como bestias de carga, la llama, regalo de sus antiguos señores, los incas...".

Quien narra es un cura destinado a la iglesia de un pequeño caserío situado en la frontera nordeste, al pie de una cadena de montañas que desprendiéndose de los Andes hacia el este, separa a Jujuy de Bolivia.

El país era salvaje, dice el narrador, y estaba habitado únicamente por unas pocas familias, muy separadas una de otras, y como todo despoblado, me era en sumo desagradable...".

Sintetizando, Marta Riquelme, es una mujer de gran belleza, con una gran cabellera, extremadamente larga, lustrosa y de un color dorado oscuro. que causa la admiración del cura - personaje narrador-. Marta Riquelme es de origen español y sobresale entre la población al lado de las indias de color atezado.

Marta se casa con Cosme Luna, un hombre jugador y tiene un hijo. Cosme es reclutado por el ejército para el servicio militar y Marta va a buscarlo. Pero el convoy donde viaja es capturado por los indios. Éstos, que sólo mataban hombres, la hacen cautiva junto con su hijo. Le quitan el niño y la compra un indio que podía pagar una hermosa cautiva blanca y la hace su mujer.

Después de diversos avatares y desgracias, Marta Riquelme vuelve al pueblo en busca de Cosme pero éste no la reconoce. Tantos infortunios han quebrado a Marta quien en una metamorfosis se transforma en un animal salvaje, en un pájaro, el kakué.

El kakué es una leyenda, que según el narrador, tenía fama entre los indígenas por su terrible grito, era el antiguo nombre que recibía el territorio y que los primeros exploradores deletreándola mal escribieron Jujuy.

 

Esta historia de Marta Riquelme que relacioné de inmediato cuando vi las esculturas de Marina Dogliotti, y que en su mayoría simbolizan a vírgenes americanas, que encarnan el mito del dolor y la magia de América. es una de las muchas leyendas que circulan a lo largo y a lo ancho de América Latina.

Una de estas esculturas está inspirada por ejemplo, en Sierva María de Dios, personaje de la novela de García Márquez "Del amor y otros demonios", hija del marqués de Casalduero y de una nativa. La niña en su corta vida deambula entre un tutor melancolizado y una madre desquiciada por la transcultura, según el texto de María Cristina Depratti.

 

Con expresividad, belleza y contudente técnica, la artista ha sabido expresar ambas cosas en una muestra que integra además de esculturas, sonido y luces.

(c) Isabel Suárez Valdés

Ver galería de imágenes:

 

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337