Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Lecturas >>  Después de la cristiandad- Por un cristianismo no religioso, Gianni Vattimo
 
Después de la cristiandad- Por un cristianismo no religioso, Gianni Vattimo
 

Y la respuesta puede ser: el valor universal de una afirmación se construye al construir el consenso en el diálogo, no al pretender tener derecho al consenso porque tenemos la verdad absoluta. Y un consenso dialógico se construye cuando se reconoce lo que tenemos en común como patrimonio cultural, histórico, y también de adquisiciones técnico- científicas”. Asimsimo arremete contra el ateísmo filósofico...

Después de la cristiandad

Por un cristianismo no religioso

 

Por Gianni Vattimo

Editorial Paidós

172 páginas

 

(Buenos Aires)

 

El filósofo italiano Gianni Vattimo nació en Turín, Italia, en 1936. Traductor de Heideggeer y Gadamar al italiano, Vattimo estudió con el fenomenólogo Karl Löwith en Heidelberg y recibió muy joven, la fuerte impronta de las enseñanzas de Luigi Pareyson. El mismo se ubicó en el pensamiento que, partiendo de Schleiermacher y a través de Nietzche, Dilthey y el historicismo alemán, culmina en Heidegger y la hermenéutica de Gadamer, Ricoeur y Pareyson. El pensamiento de Gianni Vattimo se ubica en la recontextualización del pensamiento de Nietzche y de Heidegger y ha ido variando la lectura de estos filósofos. En este nuevo libro de editorial Paidós “Después de la cristiandad”, el filósofo italiano intenta explicar la paradoja de un cristianismo reencontrado a través de esos dos filósofos y bajo la forma de “creer que se cree”. Atribuye esta última frase a un hecho anecdótico y personal, cuando hablando desde un teléfono público con un viejo profesor muy creyente, éste le preguntó si todavía creía en Dios y Vattimo le respondió: “Bueno, creo que creo”. Esta sigue siendo mi actitud, dice el filósofo, y al reflexionar sobre aquella respuesta espontánea, dice, he entendido o creo haber entendido que este ambiguo significado de la fe está vinculado a la totalidad de mi experiencia como estudioso de la filosofía o quizá como intelectual de esta época. Vattimo hace hincapié en que “según buena parte de la filosofía del siglo XX, ya no se puede pensar en el ser como fundamento, y no sólo porque se corre el riesgo de que este objetivismo prepare la sociedad totalitaria y al final, Auschwitz o el gulag”. El hecho, dice el filósofo,  “es que la cultura europea, se ha dado cuenta de que hay otras culturas, que no se pueden clasificar simplemente como “primitivas”, es decir como más atrasadas que nosotros occidentales, en el camino del “progreso”. El filósofo hace un recorrido por la historia y cita la rebelión de Argelia contra Francia, y después, en los primeros años setenta, la guerra del petróleo, últimos episodios de la ruptura, no sólo teórica sino práctica y política, del eurocentrismo, y por tanto, de la idea de una única civilización humana de la que Europa sería la guía y el punto culminante.

A la luz de los últimos acontecimientos mundiales, es interesante leer este libro donde Vattimo se pregunta: “Cómo es posible seguir argumentando racionalmente si renunciamos a la pretensión de captar un fundamento último válido para todos más allá de las diferencias culturales?” . El filósofo italiano responde: “Y la respuesta puede ser: el valor universal de una afirmación se construye al construir el consenso en el diálogo, no al pretender tener derecho al consenso porque tenemos la verdad absoluta. Y un consenso dialógico se construye cuando se reconoce lo que tenemos en común como patrimonio cultural, histórico, y también de adquisiciones técnico- científicas”. Asimsimo arremete contra el ateísmo filósofico: “Lo que pretendo es  mostrar, ante todo, cómo el pluralismo posmoderno me permite (a mí, pero creo que también en general) volver a encontrar la fe cristiana. Mientras, si Dios ha muerto y la filosofía ha tomado en consideración que no puede captar con certeza el fundamento último, ha concluido también la “necesidad” del ateísmo filosófico.

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337