Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Ensayos - Crónicas
Fotografía
Cuentos, poemas, relatos
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Sociedad >>  Una mirada sobre Guatemala, por María Cristina da Fonseca
 
Una mirada sobre Guatemala, por María Cristina da Fonseca
 

La autora chilena nos envió este artículo donde da su visión de la tierra guatemalteca

Guatemala, pétalos y volcanes

 

Los mercados de Guatemala se parecen a la palabra infinito.

Las mil cosas que conforman el mundo se amontonan en ellos. Imposible enfrentarse a sus tejidos colgados al viento sin experimentar vértigo. Imposible adentrarse por sus puestos y laberintos sin sentirse perdido…

De las ferias guatemaltecas brota una sorprendente geografía de lanas, hilos , pétalos, cirios, frutos y maderas. Espacio otro, surgido del telar y de un antiguo repertorio de artes y oficios que rota en torno a un eje desapaciguante. Inventario de texturas, aromas, tintes y composiciones frente al cual todo extranjero es más extranjero.La extrema necesidad y un oscuro rencor de clases o de razas podrían explicar el asedio –entre súplica y exigencia – con que los vendedores abruman al visitante en Chichicastenango .( Mítico lugar donde un cura doctrinero tuvo por primera vez, la otra Biblia en las manos : el Popol Vuh).

El “ tira los caramelos, pero no te acerques”, grito lanzado por un muchachito a quien ofrecíamos dulces camino a Estor, nos confirmó que para el campesino guatemalteco cualquier extraño a pie, vehículo o helicóptero, encubre una amenaza. La memoria colectiva del sector rural aún guarda vestigios frescos del trabajo forzoso, la servidumbre por deudas y los episodios de exterminio de los 36 años de guerra interna.

  Pese a ello, los indígenas de Guatemala existen a través del color de tejidos, máscaras y rituales. Desde las venas de sus manos surge la hebra de lana, (tal vez la prolongación de su propia sangre) que los mantiene vivos y alimenta.

 Los mayas, al igual que otras naciones originarias de nuestro continente, usan la belleza como arma y secreto de sobrevivencia. Lo bello, a semejanza del viento, es una fuerza natural que han aprendido a invocar para rescatar su propia grandeza. Buscando refugio en gestos como el diario vestirse, en la reiteración de antiguos y nuevos ritos, en un arte sin fechas ni firmas no sólo han logrado resistir y mantenerse fieles a sí mismos, sino que parecen destinados a seducir a conquistadores de todo tipo.

Patios interiores, murmullo de fuentes, pájaros y flores sedientas, suavidad de penumbras, velas encendidas, iglesias y altares constituyen la esencia de las ciudades del viejo Reyno de Goathemala. Hermoso trozo de América Central que también es volcán de fuego o agua, selva inexpugnable, rebelión latente, policía y ejército.

Escenario, en fin, del constante enfrentamiento entre lo duro y lo blando, la guerra y la reconciliación, la piedad y la ausencia de Dios.

 

Guatemala en  letras.

                                

 Como sabemos, Guatemala vive la convalescencia de una larga guerra  interna . Hoy, con las armas sumidas en el silencio, ( teóricamente,  al menos ,  desde los acuerdos de Paz de 1996), comienzan a  hacerse oír la voces de quienes fueran los  protagonistas de esas  tres recientes décadas de horror.

 Parte de esa trágica experiencia comienza a emerger en forma de libro gracias, en especial, a Ediciones Del Pensativo, dirigida por Anamaría Cofiño, dueña de la  librería del mismo nombre que funciona en la famosa calle del Arco  de Antigua y editora del periódico La cuerda.

La necesidad de escribir, y recordar  se palpa en la Guatemala de posguerra  empecinada en conquistar y ejercer el derecho de hablar,  hacer escuchar sus  voces y  prestar oído a su riquísima diversidad cultural.

Varios son los libros de editorial  El Pensativo  merecedores de ser citados :

Ese obstinado sobrevivir  de Ana María Arriola.  

Autobiografía  que recoge la experiencia  y tragedia de  esta  ex -guerrillera , paradigma de la mujer de  izquierda del siglo veinte de Guatemala y América Central.  Testimonio intenso y despiadado tanto del accionar de sus antiguos enemigos  como  de sus

 propios compañeros de lucha  cuyo machismo, miopía y  falta de autocrítica  la autora experimentara en carne propia .

 

Condición de paso de Ruth Piedrasanta Herrera.Conjunto de cuentos cuyas protagonistas  - amas de casa, niñas, asalariadas, jóvenes, adultas, desempleadas, profesionales, casadas , solteras y divorciadas- nos dan una visión  no maquillada de la realidad  guatemalteca.

 

 

Ya no tengo palabras  de  Elena  Paz y Paz de Hurtado.  

Relato del exilio vivido por esta artista plástica guatemalteca  en la vecina Belice ( ex. Honduras Británica ).

 

Que me maten si…de Rodrigo Rey Rosa.

Novela de violencia y muerte  cuya acción gira en torno al intento de exponer a la luz pública la existencia de una de las muchas salas cunas clandestinas formadas  con los huérfanos dejados por  la represión desatada por el Ejército guatemalteco durante  el conflicto armado. Instituciones  regentadas  por familiares de militares  a través de las cuales éstos se proveían  sin costo de servidumbre domésticas o satisfacían a excelente precio  demandas de adopción   provenientes de Europa y  Estados Unidos.

 

Ejercicios para definir espantos  de Carlos Navarrete. El autor conocido como uno de los más destacados arqueólogos mayistas de América Central, nos brinda una muy libre interpretación  de  los  mitos de esa área  geográfica  ( el   duende Sombrerón, el Pestañudo, la Mula  Sin Cabeza, la Llorona, etc.).

Tan interesante y útil como una novela  para comprender el devenir de la nación guatemalteca resultan, asimismo:  

 

 Guatemala, el largo camino a la modernidad ( su trayectoria, primera etapa, 1871-1944), de Alfredo Guerra-Borges. Ensayo presentado para el ingreso del autor como Académico Numerario

de la Academia de Geografía e Historia de Guatemala en 1998 .

 (  Anales  de la misma, LXXIII, de ese año ) y

 

Casa de citas ¡Viva Ubico! de  Douglas Gonzáles D.

 Obra teatral  (musical de corte político ) que  transcurre , en 1930, durante los meses previos a la entronización en el poder de Jorge Ubico ( de triste fama , entre otra cosas, por haber  instituido  el trabajo obligatorio  del campesinado a favor de los  finqueros ) y en   un prostíbulo  ( Escenario que parece obsesionar a los autores de nuestro continente quienes  reiterativamente  lo  escogen   para desplegar su masculina visión de mundo )

 

(c) Cristina da Fonseca

Sobre la autora: Ver Galería de Escritoras y Escritores en Archivos del Sur 


 

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337