Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>   Entrevistas- noticias culturales-histórico >>  Mesa redonda: Identidad argentina y latinoamericana en la cultura
 
Mesa redonda: Identidad argentina y latinoamericana en la cultura
 

Para hablar de identidad argentina y latinoamericana en la cultura Archivos del Sur reunió a la escritora María Esther de Miguel, a la linguista y poeta Ivonne Bordelois y al diseñador Francisco Ayala
Identidad argentina y latinoamericana en la cultura (Buenos Aires) Araceli Otamendi Para hablar sobre identidad argentina y latinoamericana en la cultura, Archivos del Sur reunió a la escritora argentina María Esther de Miguel, a la linguista y poeta Ivonne Bordelois y al diseñador de moda Francisco Ayala. Nos reunimos en un café de Buenos Aires, un sábado al mediodía, en pleno corazón del tradicional barrio porteño de la Recoleta. Empezamos hablando con María Esther de Miguel y Francisco Ayala. Un rato después se unió a la mesa Ivonne Bordelois. El lugar estaba lleno de gente y los ruidos de las tazas de café y de las bandejas metálicas de los mozos no impidieron que la conversación siguiera su curso. Estas fueron algunas de las conclusiones: “Estamos en el mejor lugar del mundo y este país es maravilloso”. “Hay que ser menos frívolo y ver las categorías de la verdad y en las categorías de la verdad los argentinos somos iguales a la gente de los demás países del mundo, tenemos mucho que ofrecer”. “La mujer latina es el tipo de belleza que buscan los diseñadores afuera”. Araceli Otamendi: Francisco, ¿cómo llegás a la moda y concretamente a la moda latinoamericana? Francisco Ayala: Llego a la moda latinoamericana por la búsqueda de la identidad, buscaba un tema, en realidad un discurso... María Esther de Miguel: ¿Un discurso antropológico? FA: No, un discurso para justificar mi trabajo creativo, ya que el traje en este momento tiene más que ver con el ser que con la apariencia, un buen diseño debería reflejar cómo sos vos, es hacia eso donde tiende la moda, se van dejando de lado las apariencias. Usar un tipo de ropa para parecer y no para revelar lo que sos , eso se va dejando de lado. MEdM: o también ponerse algo porque está de moda FA: ponerse algo porque está de moda no va más, está totalmente afuera, desde mi visión. Para justificar la creación tenés que ir hacia algo único y desde ahí ubicarse frente a la realidad argentina que es tan permeable a todas las influencias de afuera. Los trabajos de los diseñadores argentinos en general repiten muchas ideas de diseñadores extranjeros, en Europa. Ahora, a través de internet mis diseños están en el mismo escenario que los diseñadores europeos y no se puede competir con las mismas ideas porque así ni te toman en cuenta AO: Francisco ¿Qué repercusión tienen en la Argentina tus diseños? FA: Aquí en Argentina la gente prefiere un discurso armado, una productora prefiere leer el Vogue, ni siquiera le interesa mucho leer que hay una cultura que es la aguada, otra que es la humahuaca, lo mío es como que toco y me voy, no soy un antropólogo, pero los temas de las culturas aborígenes latinoamericanas son una fuente de inspiración para mis diseños, aquí vivimos reproduciendo motivos griegos y si nos fijamos en el diseño precolombino es muy sofisticado AO: María Esther, en tu literatura se refleja la identidad argentina y también latinoamericana MEdM: Cuando Francisco señalaba eso en sus diseños yo me acordé de lo que fue el realismo mágico en la literatura, o sea que Latinoamérica ha dado una respuesta a través de la literatura acerca de lo que ella es. Latinoamérica ha querido expresarse, no desde el realismo mágico sino desde antes. Esta simbiosis entre la moda, lo aparentemente frívolo y actual y las raíces de estos pueblos de donde venimos es muy interesante. Yo creo Francisco que tu situación es medio peliaguda porque vos estás en un lugar que ha sido crisol de razas. Tus diseños inspirados en culturas aborígenes ese pueden entender fácilmente en México fácilmente, en Perú y en Ecuador también, pero en la Argentina tenés que hacer tarea docente. FA: En estos días hubo turistas mexicanos que vinieron porque el cambio les resulta favorable y entienden mucho los diseños que yo hago pero no sienten que sea ropa que puedan usar ellos. AO: A los mexicanos les interesó pero no se pondrían la ropa que vos diseñás FA: Les gustaba, decían qué notable pero no los compran, nadie quiere ser latinoamericano, me parece. MEdM: Lo que pasa que un mexicano no va a venir a Buenos Aires a buscar lo latinoamericano, un mexicano viene aquí a buscar Europa, porque vos en México sí te encontrás con Latinoamérica. Cuando estuve allá me compré unos vestidos con diseños latinoamericanos, bordados, son preciosos, fantásticos. En Europa en los años 70, en la época del Che Guevara y los exilios la ropa típica de México y otros países era la ropa que estaba de moda. FA: No era la ropa hippie pero andaba cerca. MEdM: Estando en México intenté ponerme uno de esos vestidos para ir a un lugar muy arreglado y me dijeron no, ese traje no es para eso, entonces los latinoamericanos no van a venir a la Argentina, a Buenos Aires a buscar moda latinoamericana, tus diseños Francisco, son para los europeos. FA: me doy cuenta que mi interlocutor es la mujer latina, por ejemplo, en internet hay un sitio que es Lycos, es inmenso, y yo había hecho una alianza con otro más chiquito que era Hola Mujer, yo era el experto en moda de ahí. Me llegaban mails de toda Latinoamérica.Ese lugar era para mujeres latinas, pero ¿quiénes son las mujeres latinas? las que viven en Estados Unidos y hablan en español, desde las de México para abajo hasta la Argentina. Son todas distintas. No es un grupo muy compatible pero todas tienen el mismo título de latina. La mujer latina es el tipo de belleza que buscan los diseñadores afuera. MEdM: ¿Un tipo como María Félix, morocha? FA: La mujer latina es como concepto una mujer bellísima y en la realidad ninguna quiere ser una mujer latina. AO: Hay un prejuicio acerca de las mujeres latinas. FA: Sí, y muy grande. AO: ¿Por qué existirá ese prejuicio hacia la mujer latina? MEdM: El continente que ha avanzado ha sido Europa, Latinoamérica es el Tercer Mundo, no nos engañemos. La mujer latina es la mujer sometida, la mujer de un país subdesarrollado, a lo sumo la mujer en un país en vías de desarrollo. Ahora en Europa han aparecido los millonarios latinoamericanos, por ejemplo el dueño del Museo del Oro en Perú, los dueños de las minas. Ahora, las mujeres de las embajadas representan una punta de lanza de lo que es Latinoamérica, por lo común, las embajadoras son muy inteligentes, muy europeas por su extracción, por sus raíces pero han aprendido a amar a Latinoamérica. Por ejemplo mi amiga Ruth Corcuera estudió antropología en México, se doctoró en Perú. AO: Ruth Corcuera es autora del libro Ponchos del Río de la Plata. MedM: Ella ha trabajado sobre los ponchos, ha profundizado mucho desde el punto de vista antropológico sobre ese tema. FA: Es que la moda tiene que ir por ese sendero, la moda actual está vendida al capitalismo y eso está en vías de desaparición. La moda es más que eso porque estuvo toda la vida junto al hombre. Y como fenómeno existe desde el siglo pasado. MEdM: Pero también antes, vos ves una túnica y decís este diseÑo es griego y ves un taparrabo y decís esto es de Africa, por ejemplo. FA: Lo interesante es que la gente se ponía la ropa sin plantearse qué era eso que se ponía. MEdM: Como la chinita del campo que se ponía la pollera, el delantalcito y la vincha, y así quedó el estereotipo de la chinita. Pero hay estudios filosóficos acerca de la moda. FA: Hay una socióloga que escribió libros sobre moda, La moda después y La moda en la Argentina, Susana Saulquin. MEdM: También hay un programa de televisión muy bueno que se ocupa de moda. ¿Vos antes diseniabas en qué lugar? FA: Yo soy santafesino. MEdM: Y yo entrerriana, nos separa el Paraná. FA : Pero me fuí de Santa Fe. Cuando empecé a diseñar trabajaba en empresas y mi trabajo era copiar modelos. AO: Seguramente diseños europeos. FA: Sí, de colecciones europeas, me mostraban los diseños y los tenía que copiar, y el criterio no era copiar lo más lindo sino lo aceptado comercialmente, lo que se vendía mucho. Como si me trajeran un Rolls Royce y me dijeran: este es el auto que se va a usar en otros países así que hay que copiarlo. MEdM: ¿Cómo empezaste a hacer diseños inspirados en culturas aborígenes latinoamericanas? FA: En un momento me hice un planteo acerca de qué era lo que quería hacer y me puse a hacer vestidos de novia y temblando porque no sabía cómo iba a arrancar y después de tener una charla con esa socióloga que un poco me marcó el camino. Yo tenía cero estructura y para dedicarme al diseño tenía que hacer algo original. Y eso es algo que me permite que entre alguien a mi atelier y yo le pregunte: cómo sos vos, adónde vas a ir y teniendo en cuenta eso pueda hacerle un vestido. Y por el otro lado tenía que tener alguna posibilidad, porque llega la gente y yo no tengo todos mis diseños colgados. No tenía nada, estaba yo solo con mis ideas. A estos diseños también llegué por las telas, porque actualmente un terciopelo que costaba cuarenta pesos el metro hoy cuesta ciento veinte. No se puede comprar telas de afuera entonces uso mantas latinoamericanas. MEdM: ¿Dónde las conseguís? FA: Cuando alguien viaja a Perú le encargo dos mantas, por ejemplo, sería el típico molesto que encarga cosas a los que viajan. Las telas que me trajeron en principio se parecían a felpudos pero yo los convertí en otra cosa. En realidad en Argentina estamos condenados a usar lo que Europa decide tirar a la basura, lo que venden en una sedería no es lo que se compra alguien en el primer mundo, sino que es la segunda, de la segunda selección. Primero las telas pasan por el consumo europeo, lo más lindo se termina y después lo que sobra, se reparte entre los países de Latinoamérica. MEdM: Cuando viajaba a Europa compraba en las liquidaciones pero ahora se acabó, se acabaron también los viajes a Europa y también incluso comprar en las liquidaciones de aquí. FA: Aquí se destruyó la industria nacional en pos de la importación, ahora la quieren reactivar, no sé con qué máquinas. AO: Tal vez con otras máquinas. MEdM: Se va a volver a la industria nacional. Por ejemplo Mary Tapia fue una pionera en lo que se refiere a moda argentina y latinoamericana. FA: Mary Tapia recibió hace poco las Tijeras de Oro, fue pionera en el uso del barracán. MEdM: El barracán es una tela más austera, las telas y los colores que usás vos Francisco son más lindas, todo es muy colorido y hasta cósmico, más lúdico, más vital. Está el jolgorio de Ecuador, de Venezuela, no son telas tristes. En México amarán la muerte y las calaveras pero la ropa es alegre, nosotros los argentinos somos más melancólicos, me encanta que hayas incorporado todo ese colorido y esa vitalidad y esa alegría, esa cosa casi cósmica a tus diseños. FA: Los colores tienen mucho que ver con lo aborigen, con lo latinoamericano. MEdM: Recién ahora están haciendo el barracán medio violeta, sino era muy uniforme. FA: Los tejidos se hicieron durante miles de años igual, pero estuve leyendo que todos los diseños aborígenes quedaron vacíos de contenido porque cuando llegó la colonización se cortó la cadena. La iconografía de las culturas aborígenes era una cadena de conocimientos, cada familia y cada clan reconocía sus propios códigos. MEdM: A través del telar, porque esas telas estaban hechas en telar. FA: A través de los textiles y de la alfarería, todo tenía una transmisión de mensaje, y lo cortaron cuando llegó la conquista. Parece que el corte de la cadena de transmisión fue entre 1615 al 1665 y eso produjo que alguien que usaba determinada ropa dejó de interpretar el significado. No supo más qué era lo que tenía puesto. Se heredó la tradición del vestido pero no los contenidos, no hay nadie que pueda descifrar el significado y la antropología, hasta hace poco tomaba un diseño mapuche y porque era parecido a uno griego le puso de nombre greca. Y hay otros casos, por ejemplo la víbora bicéfala que yo reproduje en el diseño de un vestido es una lombriz que está en el intestino del ñandú, y le pusieron víbora bicéfala como si fuese de la cultura griega. MEdM:¿Sabés qué pasa? que toda cultura va enancada con actos depredatorios, el conquistador trae su cultura y anula la del conquistado pero también incorpora algo de la cultura de éste. Nadie se acuerda de Canal Feijó, un sociólogo santiagueño que decía que aquí tenemos la cultura del gajo. Porque cuando vinieron los conquistadores había tanto apresuramiento, esto era un desierto, recién ahora estamos hablando de culturas aborígenes, tratando de resucitar cosas que existían pero en un nivel muy tenue, muy apagado. En vez de echar la semilla y esperar que el árbol fructificara, ¿qué se hizo? se plantó el gajo entonces es como que tenemos impostada la cultura europea. Vos lo ves en la moda, yo lo veo en la literatura. Borges era un escritor europeo, después aprendió a amar lo argentino. FA: Yo soy nieto de europeos. MEdM: Seguramente serás descendiente de algún conquistador español de hace cuatro siglos, que fundó la ciudad de Cayastá que después fue inundada y tuvo una historia preciosa y seguramente sos descendiente de ese conquistador y de alguna mujer indígena, algún gen tendrás. FA: No, no tengo ninguno, creo que no. En lo que hago busco mi linaje, si yo soy argentino. Me pasó cuando la firma Swarovski empezó a fabricar unas telas con cristal de roca, brillosas, mis diseños están en catálogos internacionales. Es la primera vez que hay diseños como los míos en un catálogo internacional porque el buen gusto argentino hasta ahora era copiado. MEdM: Es buen gusto aunque sea copiado, porque el mal gusto puede ser auténtico y es mal gusto. FA: En lo autóctono se va viendo el destino de grandeza de la Argentina y con la moda se traduce lo que pasa en la realidad. A una exposición internacional mandé un diseño de flores de ceibo y los tipos quedaron impactados AO: Vos María Esther te referís siempre a la flor de ceibo, siempre decís: yo soy flor de ceibo. MEdM: Yo tengo una anécdota, cuando vino la emperadora japonesa me preguntó si mis libros estaban traducidos al japonés y le dije que no, entonces me preguntó si estaba traducida al inglés y le dije tampoco, yo soy una escritora flor de ceibo. Y ella es botánica, es una especialista entonces me preguntó qué era la flor de ceibo. En ese momento yo estaba rodeada de japonesitos que le explicaban a la emperadora qué era la flor del ceibo. Porque la flor de ceibo es preciosa, yo soy de acá, voy a seguir acá y me voy a morir también acá. FA: Uso como emblema el ceibo y el cuero de vaca, también el jacarandá en mis diseños. Pero el ceibo se presta a confusiones porque se escribe con ese. Y en los diccionarios figura también con ce. MEdM: Es cierto, se escribe con ese y con ce. En este momento se incorporó en la conversación la escritora Ivonne Bordelois AO: Ivonne vos que recién llegás de tu viaje a Europa y los Estados Unidos qué te parecen estos diseños de Francisco inspirados en las culturas latinoamericanas aborígenes IB: me parece precioso, la fusión de lo incaico, preincaico , precolombino y estos vestidos tan modernos, estos colores que parecen del Caribe, son muy bonitos, es algo inconfundiblemente latinoamericano. FA: Yo preferí alejar mis diseños de lo folklórico y darle una forma moderna. IB: está muy logrado AO: Ivonne, vos que has vivido en Holanda, en París y en Estados Unidos ¿que repercusión tendría esta moda en Europa? IB: Es algo muy refrescante , muy distinto de esa cosa tan sofisticada, tan alambicada y tan complicada, abigarrada que presentan los modistos europeos. Esto me parece que es nuevo y que es fresco. MEdM: Según tu experiencia Ivonne, ya que has vivido en Europa varios años, ¿qué pasaba entonces con los diseños latinoamericanos? IB: Por ejemplo algo que tenia éxito eran los patrones de alfombras, las alfombras de tipo ecuatoriano, los tapices, también los sweaters que hacen los de Otavalo, los indígenas de Otavalo que son un grupo muy solidario que vive cerca de Quito. Se organizaron en forma muy solidaria, cuando alguien hace un diseño ese diseño pertenece a la comunidad, el propietario es la comunidad y no la persona que inventó el diseño. Ellos tienen un traje típico precioso que ha sido copiado por modistos europeos, las mujeres usan sombreritos muy finos y collares como de vidrio dorado. Hay modas europeas que se han inspirado en ese tipo de trajes y son preciosas. Las mujeres de esa comunidad son lindísimas, muy menudas, se casan muy jovencitas. Ese grupo distribuyó por toda Europa la música ecuatoriana, la música de Los Andes, ellos van con sus charangos y han tenido muchísimo éxito y actualmente son uno de los grupos latinoamericanos más ricos, hicieron un negocio fabuloso con eso. Fijate que el mejor joyero de Amsterdam es un argentino, un argentino que murió de Sida y que llegó con una mano atrás y otra adelante perseguido por ser comunista y homosexual, Jorge Cohen. Quedó una preciosísima joyería que todavía lleva su nombre y los que aprendieron a ser orfebres con él, amaron su nombre y lo dejaron en su recuerdo en la casa que él fundó. Hacía joyas de estilo art nouveau y vendía en una de las mejores tiendas de Amsterdan, era una de las grandes honras argentinas ahí. Además fue un gran amigo mío. FA: Eso que vos dijiste, que el nombre de Jorge Cohen trascendió, aquí no se ha dado nunca, no hay ninguna casa de diseño que haya trascendido a su creador, como existen las marcas afuera, eso es porque no hay un estilo propio sino una traducción de lo que pasaba afuera. No hay una obra que sea sustentable, con su propia autonomía. IB: Cuando Jorge Cohen llegó a Amsterdam se iba con una bibicletita de joyería en joyería ofreciendo sus joyas. Después abrió un local chiquito y más tarde empezaron a reconocerle el valor de lo que hacía hasta que logró tener un local en una esquina maravillosa. AO: El valor estaba entonces en lo original. IB: Era sumamente original, y además se largaba con todo, iba a los mercados de reventa y compraba brillantes y otras piedras y con eso hacía joyas con unos diseños fantásticos y realmente logró destacarse y sus diseños y lo que el enseño en orfebrería sigue teniendo éxito. AO: Les pregunto: ¿Hubo un agotamiento de culturas exóticas en Europa? FA: la cultura africana ya se agotó en Europa, Asia, Oriente también. Ahora a Europa sólo le queda mirar hacia Latinoamérica. MEdM: La cultura asiática también se agotó en Estados Unidos, hubo una especie de inundación de todo lo asiático. FA: Se miró mucho más hacia el continente asiático que hacia Latinoamérica. ME: Aún para los Estados Unidos Latinoamérica está por descubrirse. IB: Hay una competencia muy fuerte, ahora por ejemplo están llegando a Europa los productos indonesios, que tienen mucha calidad y son muy baratos, no es tan fácil que nuestros productos y que nuestra cultura sea aceptada en el Primer Mundo. Pero lo que es interesante que las cosas vivas, nuevas, vienen de los países del Tercer Mundo, ellos, los europeos ya están cansados. AO: Parecería que están exhaustos. MEdM: No se han esterilizado todavía pero creo que la creatividad de ellos está dormida. AO: Ivonne ,¿Qué está pasando en este momento con los escritores latinoamericanos en Europa? IB: Más que los escritores llegaba la gente de cine, habían sido muy bien recibidas dos películas argentinas: El hijo de la novia y La ciénaga. También muy bien recibidos espectáculos musicales, por ejemplo hay una Orestíada en forma de tango que tiene muchísimo éxito en Holanda. Nuestros pianistas, nuestros directores de orquesta tienen muchísimo éxito allá. MEdM: A mí el éxito de las películas me sorprende. IB: Fijate que sí, es sorprendente. Ahora con respecto a los escritores encontré a escritores exiliados que viven de recursos muy pequeños y escriben cosas preciosas, por ejemplo Felicita Casavalle una argentina casada con un uruguayo que escribe unos poemas lindísimos y unos artículos de crítica excelentes. Y está sola. AO: ¿Dónde vive? IB: Está en Holanda. Te das cuenta que hay una especie de paciencia que atraviesa todo, hay una voz que es nuestra y eso da frutos con el tiempo. AO: ¿Esa voz íntima y nuestra va a dar sus frutos entonces? IB: A mí me parece que sí, pero no ví grandes reportajes a escritores argentinos, fuera de los grandes nombres como Vargas Llosa, o Isabel Allende por ejemplo, no aparecen escritores argentinos o latinoamericanos si te movés fuera de los grandes nombres. Hay mucha competencia con los españoles que han inundado el mercado y tienen unas editoriales fantásticas. Por ejemplo en Holanda fuí a una librería a buscar un libro de Alejandra Pizarnik y no la conocían. Y eso que es la librería holandesa especializada en literatura en lengua española. MEdM: Me imagino que te habrás rasgado las vestiduras ante una cosa así (risas). IB: Sí, dije unas cuantas cosas pero no me dieron bolilla. AO: Vos hablaste de competencia con España, con los escritores españoles. MEdM: Ellos tienen estructuras muy grandes, son multinacionales, tienen editoriales poderosas, estaba leyendo en ese libro que me diste... AO: El de P.D.James, La edad de la franqueza. MEdM: SÍ, es una escritora de novelas policiales y se recorre el mundo, y la llevan a Estados Unidos. Aquí trabajamos artesanalmente, somos flor de ceibo, somos del tercer mundo. Vos Francisco has llevado la flor de ceibo como un exponente de lo que es nuestra cultura, ya se va a hacer internacional. AO: Vos María Esther ¿pensás que la literatura argentina se va a internacionalizar más? MEdM: Creo que por el momento no, creo que tenemos que esperar, tenemos que afirmarnos. Supongo que en la época de Borges él tampoco pensaba que iba a ser un escritor internacional. Cortazar lo fue porque se fue a vivir a Paris, Saer está en España y ha alcanzado un nivel importante. Luisa Valenzuela es una escritora reconocida en Estados Unidos pero no tan reconocida en la Argentina. Nosotros tenemos que resignarnos a vivir en este mundo hasta que en el siglo XXII demos el salto. Tampoco no sé si es importante. IB: En el Primer mundo tan regido por las multinacionales me parece que la calidad nos corresponde mas a nosotros porque no tenemos necesidad de un gran éxito editorial inmediato para aceptar la capacidad de un escritor. Aquí se filtra más, hay más capacidad para lograr una literatura con mucha calidad. MEdM: Aquí hay capacidad para el trabajo recóndito, como decía Mallea, hay una Argentina visible y una invisible. Y creo que en el mundo también va a pasar igual, hay una Argentina visible que es la del default, de estar primeros en el riesgo país, siempre primeros, y la otra Argentina es la del trabajo, la de la solidaridad, la del trabajo de los escritores y de golpe dan el salto. Así se destaca Marta Argerich, Daniel Baremboim, Susana Rinaldi como cantante... AO: ¿Esa podría ser una marca de identidad nuestra, argentina, la de la visibilidad e invisibilidad al mismo tiempo? MEdM: Yo creo que las identidades como la cultura son dinámicos. ¿Cuál es tu identidad? De chico tenés una y vas creciendo y después tenés otra. IB: Yo diría que la visibilidad e invisibilidad es universal. Fijate que los grandes escritores del siglo pasado como Kafka y como Pessoa fueron invisibles. Nunca fueron famosos. MEdM: Borges acá, tampoco fue famoso enseguida. IB: Borges llegó a conocer su propia fama. MEdM: Cuando empezó a quedar ciego y a tartamudear. IB: Fijate lo paradójico del asunto, cuando ya no podía disfrutar de la fama como hubiera podido disfrutar una persona más joven. En realidad hay que ser menos frívolo y ver las categorías de la verdad y en las categorías de la verdad los argentinos somos iguales a la gente de los demás países del mundo, tenemos mucho que ofrecer. MEdM: Y estamos en el mejor lugar del mundo y este país es maravilloso. ---------------------------------------- En la fotografía, de derecha a izquierda: la escritora María Esther de Miguel, la linguista Ivonne Bordelois y el diseñador de moda Francisco Ayala. Crédito de la fotografía: Araceli Otamendi
 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337