Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Sitios web
Poemas
Espectáculos-Actividades para niños
Lecturas
Libros recibidos
Últimas noticias
Especial Navidad
Sumario
Cuantocuento
EnJuego
Para profesores
Sección para padres
Dibujos
Fotografìas
Recetas
Jugando con el arte
Deportes
Cartas
Carta de los editores
Saturnino
Unidad temática: EL AGUA
Unidad Temática: El Petróleo
Unidad temática: EL LIBRO
Unidad temática: LA CASA
Unidad temática: LA LECHE
Unidad temática: LAS ABEJAS
Unidad temática: MATEMATICAS Y LENGUAJE
Unidad temática: LA PATATA
Unidad Temática: LOS DINOSAURIOS
U. D. Las hormigas

Barco de Papel - Revista infantil

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Unidad temática: LA CASA >>  Hansel y Gretel
 
Hansel y Gretel
 

Cuentos clásicos

Hansel y Gretel

Hansel y Gretel eran dos hermanos que vivían en una cabaña del bosque. Sus padres, unos leñadores muy pobres, no sabían qué hacer para conseguir comida. Y un día, decidieron abandonar a los niños.

A la mañana siguiente, fueron al bosque con su madre:

- Quedaos aquí recogiendo la leña que hemos cortado. Dentro de un ratito volveré a buscaros.

Pero llegó la noche y los padres no volvían, así que decidieron buscar el camino de vuelta a casa. Todos los árboles del bosque les parecían iguales y acabaron por perderse. Tenían sueño y hambre. Caminaron toda la noche, hasta que se durmieron al pie de un gran árbol.

Al amanecer, mientras buscaban el camino, Hansel descubrió algo:

- ¡Mira, Gretel!

Era una casa de caramelo con el tejado de chocolate. Tenía las paredes de turrón, las ventanas de azúcar y la puerta de caramelo. Corrieron hacia ella y se atiborraron de dulces.

De pronto, apareció la dueña de la casa, una anciana que les invitó a entrar. Una vez dentro, los niños siguieron comiendo cuanto quisieron. Entonces la anciana, que era una bruja, los enjauló:

- Cuando engordéis más.... ¡os comeré!

Los dos hermanos, muertos de miedo, decidieron que lo mejor era no probar bocado. Y así lo hicieron, pero a veces, tenían tanta hambre que no podían aguantar.

Mientras la bruja cocinaba, Gretel tenía que barrer y fregar los cacharros, y debía obedecer si no quería que la vieja la convirtiera en rana.

Un día, la malvada bruja decidió preparar el horno para asar a los niños y comérselos con patatas.

- ¡Preparaos, niños! Hoy cumplo quinientos años y he decidido celebrarlo con una comida muy especial: vosotros seréis el plato principal - gritó la bruja, mientras Hansel y Gretel la escuchaban muertos de miedo.
- Voy a comprobar si el horno está caliente. ¡Gretel trae la mantequilla! - ordenó la bruja.

Y en ese momento a la niña se le ocurrió una feliz idea.... Visto y no visto, la niña cogió carrerilla, empujó con todas sus fuerzas a la bruja dentro del horno y lo cerró. Se oyó un grito y luego se hizo el silencio.

Hansel saltaba de contento.

- ¡Somos libres!- gritaba, mientras Gretel le abría la jaula.

Descubrieron un cofre de monedas de oro bajo la cama de la bruja y se lo llevaron.

En el bosque encontraron a sus padres, que los buscaban arrepentidos. Y desde aquel día vivieron todos juntos muy felices.

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337