Usuario :
 Clave : 
    
Hemeroteca >> Visualiza artículo 
Telos / Número 21
Las paradojas de la situación francesa [01-01-2000]
  Jean Michel Salaüm
 
ISSN :1575-9393
Tras años de debate sobre la convergencia, de pugnas entre TDF y France Télécom, de leyes y organismos cambiantes, no aparece una orientación clara. Pero una rica experiencia permi­te sobrepasar la problemática habitual de la convergencia.

La cuestión de la convergen­cia del audiovisual y de las telecomunicaciones lleva mucho tiempo debatiéndose en Francia. En el origen de estos debates hay, sin duda, una tradición antigua de in­vestigaciones técnicas, tanto por parte de la televisión como por parte de las telecomuni­caciones. Pero las estrategias industriales han sacado el tema fuera de los laboratorios.

El reparto de papeles entre lo privado y lo público en la televisión ha dado una nueva autonomía a la actividad del transporte de la señal sobre la cual se encuentran los explo­tadores de redes, salidos del audiovisual o de las telecomunicaciones. Es, sobre todo, el dinamismo del operador de telecomunica­ción nacional: la Dirección General de Tele­comunicaciones, rebautizada France‑Télé­com, quien ha dado cuerpo a la convergen­cia, especialmente en el momento del lanza­miento del plan cable que ambicionaba rea­lizar una red de fibras ópticas para cubrir to­do el país.

Esta agitación, cuya cualidad principal no ha sido siempre la coherencia, ha contribui­do, paradójicamente, a que surgieran acto­res, hasta ahora ajenos a los dos dominios, lle­gados, por ejemplo, de la publicidad (Havas, en Canal Plus) o de la distribución de aguas (operadores del cable). Igualmente France Télécom, en la que la estrategia parecía ri­gurosamente planificada, se ha aproximado al comportamiento, más oportunista, de una empresa privada, sin por ello liberarse de las orientaciones cambiantes de su tutela po­lítica.

El audiovisual no es ya para esta entidad una posición como otra cualquiera en la que situarse apoyándose sobre su oficio de ori­gen, operador de red. A pesar de las fuer­tes posiciones de monopolio de hecho, si no de derecho, una incertidumbre persiste so­bre el futuro de la coherencia de las redes de telecomunicación francesa y sobre el pa­ralelo del operador principal dividido entre las filiales y la casa central.

¿Vamos hacia una red completamente uni­ficada en donde dos redes parcialmente con­currentes van a surgir tras un estallido o se desarrollarán las tentativas, hoy marginales, de redes especializadas? El derecho francés tiene ciertas dificultades en seguir las trans­formaciones del sector, en hacer la división entre lo coyuntural y lo fundamental. Las op­ciones cambian según las mayorías políticas, tanto más por cuanto que el audiovisual es un tema querido por la prensa y la opinión pú­blica, mientras que los lazos son muy estre­chos entre la tutela ministerial y France Té­lécom. Después de un período de conver­gencia en el derecho, hoy la situación está más matizada. Parecería que dos derechos distintos se ponen en marcha: uno sobre las redes portadoras, el otro sobre los conteni­dos. Pero esta nueva coherencia bien podría no resistir al importante desarrollo de la te­lemática y los servicios que la acompañan.

De este modo la cuestión de la convergen­cia es abundantemente debatida en Francia en los medios técnicos, industriales o políti­cos. Pero más que un movimiento límpido y lineal, la observación del terreno revela una serie de avances, de retrocesos después, de atajos, sin que sea posible, hoy, señalar una dirección claramente definida. Es por lo que este artículo aparece más como un collage, presentando la cuestión a partir de varias entradas sucesivas que como una demostra­ción
Hemeroteca >> Visualiza artículo
 Català · Portugués  
     
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337