Usuario :
 Clave : 
    
Hemeroteca >> Visualiza artículo 
Telos / Número 20
México: Tecnología fraudulenta o tecnología del fraude [01-01-2000]
  Miguel Torres
 
ISSN :1575-9393
De entre los muchos neologismos tecnológicos existe el de “Tecnología del fraude” para significar tanto un modo de producción como una estrategia merca­dotécnica que algunas empresas, de cier­tos países del sudeste asiático, han desa­rrollado con éxito inmejorable.

Seguramente usted los ha visto: perillas cromadas, palancas, infinidad de lucecitas que se prenden y apagan, todo dentro de un gabinete que se parece más a la con­sola de una nave espacial que al “estereo­fónico importado” que nos ofrece el ven­dedor.

Dicha tecnología ha encontrado su me­jor mercado en los países en vías de de­sarrollo, cuyas deprimidas economías de­mandan productos baratos y bonitos, aun­que no sean muy buenos. Helena Rubins­tein y Estee Lauder nos proporcionan la clave: el maquillaje lo es todo.

La cosmética industrial es un valioso apoyo a la calidad tecnológica, que a tra­vés de la manipulación de elementos vi­suales o táctiles confieren al producto en cuestión una imagen de calidad, moder­nidad o cualquier otro atributo que el fa­bricante desee, a efecto de dotar a su producto de características que puedan ser reconocibles por el comprador.

Esas características son un esfuerzo vi­sible de la calidad tecnológica que el comprador promedio no puede ver, o un reflejo externo del interior de un produc­to, en este caso un aparato electrónico.

Cuando esa manipulación de atributos no corresponde a la ostentación de la ca­lidad tecnológica real, sino tan sólo a su simulación, estamos ante un caso de fraude.

Es importante divulgar este asunto para enriquecer la cultura de consumo del público, porque sólo así estaremos en posi­bilidad de ejercer nuestro derecho de re­cibir mejores productos y servicios a cambio de nuestro dinero.

Quizás usted recuerde aparatos que honestamente apantallan, impresionan. Pero hay que analizarlos de cerca, mover sus controles, verificar si al mover uno de ellos no se mueven otros, porque los hay unidos o pegados por dentro, aun cuando para efectuar una función se requiere de sólo uno de ellos.
Hemeroteca >> Visualiza artículo
 Català · Portugués  
     
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337