Usuario :
 Clave : 
    
Hemeroteca >> Visualiza artículo 
Telos / Número 14
Concentración radiofónica: Un proceso inconcluso [01-01-2000]
 descarga fichero ReaderREADER
  Rosa Franquet
 
ISSN :1575-9393
El desarrollo histórico de la radio en España y los repartos de emisoras recientes han dado lugar a un proceso de concentración notable. La existencia de más de 900 emisoras no parece una garantía de diversidad programática.

El origen de las primeras emi­soras de radiodifusión en la década de los veinte, vincula­das a las compañías del ramo electrónico, predetermina un particular desarrollo del me­dio que tiene como principal objetivo la obtención de beneficio. La estrategia para conseguir una mayor rentabilidad se sitúa desde el primer momento en la agrupación de las estaciones con el fin de abaratar los costos del producto radiofónico.

El caso más espectacular se da en los EE.UU. "En 1938 estaban afiliadas a la CBS o a la NBC el 4 por ciento de las 660 emisoras en funcionamiento, entre ellas prácticamente todas las grandes. Dicho de otro modo, para entonces las cadenas controlaban el 98 por ciento de los kilovatios de emisión nocturna" (Miller, 1987:14). Unos años más tarde, en 1947, existen más de 900 estaciones, de las cuales un 97 por ciento están adscritas a algún network. El proceso de concentración un año más tarde es evidente, las cuatro cadenas más importantes de EE.UU. tie­nen afiliadas el 53,1 por ciento del total de las emisoras que operan. Sin embargo, a partir de la consolidación de la televisión a mediados de los cincuenta se produce un proceso de desvin­culación de las radios y grandes cadenas con el fin de recuperar el mercado local.

La diversificación inicial, fruto de la no ads­cripción a un gran network, poco a poco deja paso a una nueva estandarización programática basada en las radios fórmulas. El sabor autócto­no y genuino se circunscribe sólo a la presenta­ción musical del disc‑jockey de turno. Las casi 10.000 radios que compiten por un segmento del mercado están sumergidas en una lógica económica de un sistema de comunicación ba­sado en la publicidad y el lucro e integrado por miles de emisoras que exige prácticamente una programación caracterizada por sus bajos cos­tos y su probado atractivo para la audiencia". (Miller, 1987: 22).

En Europa el modelo predominante, a dife­rencia de América, se caracteriza por una con­cepción intervencionista del Estado en materia radiofónica, a excepción de países como Espa­ña, Portugal y algunos pequeños Estados como Andorra, Mónaco o Luxemburgo, donde las emisoras privadas tienen el protagonismo.

Los organismos públicos europeos, para ha­cer frente a las demandas de la audiencia, di­versifican la oferta y crean los segundos y ter­ceros programas. En la década de los 70 los servicios públicos de radio y televisión euro­peos en régimen de monopolio empiezan a ce­der terreno a la iniciativa privada y flexibilizan su estructura. Por otra parte, tenemos la legali­zación de las radios comerciales italianas, gra­cias a la sentencia 202, el permiso de emisión para las radios "libres" francesas bajo el Go­bierno socialista de Mitterrand (1983), las re­cientes concesiones a emisoras privadas del gobierno de Chirac (1987), la permisión de las radios municipales españolas o la concesión de nuevas licencias en FM (1979).

En otros países europeos existe, paralela­mente, un proceso de descentralización de los servicios públicos con la creación de la Inde­pendent Local Radio (ILR) en Inglaterra, la ex­periencia de las emisoras locales danesas, las radios independientes de Noruega o las emisoras públicas de la República Federal Alemana Todo ello transforma y configura un nuevo panorama de la radiodifusión europea.

La tendencia descentralizadora y la proliferación de emisoras no conlleva automáticamente una multiplicación pareja de modelos de programación. Aunque los emisores son distintos, la tendencia a la concentración es evidente en las estaciones comerciales de los países occidenta­les, que, si bien en una primera época inician una andadura solitaria, a medida que avanza el tiempo se agrupan con otras estaciones con el fin de acceder a un mercado más amplio y así poder reducir los costos.
Hemeroteca >> Visualiza artículo
 Català · Portugués  
     
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337