Usuario :
 Clave : 
    
Hemeroteca >> Visualiza artículo 
Telos / Número 3
El vídeo en la administración local [01-01-2000]
  Maite Martínez Pardo
Jaime Rozas
 
ISSN :1575-9393
Como producto y en tanto proceso, el vídeo ofrece importantes posibilidades para las relacio­nes entre la administración local y los ciudadanos. El S.V.C. y el VAL han mostrado práctica­mente esas vías, aunque existen indicios de desorientación por parte de las entidades locales españolas.

El sistema vídeo (que incluye no sólo los magnetoscopios, sino también la posibilidad de utili­zar cámaras) parece presentar­se como un adecuado instru­mento de relación entre la Ad­ministración Pública, los ciuda­danos y cada uno de ellos entre sí.

En el presente artículo apuntaremos algunas ideas que desarrollan esta hipótesis, la cual ‑creemos‑ no resulta del todo gratuita. Debe tenerse en cuenta que, al hablar de vídeo, no nos referimos sólo a la televisión o los formatos industriales sino también al llamado vídeo do­méstico, incluyendo el ya cercano vídeo en ocho milímetros.

Detengámonos un momento en las caracterís­ticas técnicas del sistema vídeo: es, entre los medios de comunicación, el de más fácil mane­jo y aprendizaje por parte de los no profesiona­les, y permite, precisamente, eliminar interme­diarios profesionales ‑por ejemplo, laborato­rios de revelado‑. Basta con observar la publi­cidad de los fabricantes de vídeo doméstico, destinado al ciudadano medio, cuyo mensaje más o menos explícito es el viejo lema de que hasta un niño podría manejarlo (de hecho, una marca líder del mercado utilizó la imagen de un niño filmando a su familia para su campaña de más éxito).

Hay que notar también que el vídeo, al utili­zar imagen y sonido, impone un lenguaje ya más universal que la palabra escrita, un lengua­je que diariamente, a través de la televisión, es asimilado por una audiencia que no alcanzan revistas, libros, diarios ni emisoras de radio. Permite también el vídeo, por su flexibilidad técnica, la interactividad, el feed‑back, en ma­yor medida que otros medios.' Y, además, su di­fusión se lleva a cabo mediante algo tan popu­lar como es un televisor.

Estas características propias del sistema ví­deo le convierten en un instrumento idóneo para que su uso por parte de la población y la Administración posibilite un mayor acercamien­to entre ellas, al poder establecerse relaciones interactivas, al mismo tiempo que su libre uso potencia el desarrollo de iniciativas, de aportes culturales, de experimentación formal del len­guaje. Visto así, el sistema puede considerarse como un instrumento de dinamización social y de participación.
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337