Usuario :
 Clave : 
    
Hemeroteca >> Visualiza artículo 
Conceptos de Educación / número 0
El currículum de historia en la enseñanza secundaria. Un análisis sociológico [30-11-1999]
 descarga fichero ReaderREADER
  Enrique Gozálvez Cravioto
 
En la nueva Educación Secundaria Obligatoria, establecida por la LOGSE, los contenidos de Historia se integran en el Área de Ciencias Sociales, Geografía e Historia. Los motivos de esta integración han sido expuestos y defendidos en ocasiones diversas (D.C.B., 1989 Hidalgo y otros, 1989). En todo caso, las respuestas dadas por los distintos grupos didácticos a la organización de contenidos, destacan, de una forma alternativa, bien el concepto global (Ciencias Sociales) bien lo disciplinar (Geografía e Historia).

Esta propia inclusión motivó en su momento una polémica, en la que algunos profesores realizaron una activa defensa de la independencia que a su juicio debía de tener la Historia (Gil Novales, 1987; Valdeón, 1989), polémica que no ha tenido precisamente demasiado alcance. De hecho, el análisis de los contenidos del Área de Ciencias Sociales demuestra que el fuerte predominio de la Geografía e Historia como disciplinas no se ha visto alterado. Últimamente se han reproducido las llamadas de atención, tanto en otros países europeos como en el nuestro, acerca de la necesidad de que la Historia como materia se independice del amplio elenco de las Ciencias Sociales (Gozalbes, 1994).

En todo caso, la reforma supone un evidente cambio en el currículum de Geografía e Historia. El viejo programa del BUP de 1975, que por otra parte había supuesto un muy considerable avance en la concepción de la Historia, había quedado superado con el paso del tiempo. Dicho programa representaba un resumen de unos contenidos que habían sido seleccionados a partir de la perspectiva universitaria (un resumen de la ciencia). Desde los años ochenta, según se difundían las ideas renovadoras en la enseñanza de la Historia, los propios libros de texto fueron ya asumiendo muchos cambios que anunciaban nuevos planteamientos que se han plasmado en el currículum de la ESO.

Junto a lo anterior, aunque por la vía del hecho se había superado el déficit centralista (propio del momento político en el que se elaboró el viejo programa), el nuevo currículum de la ESO reconoce la descentralización necesaria y subsiguiente a la aprobación de la Constitución y establecimiento del Estado de las Autonomías. Y reconoce también la autonomía de los Departamentos didácticos para desarrollar un nuevo modelo de programación. El currículum adquiere, en realidad, un modelo semiabierto, lo que posibilitará en la teoría que en cada Instituto los equipos de profesores seleccionen, organicen y secuencien contenidos a partir de sus criterios. La realidad será, sin duda, mucho más prosaica que la indicada: resultará decisiva la influencia de las editoriales de libros de texto.
Hemeroteca >> Visualiza artículo
 Català · Portugués  
     
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337