Usuario :
 Clave : 
    
 
 
Conceptos de Educación / número 0
 Evaluar actividades de formación: cooperación y formación de todos
Juan Bautista Martínez Rodríguez 
 Como la experiencia está narrada en otro artículo y como considero que no es necesario repetir aquí lo escrito ya en el informe voy a pretender con este artículo dos finalidades: a) Abstraer el procedimiento de evaluación de manera que las reflexiones sobre él sirvan no sólo para narrar algo de la experiencia, sino para reflexionar sobre el propio proceso de evaluación y sus complicadas aplicaciones a cualquier campo educativo. b) Exponer algunas consideraciones que son mezcla de ideas sobre la formación permanente del profesorado y su relación con la metodología de evaluación empleada. No defiendo aquí la evaluación por la evaluación, como otra cosa complicada más que hacer, sino aquellas actitudes, actividades y criterios que defendemos aquí y que, ahora, le llamamos evaluación. Es sólo un modelo concreto de aprender a formarse. Podemos apreciar en cualquiera de las actividades educativas que hay profesionales que olvidan en la práctica, atacan o desprecian la evaluación ceno una actividad de conocimiento público, de conocimiento profesional y de comprensión de los hechos educativos. Todos deberíamos postular, como ciudadanos y profesores, una concepción de funcionario público que nunca permitiera obstaculizar las valoraciones y exigencias de los diferentes colectivos implicados en la evaluación.
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337