Alajuelita Hoy, un periódico local en un mundo globalizado

 

Lic. Annie Badilla Calderón ©

Directora de la Escuela de Ciencias del Lenguaje del Instituto Tecnológico de Costa Rica

 

Introducción

Por su posición geográfica, por su historia y por su filiación, Costa Rica se ha encontrado fuertemente influenciada por las corrientes económicas, políticas y sociales que predominan en las naciones hegemónicas, principalmente Estados Unidos de Norteamérica; nuestro país recibe un impacto directo de los vecinos del norte (somos su traspatio). Por estas razones, la globalización con todos sus (d)efectos, nos ha tocado en forma contundente. En este contexto, los medios de comunicación colectiva, como institución, se constituyen en red que nos envuelve y globaliza.

Cuando vemos la televisión, leemos un periódico o navegamos en Internet, posiblemente se repitan las informaciones en todos los medios. Para muestra un botón, hasta hace unos meses en Costa Rica, si nos sentamos frente al televisor, por ejemplo a las seis de la tarde, hora en que se daban dos noticieros en los canales 4 y 7, no era nada extraño que en ambos se estuviera trasmitiendo la misma noticia, nacional o internacional y algunas veces en el mismo momento (esta última circunstancia cambió porque el noticiero del 4 adelantó su horario). Puede que la imagen fuera la misma pero algunas veces oigamos una voz diferente en cada canal. No obstante, en muchas informaciones, especialmente las que son producto de las agencias internacionales de noticias, oímos en off a la misma persona desde la fuente donde se produjo la información.

La mayoría de las informaciones trasmitidas por los medios de comunicación masivos del país tienen que ver con situaciones nacionales de interés, según la opinión de los encargados de los medios (emisores), y en relación con las informaciones internacionales con el interés de la agencia de noticias con la que se ha suscrito el medio de comunicación. Ante esta situación, las personas que miran, oyen o leen, o realizan todas las acciones a la vez (receptoras) sienten que en muchas ocasiones lo que se trasmite no les toca de cerca, que no es de su interés, no les compete. Se percatan, consciente o inconscientemente, de que sabe lo que sucede en Bosnia, lo que comen los alemanes en invierno, lo que piensan los catalanes de la Unión Europea, pero desconocen lo que se sucede en su pueblo: el accidente de la esquina, los problemas de las carreteras aledañas, las dificultades de vivienda, propias o de sus vecinos, la contaminación de las aguas, la basura. Y no quiere ser un ignorante de su realidad.

 

Los periódicos

Los periódicos en el ámbito nacional, como medios de comunicación, nos muestran principalmente una información globalizada y globalizante: las mismas fuentes de información y las mismas ideologías.

En todo Costa Rica, y en Alajuelita en los dos últimos años, en medio de esta despersonalización de los medios surge la necesidad de revalorizar lo autóctono, de recordar lo pasado, de reconocer nuestras necesidades básicas. Así, los pueblos han aceptado (y necesitado) los medios de comunicación locales. En algunos, es el periódico el medio escogido, en otros, la radio (o un programa de radio) la televisión o la combinación de algunos de ellos según las condiciones de cada pueblo. En el cantón de Alajuelita, de la provincia de San José, lo local se muestra a través un programa de radio, los sábados en la tarde a través de una emisora de cobertura nacional con una duración de dos hora y de un periódico mensual, Alajuelita Hoy.

Para este trabajo se ha escogido el periódico Alajuelita Hoy. Este medio de comunicación tiene 34 números, lo que significa dos años y 10 meses de existencia. Aquí se tratará de mostrar el porqué de su existencia y se tratará de justificar por qué se mantiene.

 

El periodismo en Costa Rica

La primera referencia sobre la creación del periodismo en Costa Rica se encuentra en la colección de leyes del año 1824. En el decreto XXIII del 25 de noviembre de ese año, el congreso constituyente invita a los ciudadanos a establecer periódicos.

El periodismo empezó en Costa Rica en el año 1833 con los periódicos Noticioso Universal y Correo de Costa Rica.

La primera imprenta fue importada por don Miguel Carranza en el año 1830 y se llamó La Paz.

 

 Alajuelita

 Alajuelita es el cantón n° 10 de la provincia de San José a partir del 2 de junio de mil novecientos nueve, mediante ley promulgada por el Congreso Constitucional de la República de Costa Rica.

Como en la historia de todos los pueblos de Costa Rica, dos son los ejes centrales de las necesidades de sus ciudadanos: la educación y la religión. El 23 de octubre de 1824 se nombra al primer maestro Juan León Agüero. Su nombramiento lo hizo la municipalidad de San José a quien pertenecía en ese momento Alajuelita. En 1835, los vecinos se dirigen al jefe de estado, Braulio Carrillo, para que se les conceda el permiso para construir la primera ermita, que se terminó de edificar en 1937. Inmediatamente, recurren al gobernante para que intervenga con el fin de que se nombre a un sacerdote que sirva únicamente en Alajuelita. Pero la solicitud es denegada porque “es el pueblo más numeroso del estado, el curato de San José se quedaría sin los proventos para su mantenimiento”. No es sino hasta 1945 que por el crecimiento se erigió la parroquia al Santo Cristo de Esquipulas.

¿Por qué Alajuelita tenía tanta población? Un censo con fecha 30 de abril de 1840, donde se da el número de casas en San José y lugares aledaños, muestra el siguiente resultado: Alajuelita, 236 casas; San Gabriel, 200; San José, 198; San Pedro, 193, etc. (1) [i]Posiblemente, el gran número de pobladores se da por encontrarse ubicada al sur del cantón central, San José, al pie de las montañas donde nace gran cantidad de ríos, de acequias y de arroyos.

Alajuelita estuvo poblada por los indígenas y más tarde por los españoles quienes llegaron a estas tierras alrededor de 1650, según documentos oficiales relacionados con solicitudes para la obtención de tierras baldías.

De los anteriores datos, se desprende que una de las poblaciones más antiguas del valle del Oeste es la que se llama Alajuelita.

Alajuelita conserva una mezcla muy común en algunos de nuestros pueblos, una población muy arraigada, con varias generaciones de permanencia y nuevas masas de habitantes que vienen a establecerse en estas tierras.

En los últimos tiempos, la migración al cantón de Alajuelita fue propiciada, a mediados de los ochenta, por las leyes de vivienda popular (“soluciones habitacionales” o “casas de interés social”), donde se les facilitaba a los habitantes sin casa la construcción de sus residencias con ayuda del estado o con mediante apoyo extranjero (ayuda de gobiernos europeos o por medio de Ongs).

Muchos nos preguntamos por qué el periódico Alajuelita Hoy fue tan bien acogido por el pueblo. Se tratará de dar algunas respuestas, para empezar se hará una breve fundamentación teórica.

 

La cultura, la identidad y la vida cotidiana

1. La cultura

Si trabajamos con el tema cultura, nos encontramos con muchas explicaciones, tomemos la que da Jurij Lotman y Boris Uspenkij, presentada en el ensayo ‘Sobre el mecanismo semiótico de la cultura’ [ii][iii] (2 y 3), muy pertinente para la situación que interesa describir; para ellos se define la cultura por sus rasgos distintivos como un factor que cohesiona a los habitantes de determinada cultura y a la vez los separa de los habitantes de las demás culturas.

Debe recordarse que para Lotman la cultura es la memoria de la colectividad, pero que se le hacen diferentes lecturas según la época.

La cultura debe verse como un eje o programa, es decir, un sistema de reglas establecidas que permita fijar sentido en la memoria colectiva y fijar la información.

2. La identidad

Iniciamos este apartado con lo que señala Marcio Veloz Maggiolo, “Los antropólogos de la cultura han considerado la identidad como la razón o conciencia que tiene de sí mismo un hombre, una sociedad, un grupo humano”[iv] (4).

Además, en todo grupo plenamente consciente de su identidad existen uno o varios elementos aglutinantes compartidos sin discusión, que determinan la conciencia de identidad. Lengua, idioma (...) generan en la mayoría de las situaciones un proceso tradicional que unifica una serie de identidades en un solo conjunto cultural: la identidad cultural [v] (5).

La identidad cultural es variada, va desde parcialidades muy específicas del quehacer humano, hasta concepciones ideológicas, filosófica, en función del desarrollo social y del nivel de las fuerzas productivas de una sociedad.[vi] (6)

La identidad se construye y en ese proceso participan las condiciones históricas concretas de cada pueblo, la percepción, la interpretación y la asimilación que de ellas se haga. La identidad cultural se puede afirmar que es una construcción ideológica porque se trata de fenómenos de la conciencia social.

3. Vida cotidiana

Acerca de la vida cotidiana, señala Heller: “La vida cotidiana no está fuera de la historia, sino en el centro del acaecer histórico: es la verdadera esencia social; y principalmente que: “Toda gran hazaña histórica concreta se hace particular e histórica precisamente por su posterior efecto en la cotidianidad” [vii]. (7)

El fenómeno del la cotidianidad/historia, se da en todos los pueblos y se valora en los textos escritos y en los orales.

 

El periódico Alajuelita Hoy

“El mundo de los medios de comunicación llega al tercer milenio marcado por una doble y simultánea tendencia global-local”.[viii] (8)

En este momento, nos encontramos en los grandes periódicos la incorporación de tecnologías nuevas, la concentración de grandes capitales nacionales o trasnacionales a su alrededor. Además, se dan las alianzas para conseguir mayor ganancia por medio de los periódicos, se da la manifestación más grande de mercadotecnia a favor de loa mega proyectos periodísticos. En fin, una muestra de los tiempos de una sociedad globalizada.

Pero, en los pueblos surge lo que se creía imposible pero necesario: el periódico local. Su supervivencia se da porque llena un vacío: la necesidad que se tiene de mantener la identidad, de tener una información que nos resulte próxima por su contenido y por su tratamiento, y, la urgencia de ver el mundo (ideología) de una manera más simple, más relacionada con el pasado y sus valores. Entonces aparece un periódico como Alajuelita Hoy. Víctor Monge Gómez es el encargado de dirigirlo, redactarlo y distribuirlo, y además, de buscar a los anunciantes que hacen posible su existencia.

La supervivencia de los medios de comunicación locales se da porque, a las puertas del tercer milenio, los medios de comunicación tienen un doble papel global/local. La globalización que parece envolverlo todo nos lleva a mirar lo otro, lo local. Adquieren importancia las relaciones primarias, de las personas que tenemos más cerca, con quienes compartimos una realidad y una identidad. Además, estos medios de comunicación locales sirven para reforzar la identidad de los pueblos donde se desarrollan; contribuyen a dar singularidad en contrapartida a la estandarización que propicia la globalización.

No debe olvidarse que desde la teoría del periodismo y la práctica profesional se acepta como principio que los medios de comunicación tienen como función explicar e interpretar la realidad social de su entorno.

Además, los medios de comunicación locales conllevan un rasgo fundamental: la credibilidad. Los receptores toman a su medio local como portavoz de su opinión, de su sentir, de su historia.

Veamos un poco el periódico que nos interesa.

 

La portada

Las portadas están siempre divididas en tres espacios: dos cintillos pequeños en la parte superior e inferior y la parte central que generalmente es gráfica.

En el cintillo de la parte superior en una línea grande, aparece el nombre del periódico, Alajuelita Hoy (los colores no tienen ningún referente porque los del cantón son el verde y el amarillo) y el escudo del cantón; en la segunda línea, la frase “Medio de comunicación al servicio del pueblo alajueliteño”, la fecha y el precio.

En el cintillo de la parte inferior se presenta publicidad.

En el centro aparece la parte gráfica de la portada.

Todas las portadas de los 34 números de Alajuelita Hoy presentan hechos de nuestro pueblo: actividades religiosas, escolares o deportivas o imágenes referenciales muy importantes para quienes vivimos la cultura alajueliteña: la cruz de Alajuelita, los cerros de Escazú, la imagen del Cristo de Esquipulas.

Tomemos como ejemplo, para presentar la parte gráfica de la portada, el periódico. No. 34-junio de 1999:

90 Aniversario de Alajuelita

Fondo corrugado verdusco

Grupo de niños con traje típico

Niña

Ancino

Casa de bahareque

El cuadro interior se encuentra dividido en dos partes; en la superior se encuentran tres fotografías, la primera de la izquierda es la de un anciano (su historia se retoma en el interior del periódico), una niña en el centro (en el interior del periódico se hace referencia a esta jovencita) y a la derecha un grupo de niños en traje típico frente al atrio de la iglesia católica del distrito central. En la parte inferior, una foto de una casa de bahareque (una de las pocas que quedan en el cantón). Obsérvese que esta última foto ocupa el mayor espacio dentro de la composición fotográfica.

 

Interior

Publicidad

El periódico tiene 12 páginas. En el número de junio, únicamente la página 5 no tiene publicidad. La dos, la once y la doce están dedicadas totalmente a la publicidad: escuelas de computación, clínicas, el cementerio privado del pueblo, los restaurantes, los gimnasios, las industrias, las librerías y los lugares de diversión ocupan el espacio publicitario a todo color.

Las páginas 3 y 10 tienen media página dedicada a artículos de fondo y el resto a publicidad a un color.

Las páginas 4, 6, 7, 8 y 9 tienen pequeños cuadros publicitarios.

El periódico tiene la mayoría de su espacio dedicado a la publicidad, por el tamaño pareciera que hay una abuso de este componente no obstante la proporción es semejante a la que tienen otros medios de comunicación masiva escrita. Como todo medio de comunicación privado, el periódico Alajuelita Hoy necesita de publicidad para poder sobrevivir.

Secciones permanentes

El periódico tiene secciones permanentes, tanto escritas por el director o por colaboraciones.

1.      Información municipal: aquí se escribe acerca del desarrollo municipal, las sesiones del concejo, entrevistas con el alcalde, opiniones del periodista acerca de una acontecer municipal. En el número de junio se escribe acerca de la elección del presidente y vicepresidente.

2.      El Rincón de Rosita. Aquí se presentan recetas de cocina. En este número se transcribe una receta de picadillo de papaya verde.

3.      Rescate de los queridos personajes del cantón. En este apartado se hace una semblanza de alguna persona del cantón, generalmente ancianos. Esta sección se hace bajo el patrocinio una carnicería que se encuentra ubicada fuera del cantón. En el periódico de junio se hace referencia a Samuel Retana (apareció en la portada).

4.      El trivia. Aparece una fotografía antigua y debe adivinarse quién o quiénes son las personas. La fábrica de trofeos Hidalgo le da un premio a la persona que sepa de quién se trata. Se da la respuesta, se da la persona ganadora y aparece la siguiente foto.

5.      Lugares de diversión. Últimamente se han hecho documentos publicitarios acerca de algunos centros de diversión. En el mes de junio, se hace referencia al restaurante La Cima.

Algunas de las secciones permanentes han dejado de publicarse porque la persona encargada no ha vuelto a escribir por múltiples razones.

Artículos de fondo

En general, los artículos de fondo del periódico Alajuelita Hoy tienen como base informativa sucesos o asuntos de interés cantonal. En muy pocas ocasiones se recurre a agencias de noticias o a sucesos acaecidos fuera de los límites cantonales. En el caso de las agencias, se recurrió a ellas cuando se trataba el asunto de la instalación de un relleno sanitario en Alajuelita. Se ha hecho referencia a sucesos ocurridos fuera del cantón cuando se participó en los juegos nacionales.

El periódico hace referencia a problemas propios de nuestros pueblos, la seguridad ciudadana, la conservación de nuestros ríos y cerros, los problemas habitacionales, las drogas, la diversión de los jóvenes, las actividades en las escuelas y el colegio.

En muchos de los números de nuestro periódico se hace referencia a los actos religiosos de nuestro cantón: las fiestas patronales (de hoy y de ayer), la participación de sacerdotes en toda nuestra vida cotidiana (fotos de sacerdotes en diversas actividades laicas).

En el mes de junio, en las páginas centrales, seis y siete se escribe acerca de los 90 años del cantón. Todo el texto escrito como el gráfico hace referencia a sucesos del pasado: historia, fiestas, educación, religión, cantonato.

Allí se encuentran cuatro fotografías:

1.      De 1950. Aparece el secretario de la jefatura política, el tesorero municipal, el jefe político, la telegrafista y el secretario municipal.

2.      De 1964. Aparece el Lic. Daniel Oduber en la escuela de Alajuelita.

3.      De 1967. Inauguración del comedor del Centro de Nutrición de Alajuelita.

4.      De 1960. Aparecen miembros de la municipalidad en una actividad cívica.

Se debe hacer notar que el texto escrito y el gráfico no tienen relación. Además, el director escogió principalmente fotografías relacionadas con personajes políticos del cantón o visitantes.

 

Conclusión

De la observación del periódico Alajuelita hoy se puede desprender que:

1.      Si bien es cierto que los grandes medios de comunicación en el mundo de la globalización poseen una gran cantidad de información no siempre cantidad significa calidad y pertinencia.

2.      Un medio de comunicación local propicia la participación ciudadana.

3.      Un medio de comunicación local se convierte en una fuente alternativa frente a la globalización de la información.

4.      Se muestra, en muchas secciones del periódico, la permanencia en el cantón de Alajuelita de una serie de características de las sociedades tradicionales, pero la realidad es que nuestros habitantes están inmersos en la red de la televisión, medio comunicativo de los nuevos tiempos, de la globalización.

5.      El traer los hechos históricos de vida cotidiana al periódico tienen como fin conservar en la memoria colectiva una manera de ser que si no se ha perdido ya está a punto de desaparecer. Recuérdese que Alajuelita fue “invadida”, en los ochenta y principios de los noventa por una cantidad muy grande de nuevos habitantes de otros cantones del país. Hoy, gran cantidad de nicaragüenses habitan nuestro cantón.

6.      La existencia de Alajuelita Hoy y su permanencia por casi tres años muestra que vivimos en un mundo global/local. En fin, es el testimonio de que hoy conviven y son necesarios los medios de comunicación que llenan el espacio de lo global y lo local.

Notas

(1)  Documento N° 276 págs. 103 a 106 de la Sección Histórica Municipal, 30 de abril de 1840.

(2)  Jurij M. Lotman y Escuela de Tartu, ‘Semiótica de la cultura’. Madrid: Editorial Cátedra, S.A., 1979. pp. 67-92.

(3)  Marcio Veloz Maggiolo, (1993) “Identidad cultural e Identidad nacional. Pluralismo del modelo”. ‘Káñina’. Vol XVII. Enero-Junio No. 1.p.65.

(4)  Ibid. p. 65.

(5)  Ibid. p. 66.

(6)  Agnes Heller (1992.). ‘Historia y vida cotidiana’. México: Editorial Grijalbo, p.42.

(7)  Xosé López García. (1999) “La información de proximidad en la sociedad global / Estrategias de comunicación local en la era global o como mantener la identidad en un mundo glocal” en Revista Latina de Comunicación Social, número 13, de enero de 1999, La Laguna (Tenerife), en la siguiente dirección electrónica (URL):http://www.ull.es/publicaciones/latina/a1999/148riojaar.htm

(8)  Documento N° 276 págs. 103 a 106 de la Sección Histórica Municipal, 30 de abril de 1840.

(9)  Jurij M. Lotman y Escuela de Tartu, ‘Semiótica de la cultura’. Madrid: Editorial Cátedra, S.A., 1979.

Bibliografía

Acuña Ortega, Víctor Hugo.(1988)

Historia Oral e Historias de Vida. Cuadernos de Ciencias Sociales (18) San José, Costa Rica: FLACSO.

Gaínza, Gastón. (1989)

"Herencia, identidad y discursos". Herencia. Programa de Rescate y Revitalización del Patrimonio Cultural, Vicerrectoría de Acción Social. Universidad de Costa Rica, v.1: 1, pp. 53-58.

Geertz, Clifford.

La interpretación de las culturas. México: Editorial Gedisa S.A.

Heller, Agnes. (1992)

Historia y vida cotidiana. México: Editorial Grijalbo.

López García, Xosé. (1999).

“La información de proximidad en la sociedad global / Estrategias de comunicación local en la era global o como mantener la identidad en un mundo glocal” en Revista Latina de Comunicación Social, número 13, de enero de 1999, La Laguna (Tenerife), en la siguiente dirección electrónica (URL):

http://www.lazarillo.com/latina/a1999/148riojaar.htm

Lotman, Jurij y la Escuela de Tartu. (1979)

Semiótica de la cultura. Madrid: Editorial Cátedra, S.A.

Veloz Maggiolo, Marcio. (1993)

“Identidad cultural e Identidad Nacional. Pluralismo del modelo”. Káñina. Vol XVII. Enero-Junio No. 1.

Villegas, David. (1992)

“A propósito de identidad”. Herencia. Vol 4. No. 1 y 2, p.167.

FORMA DE CITAR ESTE TRABAJO DE LATINA EN BIBLIOGRAFÍAS:

Nombre de la autora, 2000; título del texto, en Revista Latina de Comunicación Social, número 28, de abril de 2000, La Laguna (Tenerife), en la siguiente dirección electrónica (URL):

http://www.ull.es/publicaciones/latina/aa2000sab/122badilla.html

 

Revista Latina de Comunicación Social

La Laguna (Tenerife) - abril de 2000 - número 28

D.L.: TF - 135 - 98 / ISSN: 1138 – 5820 (año 3º)

http://www.ull.es/publicaciones/latina

 

 

 



Notas

 

[i] Documento N° 276 págs. 103 a 106 de la Sección Histórica Municipal, 30 de abril de 1840.

 

[ii] [ii] Jurij M. Lotman y Escuela de Tartu, Semiótica de la cultura. Madrid: Editorial Cátedra, S.A., 1979. p.p. 67-92

 

[iv] Marcio Veloz Maggiolo, (1993) “Identidad cultural e Identidad Nacional. Pluralismo del modelo”. Káñina. Vol XVII. Enero-Junio No. 1.p.65.

 

[v] Ibid. p. 65.

 

[vi] Ibid. p. 66.

 

[vii] Agnes Heller (1992.). Historia y vida cotidiana. México: Editorial Grijalbo, p.42.

 

[viii] Xosé López García. (1999) “La informacion de proximidad en la sociedad global / Estrategias de comunicación local en la era global o como mantener la identidad en un mundo glocal” en Revista Latina de Comunicación Social, número 13, de enero de 1999, La Laguna (Tenerife), en la siguiente dirección electrónica (URL):

http://www.lazarillo.com/latina/a1999/148riojaar.htm

[viii] Documento N° 276 págs. 103 a 106 de la Sección Histórica Municipal, 30 de abril de 1840.

[viii] Jurij M. Lotman y Escuela de Tartu, Semiótica de la cultura. Madrid: Editorial Cátedra, S.A., 1979.

Bibliografía

 

Acuña Ortega, Víctor Hugo.(1988)

Historia Oral e Historias de Vida. Cuadernos de Ciencias Sociales (18) San José, Costa Rica: FLACSO.

 

Gaínza, Gastón. (1989)

 "Herencia, identidad y discursos". Herencia. Programa de Rescate y Revitalización del Patrimonio Cultural, Vicerrectoría de Acción Social. Universidad de Costa Rica, v.1: 1, p.p. 53-58.

 

Geertz, Clifford.

La interpretación de las culturas. México: Editorial Gedisa S.A.

 

Heller, Agnes.( 1992)

 Historia y vida cotidiana. México: Editorial Grijalbo.

 

López García, Xosé. (1999).

“La información de proximidad en la sociedad global / Estrategias de comunicación local en la era global o como mantener la identidad en un mundo glocal” en Revista Latina de Comunicación Social, número 13, de enero de 1999, La Laguna (Tenerife), en la siguiente dirección electrónica (URL):

http://www.lazarillo.com/latina/a1999/148riojaar.htm

 

Lotman, Jurij y la Escuela de Tartu. (1979)

Semiótica de la cultura. Madrid: Editorial Cátedra, S.A.

 

Veloz Maggiolo, Marcio. (1993)

 “Identidad cultural e Identidad Nacional. Pluralismo del modelo”. Káñina. Vol XVII. Enero-Junio No. 1.

Villegas, David. (1992)

“A propósito de identidad”. Herencia. Vol 4. No. 1 y 2, p.167.

FORMA DE CITAR ESTE TRABAJO DE LATINA EN BIBLIOGRAFÍAS:

Nombre de la autora, 2000; título del texto, en Revista Latina de Comunicación Social, número 28, de abril de 2000, La Laguna (Tenerife), en la siguiente dirección electrónica (URL):

http://www.ull.es/publicaciones/latina/aa2000sab/122badilla.html