ENCIMA DE / DEBAJO DE

 

La experiencia cotidiana lleva al niño a experimentar continuamente el estado topológico del ENCIMA / DEBAJO; precisamente su misma estatura, no de acuerdo con los objetos que lo rodean, le permite vivir continuamen­te tales valores topológicos.

Sin embargo, los términos con los que él expresa estas situaciones son aproximativas y deben ser profundizadas y ampliadas. El estar "Encima" significa ante todo, para el niño, estar apoyado o, en el mejor de los casos, estar "encima" verticalmente.

El estar es algo que está referido al plano originado por el objeto-referen cia. Un cuadro colgado en la pared, difícilmente es percibido por el niño como algo encima del plano del pupitre. De ahí, la exigencia de hacer llegar al niño a una formalización del concepto de "encima"/"debajo".

Es indispensable, al principio, que el plano de referencia determine inequívocamente la división del espacio en dos partes encima/debajo; se aconse­ja, pues, partir asumiendo como objetos de referencia superficies amplias para facilitar, incluso visualmente, la percepción de la ampliación de este plano.

EJERCICIOS ACERCA DEL ENCIMA/ DEBAJO

Es fácil colocar al niño, de vez en cuando, ENCIMA/DEBAJO de una mesa, de una silla,... pero deberá entenderse que tales ejercicios no producirán la formalización del concepto por dos motivos:

a) Porque el niño está ya mentalmente organizado respecto a estas situacio­nes y así pues conoce ya este estado situacional.

b) Porque este "encima" es todavía un "Apoyado" y expresa un aspecto parcial del concepto.

Otros ejercicios a nivel corporal resultan difíciles porque, desgraciada­mente,... no todos tienen las alas.

Es conveniente limitar los ejerci­cios a un aspecto de observación y de análisis de la realidad circundante para dar al "encima" y al "debajo" el pleno significado de partición del espacio.

 

ENCIMA / DEBAJO POSICIONAL

Está bien analizar lo que está apoyado en la mesa y lo que está verticalmente "encima" de la mesa y después proceder con las siguientes preguntas:

·         Haz una lista con los objetos apoyados en la mesa.

·         Nombra los objetos que están vertical­ encima de la mesa.

·         Coge un objeto apoyado y ponlo, no apoyado, encima de la mesa.

·         Coge uno de los objetos apoyados sobre la mesa y cámbialo de sitio, haciendo que quede siempre encima de la mesa.

·         El cuadro colgado en la pared ¿ cómo está respecto a la mesa ?

A las diferentes respuestas que el niño puede dar a esta última pregunta, es conveniente continuar con un tipo de comprobación, que consiste en colocar la mesa pegada a la pared, de forma que el cuadro aparezca claramente "encima".

Justo en este momento, con la mesa junto a la pared, conviene pregun­tar si la araña (de alumbrado) está sobre la mesa. Lo importante es, con estas preguntas, hacer percibir al niño, gracias a los traslados de la mesa, la generación del plano que permite distinguir todos los objetos del aula como "encima" o "debajo", o en parte "encima" y en parte "debajo" (por ejemplo, la puerta), respecto al plano de la mesa.

Conviene formular otras preguntas sobre argumentaciones que van más allá de la habitación o el aula, como por ejemplo:

-          ¿ Qué hay, según vosotros, encima de nuestro techo ?

-          ¿ Qué hay debajo de nuestro techo ? - ¿ Las piedras del patio están debajo de nuestro techo ?

-          La punta del campanario ¿ está encima o debajo de nuestro techo ? Cada uno tiene que decir una cosa que esté encima del suelo de la casa, pero fuera de la propia casa.

 

Otra serie de preguntas puede tomar en consideración el cuerpo del niño como referencia. En ese caso, para identificar el plano de referencia, el niño se tiene que mover por el aula con los brazos abiertos, sin levantarlos o agacharlos:

 

-                      ¿ El techo está encima de tus brazos ?

-                      ¿ Hay un suelo que esté por encima de tus brazos ?

-                      Nombra algunos objetos que se encuen­tran debajo de tus brazos.

-                      Di un objeto que esté en parte encima y en parte debajo de tus brazos.

-                      ¿ Qué hay fuera de la ventana que está por encima de tus brazos ?

-                      ¿    El panel entrepaño del pupitre está debajo de tus brazos ?

ENCIMA / DEBAJO RELACIONAL

Es necesario poner en relación, es decir en correspondencia, objetos en contraposición respecto a un plano horizontal, de manera que el niño se dé cuenta de que a un "encima" corresponde un "debajo", y viceversa.

Preguntas adecuadas para aclarar la relación pueden ser las siguientes:

-          Señala una pareja de objetos, partes del cuerpo, signos, ..., que se encuentren uno encima del otro respecto a la superficie de la mesa, respecto al suelo, al techo, al asiento de la silla, a los brazos abiertos,...

-          ¿ Respecto a qué plano la calefacción y el cuadro están en relación encima/ debajo ?

-          Haz una lista de parejas de objetos encima/debajo el plano de la mesa del profesor.

ENCIMA / DEBAJO/ DIRECCIONAL

Es necesario aclarar que el movimiento modifica el encima/debajo respecto a una referencia, como por ejemplo:

- Estás debajo del techo, ¿ qué tienes que hacer para situarte encima del mismo ?

- De pie, con los brazos abiertos, la araña y el cuaderno en el pupitre, están en relación encima/debajo, ¿ qué tienes que hacer para que los dos estén encima de los brazos? - ¿ Qué    posibilidades tenemos para hacer que la mesa del profesor llegue a encontrarse debajo de nuestro suelo ?

- Pensemos en una de las cosas que ahora están debajo de nuestro suelo: ¿ qué podemos hacer a fin de que se encuentre encima ?

- Pongamos una pelota en el suelo, ¿ qué hay que hacer para que no se encuentre ni encima ni debajo ?

- ¿ Qué hay sobre el tejado de la casa ? ¿ qué podría haber, aunque ahora no esté ?

- Los pies están debajo del plano de la mesa, ¿ con qué acciones del cuerpo los puedo colocar encima ? ¿con qué movimiento de la mesa pueden acabar encima de ella ?

 

NOTA: Extraído del libro "TALLER DE TOPOLOGIA". M.C.E. de Italia.