SATÉLITES, CABLE, REDES: EEOS ANTE UN NUEVO PANORAMA PARA LA PRODUCCIÓN DE TELEVISIÓN EDUCATIVA

Jesús Salinas Ibáñez

Universitat de les Illes Balears

 

Las Nuevas Tecnologías como el satélite, el cable o las redes ofrecen un nuevo panorama para loas instituciones dedicadas a la producción de materiales educativos. La actuación de la Asociación de Usuarios Españoles de Satélites para la Educación y de cada uno de sus socios en relación a este reto debe atender a las nuevas posobilidades de la producción de materiales televisivos, a los avances en la distrubución de experiencias de formación vía satélite y a las innovaciones en los sistémas de comunicación.

The New Technologies as satellite, cable or networks offer a new panorama to the educative material producers. The action of the associates and the Educational Satellite Spanish Users Association (EEOS) face to this challenge should attend to new possibilities for the production of televisive materials, to advances on the distribution of experiences of training through satellite and to innovations on the communication systems.

DESCRIPTORES: Satélites, Redes de Telecomunicación, Enseñanza a Distancia, Televisión Educativa.

 

1. ¿Qué es EEOS?

La Asociación de Usuarios Españoles de Satélites para la Educación (EEOS) es un proyecto común de diversas instituciones preocupadas por la formación y por la creación y difusión de materiales didácticos audiovisuales y que nace alrededor de la experiencia de distintas entidades que participan en la difusión de materiales televisivos vía satélite a través de Eurostep.

No puede entenderse el nacimiento de EEOS sin hacer referencia a la iniciativa de la Agencia Espacial Europea de creación de un canal educativo apoyado en el satélite OLYMPUS. Diversas instituciones europeas interesadas en la experiencia se asociaron dando lugar a EUROSTEP. Los miembros españoles, a imagen de asociaciones similares que agrupaban los usuarios de Eurostep en distintos países: OSBUG y SOBA en el Reino Unido, ATENA en Francia, etc.. promueven una asociación que celebra su Asamblea constituyente en marzo de 1992 y en la que participan, junto a los miembros españoles de Eurostep, otras instituciones que no habiendo tenido contacto con la emisión vía satélite mostraban así su interés en la difusión de materiales educativos de televisión y en el papel que en esta difusión pueden desempeñar las telecomunicaciones. Quiere esto decir, que a pesar de ser las experiencias educativas distribuidas vía satélite el motivo primero de la asociación, no constituye su único interés, abarcando su campo de actuación todas aquellas experiencias e innovaciones educativas apoyadas en las telecomunicaciones.

La aparición de la Televisión Educativa Iberoamericana ha supuesto nuevos horizontes para EEOS y sus asociados desde el momento en que se pueden canalizar proyectos de carácter educativo en un ámbito de cooperación habitual para muchos de nuestros socios como es Iberoamérica. Esto, junto a la posibilidad de actuar sobre el territorio nacional, ha hecho que la Asociación de Televisión Educativa Iberoamericana constituya uno de los focos preferentes de atención de EEOS.

En cualquier caso, el ámbito de actuación de EEOS no se reduce al campo de los satélites. Desde el mismo momento de su fundación ha prestado atención a todos los avances que en el terreno de las telecomunicaciones son susceptibles de utilizarse como sistemas de distribución de experiencias educativas, y ello hace que, en este momento, sin perder de vista las experiencias que se desarrollan en Eurostep, o en la Televisión Educativa Iberoamericana, las diversas instituciones que forman EEOS, estén atentas a las posibilidades de las redes de telecomunicaciones y, ante su inminencia, a las posibilidades que la distribución de televisión por cable ofrece al campo educativo.

Así pues, la diversidad de instituciones que forman EEOS, universidades, empresas relacionadas con el mundo de la educación, instituciones ministeriales y autonómicas con responsabilidades en el mundo de la formación, etc.. Con sus diversos intereses y finalidades, sus diversos ámbitos de actuación geográfica, su distinto grado de implicación en los procesos de creación, distribución y utilización de los materiales, lejos de generar una peligrosa diversificación, constituyen un entramado de posibles interacciones que pueden enriquecer las experiencias individuales de los socios y potenciar la colaboración entre los mismos.

El panorama actual de la asociación se presenta sustancialmente distinto del existente en el momento de su creación. La experiencia de Eurostep parece estar en un periodo de redefinición, la Televisión Educativa Iberoamericana es un hecho en su vertiente americana y lo será en breve en su vertiente española. Las experiencias de colaboración entre socios, aun encontrando dificultades de distinto tipo, comienzan a cuajar resultados. Por otra parte los continuos avances en el mundo de las telecomunicaciones -avances en el mundo de los satélites, las redes, la tv por cable...- hacen que nos estemos enfrentado a un panorama en constante evolución. Y este escenario cambiante, puede constituir, quizá, el principal aliciente para la actuación de EEOS.

El panorama en el que debemos contemplar la actuación de nuestra asociación puede abordarse en un triple aspecto:

• La producción de materiales educativos

• La distribución de experiencias de formación vía satélite

• Las innovaciones en los sistemas de comunicación.

 

2. La producción de materiales educativos.

No siempre hablar de Televisión Educativa suele significar lo mismo. Dentro de lo que podemos entender como aplicaciones educativas de la televisión o, también, televisión educativa, suelen diferenciarse tres tipos: la televisión cultural, con objetivos de divulgación y entretenimiento, la televisión educativa propiamente dicha, de contenidos extracurriculares, pero con objetivos relacionados con la formación, y la televisión escolar, con contenidos y objetivos propios del sistema educativo.

Cada uno de estos tipos requiere modalidades distintas de producción, y cada uno de ellos ofrece posibilidades distintas para nuestras instituciones asociadas.

Los cambios que se están dando tanto en el terreno de las telecomunicaciones, como en el campo de la formación, están haciendo que no pueda entenderse en los mismos términos estos tipos de televisión educativa, como tampoco pueden entenderse de igual manera la televisión comercial, con relación a la cual se han definido.

Es una idea aceptada que el fenómeno de la televisión generalista está dejando paso a una televisión más especializada, y esto es interesante para la televisión educativa, y lo será más en el momento en que se vaya generalizando el uso del segmento espacial y comiencen a desarrollarse experiencias de tv por cable. La tv educativa tiene un público, una audiencia o audiencias muy concretas, y la tv comercial, las emisoras de tv cable, las distintas administraciones, comprenden que hay que satisfacer estas demandas.

En este terreno, uno de los aspectos cruciales a los que nos enfrentamos es la compresión y el alcance de lo que entendemos por televisión educativa, las distintas modalidades de producción de estos materiales, la coexistencia de materiales para la educación formal, no formal e informal bajo la etiqueta de televisión educativa que puede provocar cierta confusión.

Pero en el fondo, lo que en este momento se ve con fuerza es la necesidad de abordar producciones en colaboración, la necesidad de asociarse de los productores de materiales educativos, de intercambio de experiencias, de abrir frentes comunes tanto desde la perspectiva de la producción, como desde el ámbito de la utilización, buscando fórmulas creativas de explotación de los materiales.

En este sentido, pueden constituir un primer paso las experiencias de los servicios relacionados con los audiovisuales de los Departamentos de Educación de distintas autonomías, o el caso de algunas universidades que están produciendo conjuntamente productos de televisión educativa.

 

3. La distribución de experiencias de formación vía satélite.

Podemos decir que las experiencias de distribución de la formación vía satélite, todavía, son escasas. Por una parte, aquellas instituciones españolas que han participado activamente en Eurostep ofrecen unos resultados desiguales y en ningún caso definitivos. En cuanto a la experiencia de Televisión Educativa Iberoamericana, con ser prometedora, no pueden extraerse conclusiones sobre ella, todavía.

Así pues, teniendo presente las virtualidades e inconvenientes de ambas experiencias y atendiendo al carácter de experimentalidad que las define, debemos buscar nuevas alternativas, ya que el desarrollo de la comunicación vía satélite parece imparable.

En efecto, es previsible un desarrollo importante en las prestaciones y en la capacidad del segmento espacial, desarrollo que permitirá promover nuevas experiencias educativas.

Esta mayor capacidad vendrá dada, por una parte, por el aumento del número de satélites en órbita, que junto a la liberalización de las comunicaciones vía satélite promovida por la Unión Europea, proporcionará múltiples posibilidades a la educación a distancia basada en satélites; y por otra parte, el creciente grado de sofisticación tecnológica y un mayor aprovechamiento de los satélites, provocan el crecimiento de experiencias y proyectos educativos.

Junto a este crecimiento de la capacidad del segmento espacial, se están produciendo otros avances tecnológicos que hacen posible una mejor y más fiable utilización de los satélites. De todos ellos, quizá los que más pueden afectar al uso para temas educativos sean:

* Las mejoras en las estaciones terrestres, tanto de recepción como de emisión. Una mayor accesibilidad y fiabilidad de las estaciones emisoras-receptoras del tipo VSAT, p.e., o un abaratamiento de las antenas receptoras convencionales pueden constituir un acicate para nuevas experiencias de educación a distancia vía satélite.

* Los avances relacionados con la compresión de imágenes. Tanto si se trata de avances relacionados con los algoritmos de compresión, como de las soluciones técnicas para aplicarlos a la emisión, a la transmisión o a la recepción, estos avances pueden suponer un impulso a utilizaciones distintas de la tv convencional vía satélite, pero que ofrecen nuevas perspectivas a su utilización en la educación a distancia.

Estos y otros avances impulsan también el nacimiento de nuevas experiencias piloto y proyectos de investigación y desarrollo alrededor de las tecnologías de satélites y la educación, que sin duda ofrecerán nuevas posibilidades para la educación a distancia y a las que los educadores debemos estar atentos.

 

4. Las innovaciones en los sistemas de comunicación.

De los avances que en las tecnologías de la comunicación se producen día a día, quizá sean las posibilidades de las redes y la televisión por cable las que mayor impacto puede tener sobre el ámbito de la formación.

EEOS no puede ignorar -lo fijó como uno de sus objetivos- las posibilidades que estas tecnologías aportan a las experiencias de formación. Por ello, y sin olvidar el papel de los satélites, deben ponerse en marcha experiencias de utilización de las redes de telecomunicaciones y preparar proyectos y experiencias piloto para tv cable.

Al mismo tiempo, se perciben cambios en nuestras mismas instituciones, lo mismo que en la educación a distancia tradicional que está experimentando profundos cambios provocados, tanto por las necesidades a las que debe atender, como por la utilización creciente de las nuevas tecnologías en su cometido.

No es éste el momento de analizar cuál es la situación actual de la educación a distancia y de las tendencias que en este momento manifiesta. La creciente necesidad de actualización que se da en el mundo productivo y las perspectivas que las nuevas tecnologías de la información presentan para su uso educativo, exigen nuevos planteamientos tanto en el campo de la formación ocupacional y profesional, como en la educación de adultos y en la enseñanza superior. Estos planteamientos requieren un proceso de reflexión sobre el papel de la educación a distancia en un nuevo mundo comunicativo, pero también provocan un cuestionamiento de las instituciones educativas. En efecto, el entramado de redes de comunicación (RDSI, satélites, etc..) y las posibilidades crecientes de los sistemas multimedia cuestionan, tanto para la educación a distancia como para la presencial, la utilización de los sistemas educativos convencionales.

Multimedia, redes de telecomunicaciones, televisión interactiva,... reflejan el crecimiento de la tecnología multimedia que tiende a modificar nuestros hábitos de trabajo y de ocio. Y, aunque no supone grandes avances tecnológicos - al fin y al cabo se trata de la interrelación entre informática y telecomunicaciones-, la combinación de ordenador, teléfono y televisor ofrece crecientes posibilidades de intercomunicación.

Es indudable que en un mundo dominado por la información, los recursos que podemos encontrar en las redes ofrecen un campo de actuación que puede enriquecer las experiencias de aprendizaje, ya sea utilizado como fuente de recursos por parte de los profesores en situaciones convencionales de enseñanza, ya sea como escenario para el acceso autónomo a la información e intercambio de experiencias de los propios alumnos desde las aulas, desde el hogar, desde la empresa o desde centros de recursos de aprendizaje..

En este sentido, puede decirse que las redes, además de proporcionar variadas posibilidades comunicativas, configuran nuevos sistemas de enseñanza que, a caballo entre la presencial y a distancia, suponen profundos cambios en la estructura y organización de dichos sistemas. De esta manera, se crea un nuevo campus donde los alumnos, presenciales y a distancia, acceden a materiales diseñados adecuadamente para este doble uso, y donde la interacción profesor-alumno y, sobre todo, alumno-alumno, pueda establecerse con fluidez.

Las diversas experiencias que utilizan redes se refieren a este tipo de configuraciones como 'campus virtual', 'campus electrónico', 'campus en línea', 'clase global', 'clase virtual', etc.. Y parecen concretarse en sistemas de enseñanza organizados alrededor de las redes interactivas de telecomunicaciones, caracterizados por la utilización de una variedad de tecnologías de la comunicación para lograr entornos de aprendizaje efectivos, y lograr la interacción de estudiantes y profesores.

 

5. Perspectivas de futuro.

De acuerdo con los objetivos fundacionales de la asociación, los cambios tecnológicos que se producen y el cambio de la situación en la producción y, sobre todo, en la distribución de los materiales educativos, pueden establecerse para EEOS variados y prometedores campos de actuación:

• La participación en proyectos europeos relacionados con la aplicación de las telecomunicaciones a la formación. No podemos dar la espalda a la investigación y puesta en práctica de proyectos promovidos en el seno de la Unión Europea. Nuestra participación pasa por colaborar en experiencias de ámbito europeo como ha sido Eurostep, y en cooperar con instituciones de los distintos países interesadas en llevar a cabo experiencias del campo de la formación.

• La participación activa de muchos de nuestros asociados en la Televisión Educativa Iberoamericana, y la existencia de proyectos de cooperación con instituciones iberoamericanas, obliga a EEOS a seguir de cerca la experiencia y a dinamizar la participación de sus socios en el proyecto.

• Por otra parte, la implicación de EEOS en el proyecto está más justificada, si cabe, ante el anunciado comienzo de las emisiones de Televisión Educativa Iberoamericana hacia España, que viene aumentar las posibilidades para los productores de material educativo españoles y al mismo tiempo supone la conjugación de los dos anteriores.

• La entrada de la televisión por cable en nuestro país supondrá, sin lugar a dudas, un enorme campo para desarrollar experiencias de televisión educativa. La diversificación y especificación de audiencias proporcionará grandes posibilidades a las instituciones dedicadas a la producción y desarrollo de materiales formativos para televisión. Y, no solo, en cuanto a la producción de estos materiales, las posibilidades de nuevas formas de distribución posibilitarán experiencias innovadoras en el campo de la formación a distancia.

• Como hemos señalado, además de la proliferación de satélites de difusión directa, el desarrollo de las tecnologías de la información en su aplicación al aprendizaje presentan otras direcciones: El crecimiento y complejidad de las redes de comunicaciones y los sistemas multimedia. Todos estos sistemas han de integrarse para ofrecer situaciones de comunicación cada día más adecuadas a las necesidades del aprendizaje. Las enormes perspectivas que las redes ofrecen, las potencialidades de las cada día más poderosas prometidas autopistas de la información, deben constituir otro de los focos principales de atención desde el momento en que permiten nuevos y sugerentes sistemas de distribución de los materiales de aprendizaje y posibilitan una más adecuada interacción entre los actores del proceso de formación.

Considero que estos son algunos de los retos que tenemos planteados. La respuesta que la asociación y cada una de las instituciones que la forman den a estos retos vendrá dada por la agilidad para tomar posiciones frente al cambio y por la capacidad de innovar que como instituciones educativas tengamos. En todo caso, las acciones que con relación a dichos retos se emprendan, deberían considerar:

• El rendimiento didáctico de estos sistemas. La disponibilidad tecnológica no presupone un cambio en los planteamientos didácticos ni una mejora en los resultados. Esto ha de hacernos reflexionar sobre la importancia de atender a la investigación y experiencias desde la perspectiva educativa.

• La importancia de la continuidad de las experiencias, por la que la asociación debería velar. En muchas ocasiones los proyectos responden a la promoción hecha por las administraciones, terminándose, una vez que se acaba el programa de ayudas o de subvenciones. Lograr que las experiencias sean por sí mismas enriquecedoras es otro de los retos que tiene ante sí EEOS.

• La urgencia de un cambio en los planteamientos educativos relacionados con la innovación basada en las tecnologías de la información. Hay razones para creer que es la hora de los grandes cambios en los sistemas educativos. Cambios que presumiblemente afectarán fundamentalmente a la educación superior y de adultos. En este contexto, la asociación debería propiciar experiencias y proyectos que permitan extraer conclusiones a la vez que procurar resultados satisfactorios. El futuro llega demasiado rápido y precipitado y ello exigen nuevas formas de afrontar las situaciones. .

Referencias bibliográficas.

ARENAS, I. (1993): Panorama de experiencias españolas en educación vía satélite. RED, Revista de Educación a Distancia, 7, Julio-Sept. 20-29.

CABERO, J. y MARTÍNEZ, F. (1995): Satélites y redes de cable en la enseñanza. Madrid.