LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS Y SU UTILIZACIÓN EN LA FAMILIA Y LA ESCUELA

Depósito Legal: GR-1740/2000  ISSN 1577-2365

Prof. Mª Carmen Aguilar Ramos

Departamento Métodos de Investigación e Innovación Educativa

Facultad de Ciencias de la Educación. Universidad de Málaga (España)

Teléfono: 95.213.41.28

E-mail: mcaguilar@uma.es

 

 

1. En una sociedad de la información y la comunicación.

 

            Nuestra sociedad de la información y la comunicación nos lleva de la mano de las nuevas tecnologías hacia una pretendida comunicación universal.  La concepción del tiempo y del espacio ha cambiado,  porque la noción de distancia ha desaparecido, de forma que los acontecimientos ocurren “aquí y ahora”. Las nuevas tecnologías han hecho posible que las informaciones se transmitan rápidamente de un lugar a otro del mundo y estén a disposición de cualquier persona.

 

            Esta situación nos lleva a nuevas fuentes de información y la educación, en su sentido amplio, traspasa el ámbito de la familia y la escuela, las nuevas tecnologías están intentando una verdadera revolución, la de la comunicación universal.

 

En esta nueva era, el concepto de comunicación está cambiando en su sentido profundo, la comunicación hoy día es palabra e imagen, y los niños han de aprender a leer y escribir en una sociedad de la imagen.

 

El concepto de escuela y profesor también cambian, no sólo son transmisores de conocimiento, sino que se abren a generar conocimiento y aprendizajes significativos con estrategias innovadoras de enseñanza, de forma que los niños desarrollen habilidades y destrezas, y sean capaces de discriminar todas las informaciones que reciben y seleccionar las que son importantes para su proceso de aprendizaje. Pero, este objetivo no es sólo para la escuela, sino también de la familia.

Los padres, también, tienen una responsabilidad en este ámbito porque está cambiando los hábitos y costumbres tradicionales. El modelo de familia de la sociedad actual es diferente a los modelos del pasado, y no pueden imitarlos, lo que produce una gran inseguridad y, por otro lado,  un reto al tener que descubrir el modo de educar a sus hijos en la actualidad.

 

            2. La escuela ante las nuevas tecnologías.

 

            Antelos profundos y rápidoscambios que se están produciendo, porque las nuevas tecnologías se asocian a transformaciones que afectan a todos los ámbitos de la vida social, familiar, económica, científica, cultural, etc., la escuela juega un papel fundamental, y más que nunca tiene que acercarse a la realidad del entorno donde se encuentra ubicada.

 

Los niños, como afirma Moral Pérez, M.E. (1998), la mayor parte de la información que reciben es a través de los medios de comunicación, y la escuela, lejos de aislarse de este entorno estimulante, con valor educativo y rico en contenidos, debe recopilar la información que suministran estos medios y constituirla en conocimiento.

 

            Esto conlleva plantearse objetivos educativos como conocer de forma crítica los medios de comunicación, sus recursos técnicos, los mecanismos de funcionamiento, el dominio de sus lenguajes y sus elementos de manipulación. Pero, para plantear estos objetivos el profesorado necesita una adecuada formación, de manera que sepa aprovechar los recursos que el entorno le brinda y favorecer el aprendizaje de los alumnos no sólo en el aula, sino también fuera de ella.

 

De ahí, que la formación del profesorado, siguiendo a Gutiérrez Martín, A (1997, pp. 226),  debe tener en cuenta tres importantes dimensiones:

a)      Conocimientos y competencias sobre las posibilidades de las NTM (Nuevas tecnologías multimedia) como herramientas, recursos didácticos utilizados en las aulas, y en sistema de educación a distancia y educación no formal, es decir, el potencial didáctico de las BTM (baterías tecnologías multimedia)

b)      Conocimientos del curriculum oculto, de las implicaciones y consecuencias de las NTM, tanto en el aprendizaje intencionado propio de la educación formal como en la educación informal que proporcionan los medios de masas. Nos referimos a su potencial educativo.

c)      Conocimiento del contexto: la realidad escolar donde se desarrolla su labor y la realidad social donde funcional la institución escolar.

 

Como se puede apreciar se trata de introducir una visión pedagógica de las tecnologías introducidas en el proceso de enseñanza-aprendizaje, pero también de reflexionar sobre su dimensión e influencia en el contexto social, porque  el niño no vive sólo en  la escuela, vive en una familia, un barrio, una ciudad, una cultura...

 

Dentro de este ámbito el niño está inmerso en una serie de mitos sobre las nuevas tecnologías, recogidos por Aparici, R. (2000), y sintetizamos a continuación, relacionados con la economía, la comunicación, el aprendizaje, el conocimiento, y  las actitudes.

1.      Mito de las nuevas tecnología y el marketing. Al mismo tiempo que se presentan las bondades que aportan, las estrategias de marketing refuerzan con atributos reales o mágicas cualidades que no poseen.

2.      Mito de las nuevas tecnologías y la información como valor económico. Se presenta la información como el valor económico más importante a nivel mundial, desplazando otros tradicionales valores económicos, considerando que el desarrollo está vinculado a aquellos países que producen información.

3.      Mito de la participación y de la comunicación. La comunicación como proceso interpersonal se produce en el intercambio de percepciones, experiencias y conocimientos. La comunicación indirecta y a distancia está imponiendo un cambio en las concepciones del tiempo y el espacio, así como un entorno aparentemente participativo, pero con prácticas comunicativas autoritarias.

4.      El mito de la información veraz versus a la infobasura. Aunque hay investigadores que se dedican a difundir conocimientos nuevos y serios, la mayor parte de la información que circula en la red es publicitaria, propagandística de productos, instituciones, y/o personas. El término infobasura se refiere a ciertos programas televisivos que tienen mucha audiencia y no ofrecen valores éticos y políticamente correctos.

5.      Mito del aprendizaje mágico. El aprendizaje es un proceso complejo, requiere el desarrollo de competencias y habilidades que requieren esfuerzo, y las nuevas tecnologías por sí mismas no generan aprendizaje, sino que va a depender de la utilización didáctica que se haga de ellas.

6.      Mito de la información versus conocimiento. El objetivo de enseñar a manejar con los nuevos recursos tecnológicos no supone una innovación sino se contempla su planteamiento didáctico con objeto de utilizarlos como un medio enriquecedor y generador de aprendizajes significativos, por lo que las nuevas tecnologías no pueden sustituir al profesorado ni constituir el único medio de enseñanza.

7.      Mito del aprendizaje cooperativo y de comunidades de aprendizaje. Participar en un foro de discusión no significa el desarrollo de un proceso de aprendizaje cooperativo, porque esta perspectiva requiere entender el aprendizaje como una construcción individual y social, en la que el grupo está involucrado en un proyecto en común, y por lo general, los grupos de discusión son  foros informales, que pueden ser valiosos si generan nuevas relaciones comunicativas.

8.      El mito de la tecnofilia. Para algunos las nuevas tecnologías son como una panacea que van a solucionar todos los problemas, de forma que están surgiendo  nuevas adicciones, dirigidas a vídeojuegos, Internet, etc.

9.      Mito de la tecnofobia. Existen otros para quien las nuevas tecnologías suponen todo lo contrario, el origen de todos los problemas y males que afectan a la sociedad.

10.  Mito de la libertad de la información versus globalización de la información. Es cierto que la libre circulación de la información permite conocer diferentes puntos de vista, pero se corre el riesgo de imponer una organización informacional, de ahí que, frente a parámetros dominantes del mercado global, sea necesario el desarrollo de propuestas locales.

11.  Mito de la independencia y de la autonomía frente al colonialismo informacional. Aunque Internet se ha convertido en una superautopista de circulación informativa, no podemos olvidar que no todo el mundo tiene acceso a esta red, que se encuentra limitada a algunos puntos, dónde se concentran los nodos de información. El autor indica que se puede hablar de nuevas formas  colonialistas dadas por la producción y el consumo de información.

12.  Mito de la creación de empleo. Existe una contradicción, por una parte las nuevas tecnologías están produciendo nuevos empleos, pero por otra, están generando un mayor nivel de paro. De alguna forma, se da un paralelismo con el final del siglo XIX, y los cambios sociales que introdujo la industrialización.

 

            Esta es la realidad de las creencias sobre las cualidades, propiedades, ventajas, limitaciones, etc. que giran alrededor de las nuevas tecnologías. El niño no vive aislado, sino influenciado por todo lo que ocurre a su alrededor, de forma que va construyendo su identidad en interacción con el medio, por ello, el maestro lejos de resistirse a introducir los medios audiovisuales e informáticos, en la vida cotidiana del aula y fuera de ella, ha de tomar conciencia de la necesidad de su formación, no sólo técnica, sino también pedagógica, cuestionarse: ¿Qué respuestas educativas necesita  el niño de hoy?.

 

2.1. Sugerencias de actividades

 

            El maestro interesado en el tema puede realizar un análisis y conocer la situación de los niños de su aula, de dónde puede sacar una valiosa información para comprobar los valores y creencias con los que interactúa, para ello puede elaborar una pequeña encuesta y, comprobar si los niños tienen:

·        Ordenador en casa, y conocer las actividades que realizan.

·        Ordenar en el centro y conocer las  actividades que hacen

·        Comparar ambas informaciones

·        Recoger de información de los padres de los niños y conocer su contacto con el mundo de las NNTT.

Una vez analizada esta información, puede hacer una propuesta de actuación de para introducir las nuevas tecnologías  y relacionar el trabajo escolar con los deberes de casa, por ejemplo. Esta experiencia se ha llevado a cabo por algunos alumnos de Magisterio, y los resultados han mostrado que un buen número de alumnos tienen su primer contacto con la informática, en el hogar y no en la escuela.

 

3. Las nuevas tecnologías y la implicación de la familia en la escuela

 

¿Cuál es el papel de la familia ante la realidad que se presenta?. ¿Son conscientes de los tipos de aprendizajes que adquieren sus hijos con estos nuevos recursos audiovisuales e infomáticos?. Y la escuela, ¿conoce los productos a los que los niños tienen acceso en sus casas?. ¿Los aprendizajes que los maestros tratan que adquieran los niños en las aulas están en consonancia con los conocimientos previos de los niños en su hogar?.

 

En mi experiencia, he podido observar dos fenómenos, con respecto a las nuevas tecnologías, en el ámbito familiar:

a)      Muchos niños y niñas tienen su primera experiencia con el ordenador en el hogar, a través de vídeo – juegos, vídeo – consolas, algunos también con Internet, y

b)      Muchos padres, inscriben a sus hijos en clases de informática como actividad extra-escolar.

 

Es decir, normalmente los alumnos conocen este mundo fuera de la escuela, de modo que, un buen número de niños tiene contacto con los medios audiovisuales e informáticos antes de ingresar en la escuela.  En la escuela suele tener un limitado acceso, que se reduce a tener un cierto número de ordenadores en un aula denominada de informática, a la que acceden una vez por semana, sin que esto realmente sea una introducción del ordenador en el aula como recurso didáctico.

 

Se puede decir que, en este punto también,  existe una disociación entre la escuela y la familia.  Esta realidad puede abrir nuevas perspectivas de acercamiento entre ambas instituciones, porque uno de los objetivos que propone la reforma educativa es la implicación de las familias en los centros, por lo que es necesario utilizar la imaginación y la creatividad planteando estrategias para favorecer las relaciones de la familia con el centro, y  las nuevas tecnologías pueden ayudar.

 

Desde esta perspectiva, hay que preparar el futuro y facilitar la comunicación y las relaciones entre la escuela y la familia. Se puede diseñar la implicación de los padres desde varios niveles:

a)      Internet, para intercambios de información entre la familia y el centro sobre el rendimiento del alumnado y aspectos burocráticos.

b)      Actividades de los niños en casa, por medio de recursos audiovisuales y programas educativos multimedia. Un hecho que se puede constatar es que los niños tienen en el hogar un contacto con los medios audiovisuales, muy lejano al de la realidad escolar que sigue centrada en el libro de texto. El niño en su casa tiene un manejo muy hábil con los aparatos de vídeo, televisión, y  muchos de ellos, con el ordenador en su propia casa o en actividades extra escolares en el centro, o en academias de informática.

c)      Actividades, talleres, reuniones, etc. con los padres  que sean de su interés y relacionadas con la educación de sus hijos.

 

Esta realidad plantea la necesidad de que el profesor reflexione sobre su metodología y recursos utilizados en clase, y cómo puede utilizar el niño los recursos del niño de su casa. De forma que, de alguna forma, acerque ambas realidades en las que el niño interactúa.

 

¿Qué  puede hacer?  Los videojuegos son un medio que se puede plantear desde la escuela y  el ámbito familiar, de forma que se podrían diseñar actividades a través de las cuales los niños aprendan jugando, puesto que se pueden utilizar para educar y entretener,  por otra parte, puede involucrar a la familia.

 

También, puede introducir las nuevas tecnologías a través de la acción tutorial. La orientación educativa, tal como recoge la reforma educativa, es una tarea inherente a la función docente, y no se puede entender como actuación puntual en un momento crítico, de dificultad de aprendizaje o personal, aunque se haga en algunos casos, sino que es dinamizadora del proceso de enseñanza aprendizaje, desde que se inicia la escolarización, por la estrecha interrelación que existe entre: Enseñanza y Orientación.

 

 Desde la dimensión orientadora de la función docente, se favorece la integración de las nuevas tecnologías y losmedios audiovisuales al fomentar su uso metodológico, e introducir el ordenador, como un recurso más en el aula, para que los alumnos interactúen con él con entera normalidad y aprendan a trabajar con los medios audiovisuales de forma comprensiva y crítica, desarrollando también aspectos afectivos, cognitivos y sociales.

 

La acción tutorial, y el contacto con estos recursos, es necesario que comiencen cuando el niño inicia su escolarización, teniendo en cuenta las etapas evolutivas en las que se encuentra. . El niño inicia su escolarización en la Etapa de Educación Infantil, en la que está centrado en todo lo que le rodea, es una pura interrogación, caracterizándose por un pensamiento mágico, pasando a la Etapa de Educación Primaria en que  inicia un pensamiento más concreto y lógico.

 

Los ámbitos de actuación y las funciones del tutor se materializan formulando objetivos a conseguir con los: alumnos, profesores y padres.

 

            Con los alumnos: Por una parte, favorece que sean capaces de situarse en el espacio y tener autonomía de sus actos, estimulando los aspectos físicos, sensoriales y motrices. Por otro lado, que adquieran y consoliden nociones y relaciones de unidad y pluralidad, formas y tamaños, así como determinados comportamientos y cierta capacidad de diferenciación ética en sus relaciones sociales.

 

            ¿Cómo interviene el ordenador para favorecer los aspectos anteriormente mencionados?. El niño es curioso por naturaleza, y se puede fomentar su curiosidad, trabajando con programas diseñados para su edad, que van a estimular su percepción y dotes de observación para aprendizajes posteriores. También, iniciándole en las nociones básicas de la utilización del ordenador, así como en la utilización y creación de sus propias producciones a través del vídeo.

 

            Respecto al manejo del ratón y herramientas, hay evidencia, por medio de trabajos hechos en el aula, en que el ordenador está integrado como un recurso más, que los niños y niñas, ya en las primeras edades, tienen una habilidad asombrosa manejándolos, como se puede constatar en trabajos realizados. (Aguilar Ramos, M.C.,1998). Hay que señalar, que el ordenador es un instrumento que  favorece la interacción entre los alumnos y alumnas, cuando lo comparten entre dos o tres, lo que les ayuda a crear lazos de cooperación y relaciones sociales.

 

            Con los profesores: Proporcionarles, a través de los centros de formación o equipos de apoyo,  los instrumentos básicos e información que les ayude a adecuar su programación curricular en estos nuevos recursos. En este ámbito, hay pocos trabajos e investigaciones realizadas, por lo que es una tarea de exploración y descubrimiento sobre el terreno, en la que cada día se aprende con la experiencia del día anterior.

 

Con los padres: Son muchos los hogares en los que hay un ordenador, el cuál a veces acarrea quejas de los padres por el “enganche” de sus hijos. La educación “con y en” las nuevas tecnologías proporcionaría una visión nueva de este medio, lejos de miedos, tabúes o sobre valoraciones.

 

            Por otra parte, como se ha indicado anteriormente, abrir vías de comunicación a través de Internet, para aspectos burocráticos y de información, a la vez que se buscan otras alternativas para encuentros personales y grupales que puedan ser más acordes con las necesidades educativas de los niños y de respuesta de los padres a estas necesidades.

 

            En resumen, las nuevas tecnologías tecnologías intentan llevar hacia una comunicación universal y global, por ello, el hombre ha de hacer una utilización crítica de los medios y de la información, para que sean unos recursos a su alcance que le facilitan la tarea, y no al contrario y, por otra parte,  sin perder de vista importancia de la comunicación más próxima y personal con los que le rodean.

Bibliografía

-AGUILAR RAMOS, M.C. (1998) El ordenador en un aula de educación infantil,  en -CEBRIAN DE LA SERNA, M. (Coord.). Creación de materiales para la Innovación Educativa con Nuevas Tecnologías.Málaga. ICE.

-APARICI, R. (2000). Trece mitos sobre las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación. Rev. Kikiriki, 58. pp. 38-42

-GUTIÉRREZ MARTÍN, A (1997) Educación Multimedia y Nuevas Tecnologías. Madrid. De la Torre

-MORAL PÉREZ, M.E. (1998, Noviembre). Educación crítica frente a los medios: Una tarea urgente en la escuela y la familia. Comunidad educativa. 254. 36-41.