ANÁLISIS Y REFLEXIÓN DEL CONCEPTO DE EDUCACIÓN PERMANENTE A LO LARGO DEL TIEMPO


AUTOR: Antonio Daniel García Rojas
PAÍS: España
EMAIL: antorojas@terra.es

RESUMEN:

En este artículo se hace una revisión del concepto de Educación Permanente en todas dus dimensiones de una forma reflexiva.

1.-INTRODUCCIÓN

A.-REVISIÓN HISTORICA

El  término Educación Permanente aparece en los escritos en lengua inglesa en los años 20 y después de la II Guerra Mundial. La noción básica no es nueva, sino que había existido en todas las civilizaciones del pasado.

No hay una historia lineal de la educación permanente. Está compuesta de acciones, de políticas, de teorías, de utopías, de proyectos educativos, y es el resultado de contradicciones entre estos elementos.

La educación permanente refleja la especificidad de las civilizaciones y de sus tradiciones culturales. La transmisión de la cultura de una generación a otra y la participación popular en la cultura tradicional conducen inevitablemente a formas y medios de aprendizaje que exceden el limitado espacio de la educación formal.

La aparición del concepto educación permanente  ha sido motivado por la crisis de nuestro tiempo y por los acontecimientos que el hombre ha tenido que afrontar. La educación permanente  exige nuevas transformaciones tanto educativas como sociales y responde a necesidades inexistentes en tiempos anteriores. Por tanto, no pertenece la educación permanente a los países altamente industrializados, como se pensaba.

La novedad de la educación permanente consiste en ser un nuevo modo de formación que la sociedad ofrece a todos sus miembros mediante una amplia gama de posibilidades de elección.

Actualmente se está intentando que la educación  permanente sea el principio básico para el desarrollo futuro de sistemas educativos

Los estudios históricos pueden hacer y hacen aportaciones sumamente  significativas al concepto cambiante de la educación permanente.

 

B.-CONCEPTO

            La educación permanente es un proceso de desarrollo conscientemente planificado y realizado a lo largo de la vida.  Es un conjunto de procedimientos económicos, organizativos, administrativos y didácticos para el fomento del aprendizaje, deliberado y no espontáneo.

            Este proceso busca la consecución de un desarrollo personal, social y profesional.

La educación permanente es una idea de naturaleza global y unificadora constituida por el aprendizaje formal e informal.

Es importante tener en cuenta que el aprendizaje permanente ocurre en el transcurso de toda la vida, y no únicamente en la vida adulta. El término educación permanente no es sinónimo de educación de adultos, ni tampoco de formación vocacional. Éste abarca un campo muy amplio y se está aplicando a nuevas actividades, no sólo a la educación de adultos y a la formación profesional.

            La característica central es que el aprendizaje  en la educación permanente tiene lugar en todas las edades y es un concepto que no tiene porqué estar confinado a la escolaridad ( no se lleva a cabo exclusivamente en escuelas ), sino que debe tener lugar en el trabajo, en las actividades recreativas, en el hogar, clubes, en las organizaciones políticas y religiosas, etc.

            Además, la educación permanente se suele confundir con el profesorado, es decir, se piensa o se tiende a pensar, que el profesor es la única persona que desempeña este rol, pero no es así.

            El concepto de educación permanente no es, como hemos visto antes, una idea nueva, es decir, pertenece a la historia de la educación de todos los países, lo que ocurre es que está de nuevo en auge debido a las numerosas demandas.

 

2.-EDUCACIÓN PERMANENTE: DEFINICIÓN.

A.-EDUCACIÓN CONTINUA

            La educación continua puede ser explicada como un fenómeno social, ya que se ha reconocido que podría ser un instrumento en el cambio social. En esencia, podríamos decir que la educación continua es la que sigue a la etapa de formación escolar. Por lo tanto, hemos de distinguirla de la educación permanente, ya que ésta última también incluye los primeros años de vida.

            Al producirse en una sociedad, da lugar a que el gobierno intervenga, de esta manera la política del gobierno debe consistir en la educación continua, pero dejar que la educación liberal de adultos se automatice.

            La educación continua puede verse como un mecanismo que ayuda al mantenimiento del sistema social, y reproduce las relaciones sociales de producción. La educación se adapta al cambio social y a las necesidades sociales, de modo que su función es la de socializar a los individuos.

            Como el sistema cambia, las nuevas formas de educación ayudan a los individuos a desempeñar nuevos roles, y la educación continua ayuda a los individuos a interpretar estos roles. La educación es pues un vehículo de movilidad social ascendente.

            La educación continua tiene una organización y propósito determinado, aunque por otra parte no está institucionalizado y sistematizado como la educación básica.

            Se habla de seis dimensiones que comprenden la base de la estructura organizativa de la educación continua:

  1. Especialización, división del trabajo.
  2. Estandarización de los procedimientos y roles.
  3. Formalización en relación con la comunicación acerca del desempeño del rol.
  4. Centralización de la autoridad.
  5. Configuración, la forma de la organización es relacionarse con la dimensión del control.
  6. Flexibilidad, la capacidad de cambiar o de responder a las fuerzas del cambio.

 

B.-EDUCACIÓN RECURRENTE

La educación recurrente constituye la primera idea nueva de este siglo en el ámbito educativo. La idea en su significado actual, no podía poseer antes sino una existencia especulativa debido a que las condiciones sociales que auspiciaban su emergencia, solamente ahora comienzan a darse.

Representa uno de los cambios de rumbo que tan difícilmente se producen en el terreno del pensamiento. El término educación recurrente comprende una diversidad de connotaciones. Se ha utilizado a veces de modo similar al del concepto de educación permanente, y al de educación a lo largo de la vida. Pero representa un concepto mucho más radical que estos.

Es en el lenguaje de Kuhn, un modo de ver, una perspectiva, una concepción de la disposición óptima de fuentes de conocimientos y recursos de aprendizaje para el mayor beneficio de la sociedad. La educación recurrente debiera concebirse como un todo de crecimiento orgánico.

Las características que se consideran esenciales para un sistema de educación recurrente, pueden clasificarse en tres apartados:

 

-Disponibilidad-

1.      Disponibilidad a lo largo del ciclo vital.

2.      Debe maximizar las alternativas en cualquier fase del desarrollo humano.

3.      La elección podrá ser especializada o no, vocacional o no, y correrá a cargo del participante.

4.      Debe hallarse disponible sobre un principio de alternancia controlado por las fuerzas económicas.

 

-Acceso –

1.      El acceso de la enseñanza debería estar al alcance de todos los miembros de la comunidad, especialmente de los excluidos en la práctica educativa habitual.

2.      Debería disponerse del tiempo necesario para asegurar un acceso abierto a las necesidades sociales. Ejemplo: habilidades personales.

3.      El acceso debería incluir la participación en la planificación, de modo que no sólo se produjera realimentación, sino también prealimentación.

4.      Debería darse una disminución del control burocrático surgido de la fragmentación del conocimiento  en estrechas especializaciones.

 

-Relevancia-

1.      El objetivo de producir alumnos autónomos y grupos de alumnos debería asegurar un alto grado de relevancia social.

2.      La relevancia debería actuar contra la separación del aprendizaje y la elección de la carrera.

3.      Deben proveerse los recursos adecuados para enfrentarse con los problemas económicos, sociales y psicológicos.

4.      Se puede aceptar la ausencia de un programa detallado  del sistema de aprendizaje recurrente debido a que dicho programa negocia la posibilidad de un nivel de flexibilidad totalmente necesario.

Es probable que las relaciones humanas continúen desempeñando un papel central en la elaboración del entorno del aprendizaje recurrente. Esto se debe a que tal entorno reemplaza al modelo de terminación frontal de estudios, principal fuente de los conflictos intergeneracionales.

 

 C.-CARACTERÍSTICAS DE LA EDUCACIÓN PERMANENTE      

            Llegados a este momento, se debe de enumerar las diversas características que posee la educación permanente, y que son las siguientes:

·        La educación no termina al finalizar la enseñanza escolar formal, sino que es un proceso continuo que abarca toda la vida del ser humano.

·        La educación permanente no se limita a la edad adulta, sino que comprende y unifica todas las etapas de la educación.

·        La educación permanente incluye modelos de educación formal, no formal e informal.

·        El hogar desempeña el primero, más sutil y crucial papel en la educación.

·        La comunidad desempeña también un importante papel en el sistema de la educación permanente desde el preciso momento en que empieza a interactuar con el niño.

·        La educación permanente busca asimismo la integración en sus dimensiones tanto vertical (etapas de aprendizaje) como horizontal (contorno).

·        La educación permanente se caracteriza por su naturaleza universal. Representa la democratización de la educación, ya que no es un obstáculo para la creación de alternativas estructurales de contenido educativo.

·        Posee flexibilidad y diversidad en los contenidos, instrumentos y técnicas de aprendizaje, así como por el tiempo de aprendizaje (duración).

·        La educación permanente constituye un enfoque dinámico de la educación, que permite una adaptación de los materiales y medios de aprendizaje a cualquier innovación que tenga lugar.

·        La educación permanente tiene dos componentes principales: general y profesional. Estos  componentes no son radicalmente distintos uno del otro, sino que son de carácter interrelacionado e interactivo.

·        Las funciones de adaptación e innovación del individuo y la sociedad reciben plena satisfacción en el marco de la educación permanente.

·        Desempeña una función de tipo correctivo: cubre los fallos del sistema de educación imperante.

·        El objetivo final de la educación permanente viene dado por el mantenimiento y mejora de la calidad de vida.

·        Los principales prerrequisitos para que pueda darse la educación permanente son: oportunidad, motivación y educabilidad.

 

 

D.-NECESIDADES Y OBJETIVOS DE LA EDUCACIÓN PERMANENTE.

            La necesidad de la educación permanente ha surgido muy tarde. La tónica general era la de pensar que los conocimientos adquiridos en al escuela bastaban para formar profesionales. La fórmula era simple: pasarse la juventud aprendiendo, período que había de ser suficiente, y aplicarlo el resto de la vida. Pronto se vio que esta manera de pensar no era muy válida por diversas razones:

·        Los conocimientos adquiridos en la escuela no bastan para completar la vida entera, ya que la memoria no es tan fiel como cabe pensar.

·        Lo que ha quedado de aquellos conocimientos son raramente aplicables ya que las sociedades evolucionan y con ellas sus necesidades.

·        La época escolar no puede ser adecuada para ciertos aprendizajes, ya que a veces se requiere una cierta madurez mental que no se posee en esos momentos, amén de la posesión de ciertos conocimientos previos.

·        La evolución de la civilización exige nuevos medios, nuevos lenguajes para interpretarla.

Con todo esto se debe de concluir que en todos los campos, en todos lo momentos de la vida, y a ser posible en todas partes y por todos, la educación permanente se afirma con carácter global, dedicada a la promoción de la persona total.

Atendiendo a los atenuantes anteriores, la educación permanente debe responder a las siguientes necesidades y demandas:

-         Personales: satisfacción de los objetivos personales, extensión de la educación formal para el interés y desarrollo personal.

-         Económicos: reorientación ocupacional, preparación para nuevos empleos.

-         Vocacionales: obtención de titulaciones profesionales, cursos internos,...

-         Sociales: adaptación a circunstancias cambiantes, hábitos y actitudes sociales en transición, un conocimiento de los valores y la ética sociales y personales, y un desempeño de roles tanto voluntarios como profesionales.

Una vez hecha la selección de las necesidades de la educación permanente, veamos cuáles son sus objetivos y finalidades:

·        El objetivo principal es incrementar las posibilidades de que cada individuo se exprese en el plano intelectual, emocional, social y profesional, con el fin de desarrollar su personalidad.

·        La educación permanente pretende la facilitación decidida y sistemática de un aprendizaje deliberado y orientado hacia un objetivo a lo largo de la vida.

·        La educación permanente busca ser una nueva vía para la democratización y para la reproducción de estructuras sociales.

·        Proporciona conocimientos destinados a hacer frente bien a olvidos, bien a carencias de conocimientos anteriores de cualquier persona.

·        La promoción social pretende sobre todos hombres que se sitúen o quieran situarse a un nivel jerárquicamente ascendente. Se debe informar antes de decidir, convencer antes de ordenar, ya que resulta más efectivo.

·        Las aptitudes no son innatas, sino que pueden crearse o bien agudizarse a través de experiencias instructivas. La sociedad moderna favorece la creatividad, el sentido de iniciativa.

 

 

3.-ASPECTOS SOCIOLÓGICOS DE LA EDUCACIÓN PERMANENTE.

            Desde una perspectiva sociológica, las metas de la educación permanente incluyen la autoconciencia, el sentido de la responsabilidad, el respeto a la identidad de los demás, la capacidad de autoevaluación, y la capacidad de cooperar en grupo para obtener fines comunes. Según esto, el principio de la educación permanente se interpreta funcionalmente como una adaptación a los rápidos cambios de la tecnología y del saber científico, y al incremento de las necesidades culturales. En su conjunto, estas condiciones exigen una revisión de los conceptos fundamentales de las necesidades culturales y una revisión de los conceptos fundamentales de la educación.

La educación de jóvenes debería abandonar el intento de producir personas acabadas y adoptar el modelo de adultos que se halla desarrollándose y a los que se ha capacitado para conseguirlo.

El aprendizaje y la vida tienen gran necesidad de reintegración mutua. Las estructuras educativas requeridas para alcanzar esta meta entrañarán el aprendizaje no sólo a través de la vida, sino en todos los aspectos de esta.

En consecuencia, todas las fuentes de conocimiento se hallarán integradas tanto entre sí, como en la vida misma, de modo que la sociedad entera se volverá educativa. Esto incluye la integración de la escuela y el trabajo.

Para los profesores esta nueva estructura significa un cambio en sus roles, convirtiéndose en copartícipes dentro del aula. En otras palabras, va a tener menos responsabilidades de aprendizaje para con los alumnos y éstos van a adquirir más trascendencia de la que tienen.

 

4.-ASPECTOS PSICOLÓGICOS DE LA EDUCACIÓN PERMANENTE.

            En lo que a aspectos psicológicos se refiere, la necesidad de educación permanente viene exigida por el riesgo de ahogamiento como resultado de la ubicuidad del cambio en la vida moderna. La incertidumbre en algunos aspectos de la vida, tales como las relaciones familiares, la pertenencia a grupos o el sentido del trabajo pone en peligro la consecución de un sentido claro de indentidad. La incertidumbre de la vida ha creado las condiciones previas que reclama la educación permanente. Pero ésta deberá tener un carácter íntegramente permanente, abarcando no sólo a las personas que han superado la edad escolar, sino englobando también los primeros años, pues en la primera infancia es cuando se sientan los cimientos de todo aprendizaje permanente.    

            El cambio acelerado amenaza con trastocar los valores, la moral, las relaciones interpersonales, la imagen de uno mismo y el sentido de la propia identidad. En un mundo de incertidumbre excesiva, el individuo tendrá que luchar para mantener un concepto estable de quién y qué es, de cuál es su lugar en la sociedad, de qué es lo que significa para las demás personas y éstas para él, de qué derechos, privilegios y deberes puede dar por sentados....

Una de las grandes metas de la educación permanente es fomentar la predisposición a afrontar en cambio mediante la adquisición de destrezas para dominarlo con eficacia. Esto exige personas capaces de aprender constantemente en todas las ocasiones en que sus vidas les ofrezcan experiencias.

La educación debe ayudar a las personas a desarrollarse, y así se hallarán equipadas para hacer frente a las tensiones y presiones psicológicas derivadas del cambio acelerado. En un mundo como el actual, de inestabilidad personal y emotiva, es importante que la educación fomente pautas de crecimiento intrapersonal que lleven a las personas a conservar su propia identidad y a crecer personalmente conforme la sociedad va cambiando.

La educación permanente, por tanto, implica tanto la idea de que la vida en sí es fuente de aprendizaje de primer orden, como la de que uno pude aprender muchas cosas sobre al vida misma mediante el simple proceso de vivirla.

Así pues, teniendo en cuenta un punto de vista psicológico la educación permanente posee una serie de características que se deben de analizar:

-         Continuidad de crecimiento: en cuanto a que el desarrollo tienen lugar a lo largo de toda la vida. El desarrollo cognitivo, el crecimiento de la personalidad y el desarrollo social, emotivo y motivacional se prolonga durante toda la vida; es por lo que la educación permanente se propone como principio organizador durante todo el ciclo vital.

-         Necesidades de los más jóvenes: la educación permanente reconoce que los primeros años ponen los cimientos del edificio del desarrollo psicológico posterior. Hay que ocuparse de los demás jóvenes, y hay que propugnar la edad temprana como un primer escalón en la educación permanente.

-         Necesidades de los adultos: en tanto que existe una necesidad de superar la obsolescencia (inadecuación) o el desempleo, por ejemplo.

-         Educación para el crecimiento personal: desarrollo intrapersonal. Enfasis en los valores, la ética, la autoconciencia, autorregulación.

-         Educación para el desarrollo social: no solo del desarrollo personal. La educación permanente se reorienta al intento de hacer hincapié en la flexibilidad en los roles sociales y en la capacidad de asumir roles modificados.

-         Educación para la igualdad: educación como factor importante para el logro de la igualdad, igualdad no educativa solamente, sino en los resultados finales. Atender a variables motivacionales y emocionales.

 

5.-ASPECTOS PSICOPEDAGÓGICOS DE LA EDUCACIÓN PERMANENTE.

            Los factores determinantes del desarrollo mental podrían según los trabajos de Piaget, clasificarse así:

·        La maduración, que desempañará una función en la determinación de los estadios del desarrollo, y que variará según algunos factores vinculados al medio.

·        El proceso interno de equilibrio, especie de autorregulación que sería permitido por la formación de las estructuras cognoscitivas; en este sentido, la inteligencia entre la asimilación y la acomodación.

Con referencia a este marco podríamos preguntarnos por qué todos los adultos no alcanzan el estadio de las operaciones formales. También cabría preguntarse si es posible a la edad adulta efectuar el aprendizaje de estas operaciones y desarrollar las estructuras lógicas del individuo en formación.

Subrayan algunos autores la posibilidad de tener en cuenta en la formación la riqueza y la diversidad de las experiencias adquiridas por los adultos y también el hecho de que se sitúen más cerca del nivel de las operaciones concretas que del pensamiento lógico o hipotético-deductivo. Habría que tener en cuenta diversas capacidades que primero ascienden y luego descienden como: las capacidades intelectuales, cuya cima la sitúa Wechsler entre los 20-25 años; la cima de la capacidad creadora la sitúa en cambio en torno a los 30-40 años y la cima de la responsabilidad, sobre los 53-60 años.

      Ahora bien, se ve en ello claramente cómo los factores sociales, culturales e históricos pueden tanto si no más que los factores psicológicos, explicar estos fenómenos.

Durante años, la pedagogía de los adultos ha podido oponerse a la de los niños. Esta definición estaba basada, según los autores que la defienden en una diferencia que concernía especialmente a características específicas del adulto en formación.

Realmente la formación deberá caracterizarse por la participación de los educandos a todos los niveles del acto de formación. Sus principales características serían:

·        Hacerles expresar las necesidades. Por ejemplo, hacerles evolucionar partiendo de lo que se exige, permitiendo a cada uno seguir el camino que prefiera.

·        Favorecer los intercambios, la discusión, la educación mutua, partiendo de las representaciones de los mismos participantes.

·        Sustituir el programa impuesto por un maestro por una progresión definida por el grupo según el objetivo y en función de sus conocimientos.

·        Hacer de la evaluación de los resultados un acto pedagógico privilegiado en el que el grupo en formación desempeñará un papel esencial.

Esta pedagogía abierta está basada en la hipótesis según la cual el individuo que entra en un proceso de formación llega con un saber experimental y un conjunto de conocimientos ya adquiridos, que será preciso no sólo tener en cuenta en términos comprobables, sino también saber utilizar para la misma formación.

 

6.-ASPECTOS ANTROPOLÓGICOS Y ECOLÓGICOS DE LA EDUCACIÓN PERMANENTE.

           

De acuerdo con la antropología, uno de los procesos centrales de la educación permanente es la comunicación. Existe necesidad de reconocer toda la diversidad de modos de comunicación, incluyendo la extralingüística. Tendría que hacerse también hincapié en el aprendizaje no formal y abstracto, y en el aprendizaje autodirigido, en el que las personas aprenden los roles y destrezas que ellas mismas consideran apropiados. Ello implica utilizar la información y no sólo procesarla.

En lo relativo al contenido, supondría un gran volumen de interrelación análoga mediante el proceso de aprender acerca de, o participar en sistemas culturales alternativos de diferentes sociedades.

La educación permanente podría servir a los estudiantes para comprender mejor sus propias facultades de comunicación. Esta táctica supondría una carga adicional para los educadores que de ese modo se verían obligados a captar otras destrezas que las tradicionalmente sobrevaloradas destrezas lingüísticas.

En cuanto a la ecología, constituye una necesidad importante para la educación permanente el desarrollo de una comprensión más clara de que la vida humana es solo un elemento de un ecosistema amplio totalmente integrado y global. Los seres humanos disponen en la actualidad del suficiente potencial para destruir la ecología al tiempo que sus sistemas sociales están también deteriorando la calidad de la vida emocional.

Los educadores deberían tomar conciencia de los diferentes ritmos y colectividades humanas, así como del entorno natural del que el hombre forma parte. Deberían abogar por opciones educativas que llevan al desarrollo de muy diferentes tipos de personalidad, de estilos de vida divergentes y a la creación de una serie de instituciones sociales. Para los ecosistemas agrarios ello supondría la preserveración de la diversidad de animales y plantas y la intensificación de la variabilidad de relaciones y sistemas estables entre las especies.