El papel del sentido y la intención de la Pedagogía (social) y de la Educación

 

AUTOR: Aramis Torres Garduño PAÍS: México

EMAIL: aramistg@yahoo.com

INSTITUCIÓN EDUCATIVA: UNAM ENEP Aragón

 

RESUMEN:

El resultado del trabajo y la reflexión de todo una análisis del papel del sentido y la intención de la Pedagogía (social) y de la educación, en nuestros días, desde una óptica reflexiva critica. Por otra parte me parece oportuno aclarar que en la segunda postura es decir la postura del fin de la fronteras en el fenómeno educativo donde los juegos de poder se extiende al cuerpo y economía social donde los dispositivos de poder van a estar diseminado, pero juegan también un fin socializante, no por ello deja de ser abizarrado y llenos de lagunas teleológicas y de intención causal, las cuales se han perdido en las alteridades construidas de un ethos social no siempre dado para la explicación fáctica de la relaciones de los sistemas donde la educación no se presenta como un medio sino como un fin en si misma homogeneizadora, y sin una respuesta particular para cada sistema social en la cual se requiera : por lo anterior haré una breve distinción la Pedagogía es una demanda del sistema social mientras que la educación es una demanda de los sistemas que así la requieran (Luhmann), por lo anterior estamos utilizando a la Pedagogía para las explicaciones vía teorías sociales del fenómeno de la educación que desde mi punto de vista juega una demanda indiferenciada en el sistema educativo carente de fines, y sin un propósito por parte del Sistema-Estado, frente a la incertidumbre de la caída de los absolutos (lo sólido desvanecido en el aire) la angustia se apodera hoy mas que nunca de nuestros políticos y los dirigentes de Sistema Estado y del sistema educativo, para apologizar las políticas emergentistas, parte aguas en otros países pero en México ni siquiera se entienden en el contexto (la nulidad de las políticas educativas, por la falta de respuestas a las demandas de los sistemas).

                                                                                     

Los usos categoriales del ensayaré (ensayarme en el discurso) sentido e intención, del presente epistémicamente tendrán su génesis en Niklas Luhmann en su teoría de sistemas social; haciendo la distinción entre educación y Pedagogía dentro de su postula, mientras que e contexto estar apoyado por explicaciones; los dispositivos Foucoltianos, de poder economía social, Gadamerianas (prenociones y la hermeneusis) Heideggerianas (la Noción del pro-vocar y el pro-ducir así como el contexto posmoderno) Derridarianas (los juegos del lenguaje) y de Rosa Nidia Buenfil como lectora asidua del contexto posmoderno y por otra parte el papel de A Hargreaves, y sus reflexiones acerca de los elementos que conforman el papel de la sistema educativo, y los juegos de poder que se entretejen en su desarrollo profesional (tal vez en una traición a Luhmann), necesaria la distinción a pesar de lo disimiles de las posturas, humanista en Hargreaves y biológico cibernética en Luhmann, evitando controversias epistémicas en los usos de los lenguajes y eclecticizadoras, lo que permea los trabajos hoy en día, sin negar los soportes epistémicos que soportan mi trabajo en dos autores disímiles, en Hargreaves hablar de los juegos ontológico axiológicos que mueven a los sujetos dentro del sistema, los sistemas conscientes (Luhmann) están conformados y cargados de intersubjetividades que más allá del bien y del mal permea las practicas de los miembros de los sistema de interacción clase y posibilitan así los mundos de la vida[Habermas]),

1. El presente no pretende ser un parteaguas en la visón que se tiene de mundo en el proceso de desarrollo educativo ni tampoco dar una explicación recetaría sobre los problemas de la educación simplemente es una reflexión mas, que no por ello debe perderse de vista puesto es el resultado del trabajo y la reflexión de todo una análisis del papel del sentido y la intención de la Pedagogía (social) y de la educación, en nuestros días, desde una óptica reflexiva critica. Por otra parte me parece oportuno aclarar que en la segunda postura es decir la postura del fin de la fronteras en el fenómeno educativo donde los juegos de poder se extiende al cuerpo y economía social donde los dispositivos de poder van a estar diseminado, pero juegan también un fin socializante, no por ello deja de ser abizarrado y llenos de lagunas teleológicas y de intención causal, las cuales se han perdido en las alteridades construidas de un ethos social no siempre dado para la explicación fáctica de la relaciones de los sistemas donde la educación no se presenta como un medio sino como un fin en si misma homogeneizadora, y sin una respuesta particular para cada sistema social en la cual se requiera : por lo anterior haré una breve distinción la Pedagogía es una demanda del sistema social mientras que la educación es una demanda de los sistemas que así la requieran (Luhmann), por lo anterior estamos utilizando a la Pedagogía para las explicaciones vía teorías sociales del fenómeno de la educación que desde mi punto de vista juega una demanda indiferenciada en el sistema educativo carente de fines, y sin un propósito por parte del Sistema-Estado, frente a la incertidumbre de la caída de los absolutos (lo sólido desvanecido en el aire) la angustia se apodera hoy mas que nunca de nuestros políticos y los dirigentes de Sistema Estado y del sistema educativo, para apologizar las políticas emergentistas, parte aguas en otros países pero en México ni siquiera se entienden en el contexto (la nulidad de las políticas educativas, por la falta de respuestas a las demandas de los sistemas).

La incertidumbre no sólo se apodera del sistema educativo, sino que también abigarra los demás miembros de la sociedad en su función pedagógica de relaciones sociales entre los sistemas formados por el carácter de la educación mal o nulamente intencionada, dentro de cada uno de los sistemas sociales que la demandan, pongamos el caso de la familia quien totalmente cargada de juicios valorativos, mas que una real relación de sistema estado nación, estado sociedad, estado ciudadano, no operativiza sus relaciones de sus miembros en este sentido por el velo Ontológico-axiológico que permea su practica sino que esta se encuentra permeada por el carácter de la bondad perse sin localizar y focalizar las intenciones descarnadas y reconocer el verdadero papel de la socialización que juega el criar a un hijo, dentro de un sistema de demandas, que por ser desconocidas hacen que los sujetos se conviertan en los parias migrantes de los sistemas, bajo estas dos ópticas; el sistema escolarizado y las relaciones pedagógicas socializadoras las cuales no se cubren en ningún de los momentos.

Los actores interventores

Necesaria se hace la distinción de los actores interventores; en el sistema educativo los administrativos, de los docentes de los alumnos y de los padres de familia en el entendido de una relación, en un segundo momento el sistema-estado, y subsistema social, que a su vez conforma sistemas familia empresa etc.

Por lo tanto; la óptica social es un espectro mas amplio la cual requiere un trabajo mas exhaustivo de revisión histórico social contextual, por lo que los referentes serán mas generales que específicos dando pinceladas a aspectos de relación supraestructural en las relaciones de estos sistemas sociales con respecto a una visión de sentido e intención de sistema estado, y este como referente para explicitar algunas generalidades que se presentan para los subsistemas sociales de relación con este, en el entendido de la génesis de la nulidad de las intenciones primigenias no primarias (causa de la causa)

El contexto

En lo ideológico, político, cultural.

La posmodernidad plantea; el fin de los paradigmas según Khun, (Mundos) y básicamente esta en el sentido de él fin de los absolutos, a través de la construcción de la por un lado aceptación de los otros, desde los signos, los lenguajes, las posturas epistemológicas, la formas de construcción cultural, que implica los constructos de los lenguajes que por si misma es una construcción de mundos entre los juegos de rotación de los signos y lo flotante de los mismos (Derrida)

La interdisciplinariedad e integración, tolerancia de visión del hombre y de constructo de las posturas del conocimiento así como el fin de los paradigmas y la terminación de mito de la razón pura (Kant) y el dogmatizar los conocimientos teóricos ceñidos a la ratio o al método nomotetico, la visión de mundo (socialismo VS capitalismo) me parece que es la buena oportunidad para el acto de creación de un nuevo vagallle epistemológico, así como de las nuevas ópticas del otro (sujeto) y de lo otro (mundo) que nos permita la integración de los todos, (mundos y sujetos) esto implica también una forma individual romper con nuestros propios obstáculos epistemológicos; dogmatización de nuestras propias practicas y formas de acercamiento al conocimiento religarizadas y paradigmáticas a ultranza con respecto al conocimiento y sí somos capaces de aceptar las construcción fuera de los paradigmas y de religare de las propias construcciones dogmáticas y doctrinarias del acercamiento a nuestras practicas profesionales, para generar con ello un acto de creación-configuracion de los otros con respecto a nosotros, es decir, hasta donde somos capaces de las diferentes lecturas de un mismo objeto de estudio sin que por ello se desdeñen por nuestra postura metodológica o epistemológica ante el ¿cómo conozco?, ¿Cómo me reconozco en el otro?. Y ¿Sí soy capaz de configurar y construir lo posible del mundo? (Utopía)

El principio de las incertidumbres

Sí la modernidad era el principio de la certidumbre a través de la razón, entonces es buen momento para preguntarnos ¿sino estamos ahora en la necesidad de ser cautelosos de nuestras practicas docentes por que en la incertidumbre estará la posibilidad del reconocimiento de la perversión de nuestra practica? y entender el sentido de la perversión de esta para no estar en el ejercicio de una violencia ICS sobre los otros sin reconocerlo (fundamentalismo)

La advertencia El cuidado de los fundamentalismos[1] es necesario, de reconocer que los discursos pueden perderse en la posmodernidad en fundamentalismos que nos lleven a nuevas dogmatizaciones y exclusiones de discursos que no se consideren posmoderno, si es que valen las etiquetas.