Fundamentación psicológica de la Enseñanza Problémica  

RESUMEN:

Para dar cumplimiento a los objetivos de la Educación Cubana se hace necesario apoyarse en los avances de la Psicología, en particular la Psicología de las Edades y  la Psicología Pedagógica. Como parte importante y vital del trabajo del profesor que le permita llevar con éxito el proceso docente-educativo, haciendo énfasis en todos aquellos aspectos que inciden de manera directa en el proceso de enseñanza-aprendizaje  de los estudiantes, cada propuesta pedagógica y de enseñanza debe tener claro sus basamentos psicológicos, que les permitan analizar  la misma, no desde puntos aislados del problema, sino de una manera integral y coherente. En Cuba cada día las investigaciones de la personalidad y su desarrollo tienen un carácter integral y multidisciplinario, reconociendo el vínculo  entre las diferentes ciencias o partes de estas, que tienen que ver con el desarrollo de la personalidad de los alumnos. Dr. F. G. Rey ha manifestado “Un error grande que se ha manifestado en la investigación psicológica de la personalidad es la falta de integración y elaboración de los resultados alcanzados en las distintas ramas de psicología aplicada”

Introducción

Para dar cumplimiento a los objetivos de la Educación Cubana se hace necesario apoyarse en los avances de la Psicología, en particular la Psicología de las Edades y  la Psicología Pedagógica. Como parte importante y vital del trabajo del profesor que le permita llevar con éxito el proceso docente-educativo, haciendo énfasis en todos aquellos aspectos que inciden de manera directa en el proceso de enseñanza-aprendizaje  de los estudiantes, cada propuesta pedagógica y de enseñanza debe tener claro sus basamentos psicológicos, que les permitan analizar  la misma, no desde puntos aislados del problema, sino de una manera integral y coherente.  

En Cuba cada día las investigaciones de la personalidad y su desarrollo tienen un carácter integral y multidisciplinario, reconociendo el vínculo  entre las diferentes ciencias o partes de estas, que tienen que ver con el desarrollo de la personalidad de los alumnos. Dr. F. G. Rey ha manifestado “Un error grande que se ha manifestado en la investigación psicológica de la personalidad es la falta de integración y elaboración de los resultados alcanzados en las distintas ramas de psicología aplicada” (16).

Desarrollo:

De ese modo cada tipo de enseñanza tiene una concepción psicológica que difiere en principio según la esencia de la misma. El modelo de enseñanza como dirección del proceso de acumulación y reelaboración de la experiencia sensorial, se fundamenta en las teorías asociativas del aprendizaje.

 El modelo del proceso de enseñanza como estímulo de la activación cognoscitiva e investigativa, mediante la organización de su actividad práctica se fundamenta en las teorías de los reflejos condicionados del aprendizaje.

Esta misma teoría psicológica sirvió de base para las concepciones elaboradas y propuestas por J. Dewey (17), así como la teoría pragmática del aprendizaje. El modelo de enseñanza a través de la formación en los estudiantes de sistemas conceptuales generalizados y procedimientos de la actividad mental cuyos fundamentos psicológicos se basan en las teorías de los signos del aprendizaje.

El modelo de enseñanza como dirección de la actividad psíquica a través de la organización de los alumnos por asignaturas vinculadas al lenguaje, tiene su base en las teorías operacionales del aprendizaje.

La enseñanza explicativa ilustrativa tiene su base en la teoría asociativa del pensamiento, además de emplear postulados aislados de diferentes concepciones psicológicas del aprendizaje, tomando fuerza dentro de ella la concepción conductista del proceso de enseñanza-aprendizaje.

La esencia de modelo tradicional de enseñanza explicativa ilustrativa está basada en que la asociación es más sólida mientras con mayor frecuencia se repita, tomando en cuenta el postulado, la repetición es la madre del aprendizaje, sobre el cual se basan los métodos tradicionales de la enseñanza. Al respecto M. I. Majmutov señala “ de este modo la didáctica tradicional no garantiza un desarrollo  eficaz de las capacidades intelectuales de los alumnos, precisamente porque se basa en las regularidades del pensamiento reproductivo” (18).

Precisamente, el pensamiento reproductivo constituye un primer escalón en el camino del desarrollo de las capacidades de los alumnos, cuyo objetivo superior es alcanzar un pensamiento creativo que los prepare para dar respuestas a las exigencias de un mundo donde el desarrollo tecnológico y la eficiencia productiva determinan la calidad de la producción y su comercialización.

Todos estos modelos de enseñanza no estaban en condiciones de garantizar un pleno desarrollo integral de los estudiantes. Por ello se comienza una búsqueda de nuevas concepciones teóricas que sustenten un tipo de enseñanza que tienda al desarrollo, caracterizada por:

·       La independencia cognoscitiva de los alumnos.

·       El carácter sistémico de los conocimientos que asimilan los alumnos.

·       La formación en los alumnos de operaciones intelectuales, modos y procedimientos de la actividad mental.

·       La formación y desarrollo de capacidades mentales.

Al respecto M. I. Majmutov expresa “La enseñanza implica el desarrollo de las capacidades intelectuales de los alumnos si al mismo tiempo se forman sus necesidades y motivos de estudio” (19).

Dentro de este tipo de enseñanza, que tiende al desarrollo, se enmarca precisamente, la enseñanza problémica, la cual tiene su basamento psicológico en la psicología del pensamiento, cuyos fundamentos  surgieron como consecuencia de los trabajos experimentales desarrollados por un grupo de psicólogos, encabezados por S. L. Rubenstein (20), la cual se fundamenta en la tesis de que el pensamiento se realiza como proceso de solución de problemas.

El propio S. L. Rubenstein ha expresado “ El pensamiento, en el auténtico sentido de la palabra, consiste en una penetración de nuevas capas de la existencia, de modo que se excava y se saca a la luz del día algo hasta entonces en ignotas profundidades, consiste en platear y resolver problemas del ser y la vida, consiste en buscar y hallar respuestas a la pregunta de cómo es en realidad lo que ha hallado, qué hace falta para saber cómo vivir y qué hacer” (21).

Otros autores también han recocido la peculiaridad del pensamiento de expresarse como solución de problemas, como son: D. Beriyne, A. V. Brushlinski, C. G. Gureva y I. S. Yakimenskaya (22).

En Cuba el Dr. A. Labarrere ha trabajado esta misma línea sobre las principales características del desarrollo del pensamiento y la incidencia que tiene en la actividad cognoscitiva de los alumnos, atribuyéndole gran importancia a la resolución de problemas como vía de manifestarse el pensamiento, expresado: “ La forma más peculiar  tal vez más importante para el hombre, bajo la cual se manifiesta el pensamiento es la solución y la formulación de problemas” (23).

Analizando las particularidades que se presentan en la solución de problemas, así como las exigencias intelectuales que planta la misma a los estudiantes, está claro que el alumno para responder a ellas, no puede permanecer de manera pasiva ante la solución de las mismas, sino que adopta una posición activa en la búsqueda, tanto de las vías de solución, como de los conocimientos necesarios para su solución.

Sólo cuando en el proceso de enseñanza-aprendizaje ante el estudiante aparecen barreras cognoscitivas que le impiden resolver la problemática planteada, le es necesario al alumno comenzar a pensar, generando motivos que le permitan acceder a los nuevos conocimientos. Estas barreras generan en los alumnos necesidades cognoscitivas que no son invariables y se desarrollan bajo diferentes factores sociológicos y pedagógicos. 

El desarrollo del pensamiento de los alumnos está estrechamente relacionado con sus necesidades, las cuales le son planteadas por la sociedad y el momento histórico concreto, en el cual se desarrolla y actúa.

Los marxistas consideran que el pensamiento no surge independientemente de las necesidades, sino que es un proceso en la vida integral del individuo, el cual según sus necesidades desaparece o se reproduce. Refiriéndose a lo antes expuesto A. V. Leontiev reconoce: “ El pensamiento al igual que cualquier otra actividad del ser humano, está condicionado por sus necesidades cuya existencia es la condición fundamental de su surgimiento y de su desarrollo” (24).

En Cuba se realiza en los últimos  años un trabajo encaminado a que la actividad de los estudiantes en las esferas afectiva y cognoscitiva tengan significación para su desarrollo ulterior, a través del vínculo con la vida, desde las asignaturas del currículo, todo lo cual contribuye a generar necesidades cognoscitivas en los educandos.

Estas necesidades no sólo son expresadas conscientemente de manera concreta por los individuos, sino a través de su actitud respecto al mundo exterior y las exigencias de la sociedad en la cual vive, se desarrolla y educa, expresadas en sus aspiraciones, intereses y convicciones, lo cual determina el importante papel que tiene la escuela y los demás agentes socializadores del proceso de enseñanza-aprendizaje, las cuales son llevadas a efectos por los docentes en el primer término desde el propio currículo. Todo lo antes expuesto ha sido expresado de manera clara   por M. I. Majmutov, “ El éxito de la enseñanza depende en gran medida del sentido que tenga el aprendizaje para el escolar, del papel que desempeñan los conocimientos adquiridos en su vida (motivos sociales), del interés que provoque un determinado material docente (motivos de aprendizaje)” (25). 

Existen dos conceptos dados en psicología, el de pensamiento reproductivo y el de pensamiento creador, este ha sido enfocado de diferentes formas, I. S. Vigotsky ha expresado “ El tipo reproductivo de actividad consiste en que el hombre reproduce o repite los procedimientos de conductas que ya se han creado y elaborado con anterioridad, el tipo creador de actividad se caracteriza por el hecho de que está encaminado a la creación de algo nuevo, no importa si es la creación de alguna cosa del mundo externo por medio de la actividad creadora, o si es por una estructura conocida de la inteligencia o del sentimiento que vive y se descubre sólo en la propia persona” (26).

Sobre la base del análisis del pensamiento creador, surge el concepto de creatividad, sobre el cual todavía quedan muchos puntos oscuros, una controversia acerca de qué es la creatividad, su génesis y mecanismos de acción. A. Minujin la define  como “ La capacidad de producir y comunicar nueva información, en forma de productos originales” (27).

Coincidimos con Majmutov cuando apuntó que lo más importante no es el concepto de creatividad, sino lo que aporta esta categoría para la compresión del proceso de aprendizaje del escolar y la transformación de la teoría de la enseñanza. Aunque no nos detengamos a realizar un análisis detallado de los componentes de la creatividad y la capacidad creadora, haremos referencia a los mismos, debido a al importancia que tiene el conocimiento de ellos, para llevar a efecto el proceso de enseñanza-aprendizaje de los alumnos. Estos son:

·       Componente volitivo-conductuales.

·       Componente afectivo-cognitivos.

·       Componente afectivo-motivaciones.

La necesidad de la creación y desarrollo de una teoría filosófica y psicológica de la creatividad está dada por la revelación de manera profunda de la esencia del proceso pedagógico y de la asimilación creadora, que permitan resolver el problema concerniente al desarrollo de la independencia cognoscitiva de los alumnos y de sus capacidades creadoras , lo cual fundamenta la necesidad de emplear métodos de la investigación científica de diferentes niveles, sobre los cuales se pueden estructurar métodos de enseñanza y aprendizaje que posibiliten el desarrollo del pensamiento de los estudiantes, permitiendo el desarrollo de las capacidades creadoras y la independencia cognoscitiva de los mismos.

Conclusiones:

Es precisamente sobre esta base psicológica que se enmarca la enseñanza problémica con su sistema de categorías y métodos que la distinguen como una enseñanza que tiende al desarrollo integral de los estudiantes, la cual se somete por los pedagogos  a un perfeccionamiento constante, teniendo en cuenta que el proceso de enseñanza-aprendizaje no consiste solamente en la asimilación por los estudiantes de conocimientos, sino también, asimilan los procedimientos de la actividad que encierran los conocimientos y la formación de convicciones y sentimientos en correspondencia con nuestra sociedad socialista.

Bibliografía:

1.    Alvarez  de  Zayas,  C. (1993). Escuela  para  Excelencia.  La Habana. MES.

2.    Alvarez de Zayas, C. (1992). La Escuela en la Vida. La Habana. MES.

3.    Blanco Sánchez, Ramón (1998). La orientación de la actividad cognoscitiva del estudiante. Material manuscrito. Dpto. Matemática. Universidad de Camaguey.

4.    Blanco Sánchez, Ramón (1997). Necesidad y fundamentos del desarrollo del pensamiento teórico de los estudiantes. Cuarta Conferencia de la Educación Superior. Universidad de Camagüey.

5.    Fuentes  González, Homero et al (1994). Dinámica  del  Proceso Docente-Educativo. S/e.

6.    García Miguel et al. (1990). Métodos activos en la educación técnica y profesional. La Habana. Pueblo y Educación.

7.    González O. Aplicación del enfoque de la actividad de perfeccionamiento de la Educación Superior. Cuba. Universidad de La Habana. Material impreso.

8.    Majmutov,  M. I. (1983). La enseñanza problémica. La  Habana. Ed. Pueblo y Educación.

9.    Martínez,  M. (1986). Categorías, principios y métodos de  la Enseñanza Problémica. Cuba. Universidad de La Habana.

10.  Rodríguez Junco, Teresa (1992). La enseñanza de la matemática para ingenieros militares. Tesis para optar por el grado científico de Doctor en Ciencias. La Habana. ITM.

11.  Ruiz Echevarría, Hilda (1995). El Proceso Docente Educativo. La Habana. MES.

12.  Ruiz Socarrás, José Manuel (1994). Los métodos de enseñanza en la Educación Superior. Revista Cubana de Educación Superior. (2)14 :121-124.

13.  Shividanenko,  D. et al. (1984). Algunas cuestiones sobre  la enseñanza  de la Matemática. Revista Cubana de  Educación  Superior. 4(4): 61.

14.  Talísina, N. F. (1992). La formación de las acciones cognoscitivas de los escolares. De. Ángeles. México.