Reflexiones sobre la Comunicación Pedagógica en las clases de laboratorios

Palabras Claves: comunicación pedagogíca, recursos verbales y no verbales, aprendizaje significativo, comunicación: unidireccional, bidireccional.

Resumen.

El trabajo presenta las reflexiones hechas sobre la comunicación pedagógica que se establece en el proceso de enseñanza – aprendizaje en específico en las clase de laboratorio de (ELECTROMAGNETISMO Y OPTICA). Se expresan las características generales de la comunicación, destacandose las diferentes fases que se manifiestan y  el tipo de interdependencia comunicativa que se alcanza.

Finalmente se señala la importancia de la caracterización de la comunicación pedagógica que se logra en las clases de laboratorio y la necesidad de una mayor preparación de los docentes en este aspecto del proceso de enseñanza - aprendizaje ya que las particularidades de esta forma de docencia, ofrece una magnifica oportunidad para tal desempeño de la labor docente educativa. 

I. Introducción.

El sentido de la educación es el de aprender a pensar, aprender a comunicarse y aprender a participar, desde esta perspectiva la educación  es un proyecto ético, pues posibilita las condiciones del crecimiento humano, por ello un profesor universitario debe estar preparado para poder abordar el desarrollo del proceso enseñanza – aprendizaje en la clase, según criterios desarrollado por Ramón Pérez (1992),  la clase es la forma de organización del proceso docente donde el maestro dirige la actividad cognoscitiva de un grupo de estudiantes, teniendo en cuenta las características de cada uno, los medios, los métodos, actividades evaluativas, objetivos propuestos con el fin de crear condiciones favorables a la asimilación de los conocimientos y al desarrollo de la personalidad, a partir de dimensionar una estrategia en la que se manifiesta un modelo teórico del curriculum, es por ello que en nuestro juicio en este proceso es necesario tener en cuenta la relación entre tres finalidades curriculares que ponen al estudiante en la condición de aprender ellas son: el desarrollo del pensamiento, la comunicación y la participación, y para que se desarrollen las mismas hay que considerar la unidad entre el pensamiento  y el lenguaje, el vinculo entre el conocimiento y la actividad a través del desarrollo del pensamiento, la comunicación y la participación.

Haciendo referencia al desarrollo de la comunicación, la cual es  la segunda finalidad curricular donde el lenguaje ejerce el oficio de contenido, pero lenguaje no entendido a la manera académica tradicional (fonemas, morfemas, estructuras simbólicas, etc) en el estudio de una lengua concreta, sino a la manera de la riqueza de las formas de vida de las comunidades humanas; para Alfonso Tamayo y Alberto Martínez  “ Hablar una lengua es practicar un sistema de vida, el lenguaje es cultura y va más allá de la semántica. Es también pragmatica, uso, vida”.

El significado de las palabras cumple una función, el pensamiento que está en el significado se expresa en la palabra y la palabra es un símbolo que se habla, se escribe, se gestualiza. La construcción simbólica del universo que nos rodea, la expresión de los sentimientos es la unidad del pensamiento y el lenguaje; luego para pensar bien hay que expresarse bien y viceversa.

El fenómeno de la comunicación no consiste en abordar el lenguaje como un producto ideal como ocurre en el “Modelo Sígnico” desarrollada por Sausurre, ni considerarse en la predeterminación de las posibilidades significativas que le fija el código del hablante y del oyente, sostenido por el modelo de Charles Sanders Pierce, sino que la comunicación consiste en determinar el tipo de relación significativa que se establece entre dos sujetos a partir de la consideración de los diversos mundos interactuantes: mundo socio – cultural, mundo subjetivo, lo que le da a la comunicación una estructura de contenidos y significados, por lo que podemos considerar  a la comunicación como el intercambio de mensajes y símbolos verbales y no verbales que interrelacionan  a dos o más sujetos en el interés mutuo de procurar su propio desarrollo.

La comunicación en la clase tiene la finalidad de producir aprendizaje, de manera que el docente tiene que buscar las vías, métodos, recursos verbales y no verbales para lograr estimular a través de significados la mente de los estudiantes e iniciar el intercambio. A critero de Luis Alfonzo (1995) el ejercicio comunicativo tiene como referente no sólo el contenido del texto ( diseño del curriculum), es preciso considerarlo también como las contigencias del “curriculum oculto” o contexto, lo que considerar las expectativas, las experiencias tanto de docente como estudiantes que puedan favorecer el curso de la comunicación o variarlo. La comunicación no sólo debe desarrollarse en un clima psicológico propicio, sino que la propia comunicación debe generar ese clima, pues sólo en una atmósfera de entendimiento puede lograrse la mutua influencia de docente – estudiantes y desarrollarse la comunicación formativa.

El proceso comunicativo  ciertamente trasmite información, pero si se queda en este nivel este proceso comunicativo no es pedagógico, pero una comunicación pedagógica exige la conversión de la información en formación. La información es un instrumento para involucrar a los participantes, pero tendrá que dejar de ser narrada para ser argumentada por todos y cada unos de los participantes. La información se socializa se dinamiza y provoca la participación, es decir la actividad pensada, el recurso de la intervención, aquí está presente la actitud consciente del estudiante a participar con su opinión o también con su actitud.

La comunicación expresa un valor humano incalculable pues reconoceremos en los otros la posibilidad argumental, por lo cual la autoridad del docente no se manifiesta por tener la verdad y evidenciar la ignorancia del estudiante, sino que su autoridad se expresa en su humanidad, en su capacidad expresiva, en la posibilidad de ir creando espacios comunes de identificación, de experiencia compartidas y de cierta atmósfera de complejidad.

En opinión de Sheila Galindo ( 1999), hay que comprender que la comunicación pedagógica es un proceso cosmovisivo y multifacético en tanto la información argumentada y socializada afecta lo volitivo, lo afectivo, lo cognoscitivo en un corte intrapersonal pero también incide en las relaciones interpersonales.

La comunicación pedagógica tiene que ser una comunicación para el desarrollo; Fernando González plantea que  “ Es necesario desarrollar un soporte cosmovisivo que apoye una cultura de la comunicación y parte esencial de este soporte es comprender la comunicación como proceso abierto, de enriquecimiento mutuo entre quienes participen, cuya riqueza principal es la propia calidad del proceso” 

Una comunicación argumentada provoca: respeto hacia los otros, necesidad de los otros, aprender del otro, ayuda mutua, entendimiento, necesidad de superación para decir, para exponer, para convencer, reconocimiento de nuestras insuficiencias, de nuestras limitaciones, capacidad de desarrollo de la crítica y la autocrítica, la generosidad, la solidaridad, la confianza en si mismo, ect.

Una comunicación en la que la información se quede en ese plano, una comunicación en la que se considera al receptor como ente pasivo o incapaz de aportar, una comunicación que no despierte la inquietud y que se de todo por hecho, una comunicación plana, monocorde, poco atractiva, ininteligible, sofisticada, distanciada de las vivencias del ser humano y de las experiencias de la vida no podrá ser una comunicación para el desarrollo.

 Así, comunicación y enseñanza estan estrechamente vinculados ya que cualguier proceso de enseñanza es un acto comunicativo, por lo que el adecuado manejo de una repercute en la eficacia de la otra. Ambas se relacionan doblemente, por una parte, la enseñanza es un acto comunicativo y por otra, una de las funciones de la enseñanza es la de desarrollar capacidades comunicativas. Esta dualidad bidireccional se puede ver agredida por barreras que obstaculizan la comunicación y por ende se deben buscar mecanismos que atenuen estos efectos que pueden aparecer en el proceso de enseñanza.

Para adordar el tema en nuestro contexto expondremos reflexiones sobre la comunicación pedagógica que se establecen en la clase de laboratorio, desarrollada medinate  tres modalidades: Frontal, por Ciclos y Virtuales en la asignatura de Física (ELECTROMAGNETISMO Y OPTICA).

Desarrollo.

II. Caracteristicas Generales de las clases de Laboratorios:

Esta actividad tiene un carácter específico, que está dado por el grado de relación con el trabajo de investigación, con el vínculo directo e inmediato con la práctica profesional y por la mayor incidencia en la formación de hábitos de trabajo y la adquisición de habilidades.

Las clases de laboratorios de la asignatura señalada se desarrollan con grupos de aproximedamente 15 estudiantes. En los casos señalados, se orienta con antelación la autopreparación o estudio individual de cada actividad docente y se realiza la comprobación o evaluación correspondiente, teniendose en cuenta el proceso simbólico.

II.1. Comunicación Pedagógica en la clase de laboratorio  Frontal:

En estas actividades, lo común con otras formas de docencias se da en las fases introductoria y de orientación pero solo en cuanto a la distribución tradicional de la sala de clases. Sin embargo, estas fases se diferencian de las otras formas de docencias en que se pueden crear mayores espectativas ya que se proponen interrogantes que van a corraborarse en la práctica, la comunicación puede ser más estimulante y persuasiva y la orientación debe ser muy precisa. La comunicación en está fase inicialmente es unidireccional pero después se caracteriza por un diálogo donde se discuten las dudas y la secuencia de la técnica operatoria.

Gran importancia tienen los medios utilizados en la primera clase de laboratorio, por contener los mensajes necesarios para facilitar el aprendizaje, ya que se les muestran y explican los equipos que van a emplear. Este aspecto facilita la adquisición de los hábitos y habilidades propuestos en la asignatura y la fase de desempeño en la que se desarrollará la parte experimental. En esta fase el rol del docente es muy activo, debe haber una buena interacción personal entre el docente y los alumnos de tal forma que se obtenga un desarrollo paulatino de las capacidades del educando a travéz del intercambio que se produce en la acción docente, lo cual propicia que se logre la fase de retroalimentación; cumplimentándose así las fases de pecepción visual, decodificación, evaluación y una comunicación simétrica caracterizada por una recíproca asunción de rol, en el cual el emisor se sitúa en el papel de receptor y éste a su vez, en el de emisor.

II.2. Comunicación Pedagógica en la clase de Laboratorio por Ciclos.

La primera actividad a desarrollar es la conferencia introductoria, donde se proporciona al alumno informaciones y orientaciones necesarias sobre el contenido que será abordado en cada práctica, así como, se le explica el funcionamiento y las características fundamentales de los equipos con el cual trabjará,  estos se les muestran y se les permiten manipularlos, ya que el canal visual es el que más contribuye a la fijación de conocimientos. El docente debe valorar previamente el monto de información que se brindará al estudiante, ya que no se pretende “ATIBORRARLO” de conocimientos, ni captar su atención con informaciones  que para él no resultan significativas, sino dotarlo, mediante una comunicación desarrolladora, de los métodos y medios indispensables que estimulen en él su capacidad de trabajo independiente.

Al comenzar la actividad prática se realiza una entrevista a cada estudiante, donde él explica de la práctica concreta a desarrollar sus aspectos fundamentales, basándose en las orientaciones recibidas y en su estudio independiente. Esta actividad se caracteriza por constituir un diálogo abierto, a travéz de preguntas que llevan implícito un lenguaje técnico apropiado para evitar los ruidos semánticos y obtener a la vez por parte del receptor, respuestas que apelen a su inteligencia, creatividad y dominio del contenido, con un código o lenguaje común para ambos.

Una vez concluida esta primera etapa, comienza la fase de desempeño experimental que debe realizarse en cada práctica, aunque precedida de una muy breve fase introductoria y de orientación, dirigida a la situación experimental que cada equipo de estudiantes enfrentara en el ciclo que desarrolla. Durante la etapa experimental se trata de lograr que el estudiante trabaje con el mayor grado de independencia posible, sin obviar el rol activo del profesor que debe administrar situaciones generadoras de aprendizaje, a travéz de una adecuada estratégia de comunicación. La importancia de esta fase radica en la retroalimentacióñ que se establece entre emisor y receptor, que lejos de interrumpir el orden aparente de la clase, proporciona una comprensión más integral del fenómeno que se analiza.

Por último, tiene lugar la etapa considerada por muchos autores como V Gonzáles Castro (1989), José Luis Aranguren (1986),  Fernando González Rey y otros, la más crítica en la comunicación pedagógica de estas clases. Se trata de la discusión del informe de laboratorio, con lo cual se completan los criterios para ofrecer la evaluación final del estudiante. Se debe tener especial cuidado en el balance cuantitativo y cualitativo de la evaluación, puesto que un desequilibrio en el puede producir la evasión mental del estudiante del proceso comunicativo, con funestas consecuencias para lograr un aprendizaje significativo.

Otro aspecto a tener en cuenta en esta atapa de la práctica es el adecuado uso del canal no verbal que desde el punto de vista psicologíco influye en el estudiante pues puede favorecer la decodificación del mensaje hasta su grado más alto o por el contrario, crear barreras comunicativas que lo entorpecen.

II.3. Comunicación Pedagógica en la clase de Laboratorio Virtual.

La conferencia introductoria constituye la actividad inicial a partir de la cual comienza el proceso de comunicación pedagógica. En este instante el profesor debe tener presente que iniciará un proceso en el cúal él será comunicador por excelencia y que tiene como objetivo captar la atención de los sujetos para poder propiciar las reflexiones en los mismos y de esta forma la información presentada le sea significativa, está debe ser clara, breve, concisa, enriquecedora,  al mostrarle las estrategías de trabajo deberá explicar en detalle el software educativo que se empleará y como pueden trabajar con el mismo, a su vez dejará claro las vías de control de los resultados.

Al ser esta una actividad virtual puede ser realizada en cualquier momento por el estudiante y al obtener sus resultados se propiciará el diálogo e intercambio.

El objetivo del período de discusión es llevar a cabo una interacción provechosa, esta no se limita a presentar los resultados ni a realizar una confrontación de preguntas y respuestas, está interación se basa en críticas o modificaciones que el estudiante propone, en la defensa de su práctica, la que se reliza mediante el diálogo con otros estudiante y en grupos de discusiones, donde se redirigen los análisis con la finalidad de enriquecer el conocimiento.

Este periodo conclusivo puede estar afectado por barreras que obstaculizan la comunicación como por ejemplo el ruido, la iluminación, el mobiliario aspectos que deben ser atenuados.

III. Valoración del proceso de comunicación en las modalidades de clases de laboratorio.

Al analizar esta actividad docente desde el punto de vista de las características de la comunicación, resalta la significación de la intencionalidad de la comunicación pedagógica que se establece con el propósito de producir aprendizaje, lo cual en este caso se relaciona con el cumplimiento de algunos de los principios básicos de la didáctica: vínculo de la teoría y  la práctica y de lo concreto y lo abstracto.

Un aspecto notable es el relacionado con el proceso de intercambio de mensajes entre profesor y alumno según el cual se establece la interacción a travéz de diferentes niveles de interdependencia. Se puede observar en cada actividad docente así como a lo largo del curso práctico, diferentes formas de comunicación: unidireccional, bidireccional que evolucionan hasta la forma de asunción de rol recíproco.

Es de señalar que al desarrollar las clases de laboratorio en forma de ciclos y virtuales se manifiesta también como otro elemento que enriquece el proceso, una mayor comunicación entre los propios estudiantes,en su equipo de trabajo y con otros grupos.

Es de destacar, por su importancia, el proceso de intercambio de símbolos que se produce en la relación pedagógica de intercambio de experiencias mutuas. Para que se produzca la comunicación es necesario compartir un mínimo campo de experiencias.

IV. Conclusiones.

1.      Se destaca por su importancia la necesidad de trazar una correcta estrategía de comunicación con vista a lograr convenientes niveles de retroalimentación, para reconducir el proceso de enseñanza.

2.         El docente debe dominar los elementos básicos para desarrollar un adecuado nivel de  comunicación.

3.      Se debe propiciar espacios de discusiones conjuntas con  la finalidad de mejorar el manejo y la adquisición del vocabulario, como parte importante del desarrollo de la expresión oral, para no caer en el empobrecimiento del vocabulario.

V. Bibliografía.

1.      Alfonso Ramírez, Luis. (1995). Comunicación y Pedagogía. Revista Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Nueva Epoca. Santa Fé de Bogotá. D.D. mayo, p 73.

2.      Aranguren, José Luis (1974). La Comunicación Humana. Editorial Tecnos. Madrid.

3.      Galindo Delgado,  Sheila (1999) Tesis doctoral. Aproximación a un enfoque socio- político en la formación de valores morales en los jóvenes a través del Proceso de Enseñanza – aprendizaje en la Educación Superior Cubana. CDICT.UCLV.Santa Clara. Cuba.

4.      González Castro. V (1989). Profesión: Comunicador. Editorial Pablo de la Torriente. La Habana.

5.      González Rey, Fernado. La comunicación educativa, su manejo en la institución escolar. Curso 8.Editorial Pueblo y Educación. Habana, p.8.

6.      Heinemann,P (1980). Pedagogía de la Comunicación no verbal. Editorial Herder. Barcelona.

7.      Pérez Pérez, Ramón (1992). Diseño Curricular. Barcelona.

8.      Ruíz Iglesia, Magalis (1999). Didáctica del enfoque comunicativo. Editorial Pueblo y Educación. Habana.

9.   Tamayo, Alfonzo y Matínez, Alberto. Etica y Educación: Aportes a la polémica sobre los valores. Mesa Redonda. Magisterio. Santa Fé de Bogotá. Colombia,S.A. p 36